Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

2018: un año de logros en la transformación de BBVA

Biometría, inteligencia artificial, ‘blockchain’. Son solo algunas de las tecnologías que el banco ya está empleando para cambiar la forma de relacionarse con sus clientes, ofrecer nuevas experiencias y agilizar procesos. La adopción de tecnología y la colaboración con el ecosistema ‘fintech’ están situando a BBVA a la cabeza de la transformación digital del sector financiero. Pero ya no se trata de una visión de futuro, sino de la ejecución de proyectos con resultados tangibles. Estos son algunos de los más destacados de 2018.

El avance digital de BBVA en 2018 ha tenido a la metodología ‘agile’ como compañera de viaje. Esta nueva forma de trabajar, que comenzó a integrarse en el Grupo hace varios años y ha sido ampliamente adoptada en 2018, permite entregar de forma constante resultados y soluciones globales para los clientes, en todo el mundo y en tiempos más cortos.

De hecho, 2018 ha significado un punto de inflexión para la globalidad de BBVA gracias al lanzamiento de su plataforma de banca móvil global, que garantiza la creación de funciones de banca móvil globales de forma más ágil, rápida y eficiente gracias a la reutilización de componentes. Este año la plataforma se ha lanzado en México y Uruguay y llegará a más países próximamente, como Perú. Esto permitie a BBVA trasladar lo mejor de sus diseños, funcionalidades y experiencias a todas partes del mundo donde está presente.

La apuesta decidida de BBVA por desarrollar las mejores soluciones para gestionar sus datos y sus finanzas ha vuelto a situar al Grupo en lo más alto de la banca móvil mundial en 2018. La firma Forrester Research situó a BBVA como líder entre las nueve mejores entidades con ‘apps’ de banca móvil a escala global. Este reconocimiento llegó unos meses después de ser reconocida también en la banca móvil en Europa. Garanti, el banco de BBVA en Turquía, obtuvo la segunda posición en el informe mundial.

En el reconocimiento de BBVA tuvo una gran incidencia el agregador de cuentas y tarjetas para particulares y también para empresas. Un nuevo servicio que además integra esta información en Bconomy, la herramienta que analiza los ingresos y los gastos de los usuarios para realizar un diagnóstico de su salud financiera.

La carrera encabezada por BBVA para revalidar –por segundo año consecutivo– el número uno en la banca móvil mundial, ha estado repleta de nuevas funcionalidades, tan básicas como obtener un certificado ‘online’ hasta domiciliar recibos con solo una foto. También se han incorporado soluciones más disruptivas basadas en datos como BBVA Valora y BBVA Valora View; BBVA Baby Planner o BBVA Invest. Y sin olvidar el refuerzo de la seguridad gracias a las alertas en tiempo real o la posibilidad de que los clientes en España puedan pagar con Apple Pay.

La biometría, el fruto de la colaboración

Este año, BBVA también ha puesto su foco, mejor dicho su mirada, en mejorar el proceso de alta a través de los canales digitales, que ahora pueden darse de alta en BBVA a cualquier hora y en cualquier lugar con solo enviar una fotografía y un vídeo. Una mejora destacada fruto del trabajo de colaboración de BBVA con Veridas (la ‘startup’ formada por BBVA y Das-Nano).

La tecnología de Veridas también ha hecho posible el lanzamiento de los ‘pagos invisibles’ en Ciudad BBVA. En la sede central en Madrid, los empleados ya pueden realizar pagos mediante reconocimiento facial, basados en biometría e inteligencia artificial. En esa línea, este verano BBVA también puso a disposición de sus clientes el reconocimiento biométrico por iris.

selfie-go-biometria-ciudad-bbva-2_opt

Un usuario utiliza el sistema de reconocimiento facial para pagar su menú en un restaurante de Ciudad BBVA gracias a la biometría y la inteligencia artificial. Para ello, los usuarios tan solo necesitan descargarse la ‘app’ y registrar su ‘selfie’ y mirar a la pantalla para que el sistema reconozca su cara.

Un año donde la voz también ha cobrado protagonismo. Entre otras funcionalidades, para localizar el cajero más cercano, hablando con el teléfono móvil a través de Alexa, Siri o Google Assistant, los asistentes virtuales de las principales marcas. Además, el ‘chatbot’ de BBVA, lanzado en 2017, ahora permite además enviar dinero y consultar el saldo de las cuentas.

Además, la inclusión financiera es un elemento que también se ha sumado a la extensa oferta digital que tienen los clientes de BBVA. La nueva ‘app’ BBVA para todos es una solución basada en una tecnología que permitirá a las personas ciegas, con discapacidad física o intelectual leve operar en todos los cajeros del banco.

Datos para ofrecer más al cliente

El año 2018 ha sido un año clave para aprovechar el potencial de los datos y tecnologías como la inteligencia artificial para entender mejor qué necesitan sus clientes y ofrecer mejores servicios personalizados. Pero aún más importante, 2018 ha servido para reforzar el compromiso con la protección y el uso de responsable de estos datos, que tienen que servir para generar nuevas oportunidades y dar un mejor servicio, siempre con el consentimiento del cliente y pensando siempre en poner sus necesidades en el centro del negocio.

Por ello, la protección de los datos es un tema crucial, desde el punto de vista del cliente y especialmente dentro de una empresa digital como BBVA. Desde el 25 de mayo de 2018, el banco aplica la nueva norma europea de protección de datos (GDPR).

Así aplica BBVA el nuevo GDPR.

