BBVA alcanza 9.000 millones de euros de margen neto en nueve meses

31-10-2012


El beneficio del Grupo BBVA durante los nueve primeros meses del año alcanzó los 1.656 millones de euros (-47,3%), tras completar dos tercios de las provisiones enmarcadas dentro del perímetro de la reforma financiera sobre riesgo inmobiliario acometida en España. El margen neto, clave para hacer frente a saneamientos, se situó en 9.000 millones de euros entre enero y septiembre, un 16,1% más que en el mismo periodo de 2011.

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, destacó la solidez de las cuentas trimestrales: “reflejan una gestión integral y equilibrada de las cuatro palancas fundamentales del negocio bancario: resultados, riesgos, solvencia y liquidez".  

Como novedad, Unnim -entidad financiera adquirida por BBVA- está integrada en las cuentas del tercer trimestre de 2012.

El margen de intereses se situó en 11.220 millones de euros (+16,0%) en los nueve primeros meses del año, impulsado por el buen desempeño de todas las geografías en las que opera el Grupo BBVA.

Imagen AC 3t12

El margen bruto avanzó entre enero y septiembre un 13,6%, hasta 17.103 millones de euros. El margen bruto recurrente, que excluye los ingresos de operaciones financieras y dividendos, se expandió un 14,0% hasta los 15.564 millones de euros. El crecimiento de los ingresos se apoyó en una equilibrada diversificación entre los mercados emergentes y los desarrollados, que aportaron un 57% y un 43% del margen bruto, respectivamente. Además, los ingresos crecieron por encima de los gastos, lo que permite a BBVA seguir manteniendo posiciones de liderazgo en eficiencia.
El margen neto se situó en 9.000 millones de euros entre enero y septiembre, un 16,1% más que en el mismo periodo de 2011. El margen neto generado en promedio por trimestre fue 1,4 veces la totalidad de los saneamientos crediticios e inmobiliarios realizados en el periodo y 2,4 veces  estas dotaciones si no se tienen en cuenta las enmarcadas en los reales decretos.
El plan de BBVA para absorber en 2012 la totalidad del impacto en el mercado de la reforma financiera en España sigue su curso. A septiembre, los saneamientos del riesgo inmobiliario identificado en el perímetro de los reales decretos de febrero y mayo totalizan 2.869 millones de euros.
La cuenta de resultados de los nueve primeros meses de 2012 presentó un beneficio atribuido de 1.656 millones de euros (-47,3%), que ascendió a 3.345 millones (-3,8%) si se excluyen los saneamientos relacionados con los reales decretos aprobados en España y el impacto positivo del fondo de comercio (badwill) de Unnim.

Los indicadores de riesgo se mostraron contenidos. La tasa de mora del Grupo BBVA se situó en septiembre en un 4,8% y la cobertura en un 69% tras incorporar Unnim a la cuenta de resultados.

El test de estrés de Oliver Wyman a las entidades financieras españolas certificó la solidez de BBVA. En el escenario más adverso considerado en su análisis, BBVA tendría un exceso de capital de más de 11.000 millones de euros sobre el mínimo exigido. En este sentido, a cierre de septiembre el capital de máxima calidad superó el 9% según el criterio de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés), en línea con su recomendación. La ratio era del 10,8% según la normativa actual de Basilea.

BBVA ha dado cuenta de su facilidad y buenas condiciones para financiarse en los mercados mayoristas con varias emisiones de deuda en el tercer trimestre, que sumaron 6.700 millones de euros entre el balance euro y el resto de geografías. Estos niveles de liquidez sitúan al banco en una confortable posición para impulsar su actividad en el futuro.

En el análisis de las cuentas por áreas de negocio, España sale reforzada tras la compra de Unnim y los avances en la reestructuración del sistema financiero. El margen de intereses continuó una tendencia creciente desde finales del año pasado y se elevó a 1.271 millones de euros en el tercer trimestre (+16,1% interanual) mientras el incremento en los nueve primeros meses fue de un 8,0% hasta los 3.571 millones de euros. El área ganó cuota de mercado tanto en créditos (111 puntos básicos) como en depósitos más pagarés (195 puntos básicos). La tasa de mora se situó en 6,5% tras la incorporación de Unnim, mientras la cobertura mejoró hasta el 59%. El resultado atribuido fue de -532 millones de euros, cifra que, sin el impacto de la reforma financiera, ascendió a 848 millones de euros.

La aportación de Eurasia al Grupo BBVA siguió creciendo. A 30 de septiembre, el margen bruto ascendió un 22,2% hasta 1.624 millones de euros, provenientes de Turquía (un 41%), Asia (un 31%) y el resto de Europa (un 28%). El beneficio atribuido del área aumentó un 13,0% hasta septiembre, situándose en 813 millones de euros.

La franquicia de BBVA en México, líder del mercado, generó un elevado volumen de ingresos. El margen de intereses aumentó un 8,5% a tipos de cambio constantes hasta 3.079 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Asimismo, el margen bruto recurrente avanzó un 8,3% hasta 4.217 millones de euros constantes. Los indicadores de riesgo se mantuvieron contenidos, con una tasa de mora del 4,1% y una cobertura del 107%. El área ganó 1.300 millones de euros constantes en el periodo (+4,0%).

América del Sur se benefició del gran dinamismo de la actividad financiera en la región. La inversión crediticia subió un 20,4% y los recursos en balance, un 20,1%. La franquicia impulsó un 25,6% a tipos de cambio constantes el margen de intereses (hasta 3.087 millones de euros) y un 22,7% el margen bruto (hasta 4.278 millones de euros). Además, mejoró la eficiencia y presentó excelentes indicadores de riesgo. La tasa de mora fue un 2,2%, con una cobertura del 142%. El beneficio atribuido ascendió un 24,1% a tipos de cambio constantes hasta 1.014 millones de euros.

En Estados Unidos destacó la mejora del pasivo y la tracción de la inversión crediticia. La calidad crediticia continuó mejorando: la ratio de cobertura fue un 94% y la tasa de mora, un 2,4%. La franquicia de BBVA Compass empieza a diferenciarse de sus competidores locales en variables diversas como el crecimiento de los préstamos y el capital. El resultado atribuido creció un 29,3% a tipos de cambio constantes, hasta 341 millones de euros.

Un trimestre más, la actividad mayorista del banco resistió a la adversidad del entorno, a diferencia de la media de sus competidores. El margen bruto de Corporate and Investment Banking (CIB) se elevó un 6,0% a tipos de cambio constantes hasta 2.067 millones de euros. El negocio mayorista generó un beneficio atribuido de 819 millones de euros (-0,4%).

Otras noticias

Ir a histórico de noticias >>