Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 13 jun 2016

1-0. Piqué ilumina el estreno de España en la Eurocopa

España comenzó su periplo por tierras galas con victoria frente a la República Checa. La selección dirigida por Vicente Del Bosque sufrió pues el muro preparado por los checos se sostuvo hasta que Gerard Piqué inauguró el electrónico en el minuto 86 de partido regalando los tres primeros puntos a los actuales campeones.

El partido comenzó con ritmo, con ambos conjuntos buscando a De Gea –titular en detrimento de Iker Casillas- y Petr Cech. La primera ocasión clara la tuvo Morata pero aunque el meta checo desbarató la acción, el árbitro la anuló a instancias del linier.

Poco a poco España se fue haciendo con el control del juego mediante una presión adelantada y buenas triangulaciones pero el posicionamiento táctico ideado por Pavel Vrba inutilizaba el entramado ofensivo nacional.

Silva ponía el fútbol y Morata de nuevo la ocasión más clara. El todavía delantero de la Juventus se erigía como el jugador más peligroso del combinado español. Los minutos pasaban y la posesión del esférico era prácticamente española dejando las contras para la República Checa aunque la defensa comandada por Sergio Ramos y Piqué siempre estaba atenta.

A la media hora de juego, Morata recibe escorado dentro del área y amaga para zafarse de la marca para después chutar al palo largo y encontrar la manopla de Cech en lo que fue otra gran ocasión para que España inaugurase el marcador.

Como era previsible en el guion ideado por Del Bosque, el balón y las ocasiones eran de la actual campeona de Europa pero el espigado portero del Arsenal se convirtió en el mejor jugador checo en el primer tiempo.

Los jugadores españoles celebran el gol conseguido por Piqué | Foto: EFE

Tras las consignas de los entrenadores, España salió convencida y dispuesta a marcar desde el primer minuto de juego. Nolito y Morata pusieron en apuros de nuevo a Cech pero la diosa Fortuna era esquiva con la selección.

El equipo echaba en falta el talento de Cesc, desaparecido en el primer acto y las internadas de Nolito. Los laterales, Jordi Alba y Juanfran apenas se sumaban ni irrumpían por sorpresa pero España poco a poco fue ganando metros y encerrando a los checos en apenas treinta metros.

El tiempo volaba para España pero los checos avisaban a balón parado y De Gea se mostraba seguro en su primer partido como titular en un gran torneo. Del Bosque movía fichas en ataque. Aduriz reemplazaba a Morata buscando más punch en ataque.

Tras el cambio, los checos tuvieron dos claras ocasiones para ponerse en ventaja pero no concretaron y España volvió a irse arriba disfrutando de buenas ocasiones. Cesc dejaba su plaza a Thiago y la selección cuajaba sus mejores minutos tras los sustos recibidos.

Los nervios irrumpían y el partido entraba en los diez últimos minutos. El empate no era suficiente por los méritos exhibidos en el césped y los checos buscaban el pitido final atrincherados en el balcón del área. Pero todavía había tiempo para soñar y la conexión azulgrana entre Iniesta y Piqué certificó el gol de la victoria.

Recibió el héroe de Sudáfrica escorado fuera del área y metió un balón que dejó sin respuesta a Cech, que no supo si salir y optó por quedarse, y emergió Gerard Piqué para cabecear a la red y regalar la primera victoria en la Eurocopa de Francia a la actual campeona.

Otras historias interesantes