Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 02 ago 2016

2-1. Croacia deja a España sin liderato y la cita con Italia en octavos

Croacia celebra el penalti parado a Sergio Ramos | Foto: EFE
Santiago Romero (BBVA Creative)

España cierra la fase de grupos con derrota. Un tanto croata en el tramo final de partido condena a la ‘Roja’ al lado más duro del cuadro y a jugar con Italia en octavos de final. Los croatas se aupan al liderato del grupo en un choque en el que demostraron su calidad y fortaleza. Morata adelantó a la selección española pero Kalinic y Perisic voltearon el marcador. Con empate, Sergio Ramos marró un penalti. El duelo con los italianos será el próximo lunes 27 de junio a las 18 horas en París.

El partido comenzó con una lucha sin cuartel en el centro del campo. España no encontraba a Iniesta y Silva ante la maraña croata en la medular. Sin Modric, lesionado, Croacia alineó a Badelj, Rog, Pjaca y Perisic, dejando a Rakitic cerca del punta, Kalinic. Un planteamiento que daba sus frutos en el arranque e incluso dejaba dos sustos para la defensa española.

En esa confusión española, en la primera vez que conectaron Silva y Cesc llegó el primer tanto del partido. El canario dio un espectacular pase al desmarque de Fábregas, que superó con una vaselina la salida de Subasic y Morata remachó en línea de gol. Minuto cuatro y tercer gol para el recomprado por el Real Madrid, demostrando sus credenciales.

España abría el marcador tras un mal inicio y en la primera combinación de calidad. Un tanto que frenó el ímpetu croata e hizo que la Roja mostrara su mejor cara. La del toque, movimiento y verticalidad. Eso sí, duró poco. Croacia no quería ser una mera comparsa española. Kalinic aprovechó un error en la salida de pelota española para exigir por primera vez a De Gea.

Sin dejar la portería, un error de concentración del meta titular español estuvo muy cerca de darle la igualada a Croacia. Kalinic le robó la cartera a De Gea y la vaselina de Rakitic desde fuera del área se estrelló en el larguero. Se encargó la UEFA de exhibir con el ojo de halcón que la pelota no había entrado. Susto serio para España que no podía permitirse el lujo de la relajación.

De Gea se lamenta tras el empate de Croacia | Foto: EFE

De Gea no pudo mantener su portería a cero ante Croacia | Foto: EFE

El partido no daba tregua y España no era capaz de domar el desarrollo del juego. Pese a que David Silva estaba muy inspirado y Cesc muy enchufado, España llegaba al área contraria pero mostraba problemas en defensa. Con la pelota todo era como lo visto hasta ahora pero sin ella, sufría un poco más.

También influía el buen trato y profundidad que le intentaba dar Croacia a su juego. Sin duda alguna, la selección croata ha sido el escollo más duro al que se ha tenido que enfrentar la Roja hasta ahora. Trataban los de Del Bosque de dormir el partido y llegar al descanso con ventaja. Pero sus deseos no se cumplieron.

En el 44 de la primera parte, centraba Perisic para que Kalinic, libre marca en el área pequeña, igualara la contienda. Llegaba al descanso un partido loco en el que España demostraba su superioridad con la posesión pero mostraba cierta fragilidad sin ella.

La segunda parte no cambiaba mucho el decorado. Croacia no renunciaba al ataque y España seguía amasando la pelota pero sin crear gran peligro. Sí lo creaban los croatas, que agobiaban a la Roja obligando a De Gea a emplearse a fondo tras la salida de un córner.

Ramos marró un penalti y Perisic complica el camino de España

Del Bosque reaccionaba metiendo en el campo a Bruno y quitando a Nolito. El partido era un toma y daca. En el 65′ la tuvo Ramos de cabeza pero su remate salió besando el palo. La jugada clave, justo seis minutos después. El sevillano marraba desde los once metros. Subasic adivinó el lanzamiento centrado del madridista para dejar el partido como estaba.

Perdió España una buena ocasión de cerrar el partido y la primera fase con pleno. Un panorama que pasó de la tristeza a la desolación. Perisic daba la victoria a Croacia tras un contraataque veloz que la ‘Roja’ no pudo frenar.

Tuvo Silva una última ya fuera de tiempo pero sin premio. Los chicos de Del Bosque se meten en problemas: Italia espera en octavos y se sitúan en la parte del cuadro más complicada con selecciones como FranciaAlemania o Inglatera. De hecho, los actuales campeones del mundo serían su hipotético rival en cuartos y los anfitriones en semifinales. Aunque eso será otro cantar, primero deberán evitar la vendetta italiana.

Otras historias interesantes