Una nueva regulación cuya piedra angular es el consentimiento de los clientes, que ha de ser libre, informado, inequívoco y prestado mediante una clara acción afirmativa. Además, debe ser tan sencillo otorgarlo como retirarlo. BBVA se adelantó a esta nueva normativa designando un delegado de protección de datos en octubre de 2017 y fue además el primer banco, y de las primeras empresas en España, en comunicarlo a sus clientes.

‘Blockchain’ y colaboración

En 2018, BBVA ha continuado realizando pruebas piloto con esta tecnología para seguir explorando las mejores soluciones disponibles en el mercado. Además, este año se ha puesto el foco en la colaboración con grandes clientes corporativos, con quienes se han llevado a cabo pilotos pioneros en el mundo.

BBVA también ha seguido reforzando su participación en el ecosistema ‘blockchain’ a través de su participación en los principales consorcios internacionales

En este sentido, el pasado abril BBVA e Indra concluyeron con éxito la primera operación que facilita la negociación y la firma de un préstamo corporativo utilizando ‘blockchain’ a nivel mundial. Poco después se firmó un acuerdo con Repsol para el desarrollo conjunto de soluciones financieras basadas en esta tecnología y se cerró la primera operación de una línea de crédito (RCF, ‘revolving credit facility’, por sus siglas en inglés) utilizando la tecnología DLT. Más recientemente, el pasado mes de noviembre, el banco volvió a hacer historia al liderar el primer préstamo sindicado del mundo que utilizaba esta misma tecnología en una operación con Red Eléctrica Corporación.

BBVA también ha seguido reforzando su participación en el ecosistema ‘blockchain’ a través de su participación en los principales consorcios internacionales y ha repetido por segundo año como miembro en el Comité de Gobierno de Hyperledger, uno de los mayores consorcios internacionales.

Innovación abierta y ecosistemas

BBVA también ha seguido dando pasos para situarse a la cabeza de la banca abierta (open banking) con el lanzamiento en EE. UU. de la primera plataforma de ‘Banking as a Service’ en el país, BBVA Open Platform; tras haber sido pionero en España con la puesta en marcha de BBVA API_Market.

Estos servicios son producto de la apuesta por una nueva forma, más abierta y colaborativa, de enfocar el proceso de transformación digital de la banca, tanto a través de la colaboración con otras entidades del sector, como con firmas tecnológicas de otros sectores, grandes clientes y ‘startups’. El objetivo es garantizar que aquellos que quieran ofrecer nuevos productos y servicios a los clientes cuenten con el apoyo necesario para conseguirlo y, así, poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era.

De hecho, uno de los pilares constantes de la estrategia de innovación abierta es Open Talent, que este año ha celebrado su décimo aniversario. Una vez más, la iniciativa ha reunido a cientos de ‘startups’ en busca de las mejores soluciones de tecnología financiera para transformar el sector. Los premios de este año, que se entregaron durante la celebración de la cumbre BBVA Open Summit, fueron para las firmas Sedicii, Dunforce y ChargeAfter.

ganadores bbva open talent 2018 sedicii dunforce chargeafter startups emprendiemiento recurso bbva

Los ganadores de BBVA Open Talent.

La colaboración con las firmas ganadoras y finalistas de esta competición a través de pruebas de concepto y pilotos es de gran importancia para BBVA. De hecho, 2018 ha sido un año decisivo para hacer más eficientes los procesos que desarrolla junto con estas y otras ‘startups’ para implementar nuevos productos y servicios digitales en beneficio de los clientes.

Por eso, este año el banco ha querido ir un paso más allá y ha creado BBVA Open Marketplace, una plataforma digital en la que las ‘startups’ de todo el mundo pueden entrar en contacto directo con las unidades de negocio para iniciar proyectos de colaboración.

Como resultado de su trabajo con el ecosistema emprendedor, en 2018 BBVA ha sido reconocido por segundo año consecutivo como una las 36 grandes empresas líderes en poner en marcha proyectos conjuntos con ‘startups’ por la Comisión Europea.

Incubar, invertir y apoyar

Pero para BBVA también es de gran importancia generar proyectos disruptivos desde dentro del sector bancario, lo que hace posible gracias al lanzamiento de sus propias ‘startups’. Este año, el área de New Digital Businesses ha lanzado tres nuevas compañías: Azlo, que ofrece servicios de banca digital a emprendedores y pequeñas empresas en EE. UU; Denizen, una firma que ofrece una cuenta bancaria para expatriados; y Upturn, una solución para ayudar a los usuarios a corregir los errores en sus historiales crediticios en EE. UU.

En cuanto a las inversiones, BBVA ha reforzado su participación en Atom Bank, el banco móvil de Reino Unido, con una inversión de 97 millones de euros. El Grupo también ha invertido en solarisBank, una firma ‘fintech’ alemana que ofrece servicios bancarios para terceros a través de APIs.

Por su parte, Propel, la firma de capital riesgo independiente de BBVA, ha invertido en múltiples empresas ‘fintech’ este año: el neobanco brasileño, Neon; la plataforma de hipotecas ‘online’, Trussle; la ‘app’ de banca para trabajadores flexibles, Steady; y el ‘chatbot’ inteligente para ‘millennials’, Charlie.

También en 2018 se ha puesto en marcha una nueva alianza para seguir apoyando a empresas tecnológicas de nuevo cuño: se trata del acuerdo con Anthemis, líder en la inversión y creación de nuevas empresas de tecnología financiera, para poner en marcha un laboratorio de incubación de empresas en Londres.

Otras historias interesantes