Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Capital humano 29 ago 2018

El 50% de los candidatos para puestos directivos en BBVA son mujeres

Casi un año después de que BBVA adoptara la regla de Rooney para cubrir puestos clave ya empiezan a notarse los primeros resultados. Con datos de julio de 2018, y tras casi 11 meses de aplicación de la medida, casi el 40% de los nombramientos en puestos clave de la entidad han sido mujeres. Recientemente, la regla se ha extendido a todos los procesos de selección de directivos. Esta y otras medidas ponen de manifiesto el compromiso de BBVA para favorecer la diversidad y la inclusión dentro de la organización.

BBVA está inmerso desde hace varios años en un proceso de transformación interna hacia un modelo ágil y que afronte los desafíos de la era digital. La diversidad, entendida en sentido amplio (de género, generacional, cultural, de capacidades, etc.) es una de las claves sobre las que se estructura la respuesta de BBVA hacia estos retos: una plantilla diversa entenderá y dará un mejor servicio a una sociedad diversa. La diversidad en una plantilla enriquece a la empresa y a los productos y servicios que ofrece a sus clientes. Está demostrado que los equipos formados por personas con distintas formas de pensar, de abordar problemas y de tomar decisiones obtienen mejores resultados. La introducción de metodologías ágiles está ayudando a BBVA en esta tarea, creando equipos multidisciplinares con autonomía y capacidad de ejecución sobre aquello de lo que son responsables y fomentando la diversidad.

Uno de los puntos donde más incide la política de Talento y Cultura consiste en derribar las barreras que impiden que haya mayor diversidad en puestos de responsabilidad. Las medidas adoptadas por la organización van desde la comunicación y sensibilización interna, a trabajar la redacción de las ofertas internas y externas de manera que incentiven por igual a hombres y mujeres a presentarse, hasta la aplicación de la regla de Rooney en puestos clave y cargos directivos.

La regla de Rooney en BBVA

Dan Rooney, antiguo propietario de los Pittsburgh Steelers de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés), popularizó la norma que lleva su nombre. Para ayudar a vencer la discriminación que sufrían las minorías étnicas que aspiraban al puesto de entrenador, obligó a su equipo a entrevistar al menos a un aspirante perteneciente a una de estas minorías en el proceso de selección. Esta medida se extendió en 2002 al resto de equipos de la liga logrando así cuadruplicar el número de entrenadores afroamericanos.

El éxito de esta norma ha hecho que su uso se extienda al ámbito empresarial. BBVA es una de las compañías que está aplicando esta medida con buenos resultados. Desde septiembre de 2017, al menos la mitad de los candidatos para un puesto clave son mujeres. Los primeros datos tras la adopción de la regla están dando sus frutos, dando visibilidad e incrementando el número de mujeres elegidas para cargos de elevada responsabilidad o puestos clave.

Entre septiembre y julio, desde la aplicación de la regla de Rooney, de los 33 nuevos nombramientos a puestos clave, casi el 40% han sido mujeres, frente a aproximadamente un 20% de mujeres en estos puestos. “Estos datos nos muestran hacia dónde deben ir las políticas de promoción pero también muestran que hay camino por recorrer”, comenta Ricardo Forcano, director de Talento y Cultura del Grupo BBVA.

Con datos de mayo de 2018, las mujeres son mayoría en el total de la plantilla del banco: en concreto, el 54% en todas las regiones donde está presente. Recientemente la regla de Rooney se ha extendido a todos los puestos directivos, donde hay en torno a un 23% de mujeres también a mayo de este año, y la idea es ampliarla a los procesos de contratación externa.

Desde la aplicación de la regla de Rooney, el 40% de los nuevos nombramientos en puestos clave han sido mujeres

El banco está trabajando además en dar formación en sesgos inconscientes para aquellos empleados que tienen responsabilidad de contratar, desarrollar o promocionar personas para evitar cualquier decisión subjetiva que pueda afectar al desarrollo profesional de las mujeres. Otra iniciativa consiste en fomentar la visibilidad de “role models” femeninos, mujeres de la organización que son referentes en sus ámbitos.

Todas estas medidas han llevado a BBVA a ser seleccionado para formar parte del Índice Bloomberg de Igualdad de Género 2018, que reconoce los logros de las compañías en políticas de igualdad. Además, BBVA tiene desde 2012 el Distintivo de Igualdad en la Empresa, que concede el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social a empresas referentes en la incorporación de buenas prácticas de igualdad de género.

BBVA es a su vez firmante del Charter de Diversidad a nivel europeo y de los Principios para el empoderamiento de las mujeres de la ONU y tiene el certificado de Empresa Familiarmente Responsable que concede la Fundación Más Familia a compañías que promueven, implantan y dan seguimiento a medidas que favorecen la igualdad de oportunidades y la conciliación de la vida profesional, familiar y personal.

BBVA Compass ha sido incluido recientemente en el prestigioso índice ‘DiversityInc Top 50 Companies for Diversity’, que reconoce a las 50 empresas más diversas en Estados Unidos y ha recibido la nota más alta posible en el ‘Corporate Equality Index 2018’. Por su parte, BBVA Bancomer ha sido reconocido por ‘Great Place to Work’ como uno de los mejores lugares para trabajar en México en materia de diversidad e inclusión.

Otras historias interesantes