Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El 50% de las ventas de BBVA en agosto fueron digitales en España

Agosto es el mes de vacaciones por excelencia para los españoles. Esto hace que cambien algunos hábitos, como dejar la residencia habitual por la casa del pueblo o un lugar de vacaciones soñado. Gracias al móvil, el banco se va de vacaciones con los clientes y estos pueden operar desde donde quieran. Este agosto, por primera vez, las ventas digitales de BBVA en España supusieron un 50% del total, un nuevo hito en la transformación digital de BBVA.

El móvil se ha convertido en el gran aliado de los clientes, que en este pasado mes optaron por la contratación de seguros o créditos al consumo por canales digitales. Esto no solo ayudó a impulsar las ventas digitales sino que permitió que el volumen de actividad comercial en agosto fuera muy similar al resto de meses y un 30% mayor que en el mismo periodo del año pasado.

La posibilidad de operar y realizar transacciones en cualquier momento y desde cualquier lugar es la principal razón detrás de estas buenas cifras. BBVA cerró julio con 4,6 millones de clientes en España que operan a través de  canales digitales.

Los préstamos al consumo fueron uno de los productos estrella de agosto, ya que dos de cada tres se contrataron a través de canales digitales, una cifra récord para el período estival. También la financiación de tarjetas, donde el 90% se ha hecho a través del móvil o la web.

Otros productos, como las tarjetas de crédito, incrementaron su penetración digital en un un 86% sobre el mes anterior. También los seguros experimentaron avances, ya que uno de cada cinco se ha contratado por canales digitales.

Los canales digitales no solo son los preferidos por los particulares, sino que también pymes y autónomos optan por ellos por la inmediatez y comodidad para operar. Un 90% de las líneas de crédito Click&Pay concedidas en agosto se realizaron a través de los canales digitales.

El móvil, el gran aliado para las gestiones bancarias

El móvil permite hacer cosas sencillas como pagar con Apple Pay, Bizum o Google Pay,  contratar productos como un crédito al consumo para la compra de un coche o planificar planes de ahorro. Además, la aplicación de banca móvil de BBVA, que este verano obtuvo la mayor puntuación de la consultora Forrester Research por segundo año consecutivo en Europa, otorga acceso a más del 90% de los productos y servicios de la entidad bancaria y, entre sus funcionalidades, permite conversar con un gestor de manera totalmente segura.

El móvil es, incluso, la puerta de entrada para los nuevos clientes. Gracias a la identificación biométrica, cualquier persona -es un proceso que también sirve para los autónomos- pueden hacerse cliente de BBVA en solo unos minutos y desde cualquier lugar. Nada más colgar, el usuario ya es cliente, tiene la tarjeta disponible en la ‘app’ y puede utilizarla de manera inmediata. A día de hoy, de hecho, un 28% de las nuevas altas de clientes ya se producen por canales digitales.

La tarjeta física le llegará en unos días al domicilio que haya indicado, pero con la ‘app’ de BBVA no hace falta tenerla en la mano para operar. Además, cada usuario puede configurar su tarjeta y limitar su operativa. Por ejemplo, puede apagarla para compras ‘online’ y encenderla para disposiciones de efectivo en los cajeros, o incluso apagarla para pagos en TPV. Para volver al estado original es tan sencillo como reconfigurar la operativa, con un solo clic.

Toda la seguridad en un solo espacio de la ‘app’

Recientemente, BBVA ha agrupado toda la operativa relacionada con la seguridad de nuestras cuentas y productos en un único lugar de la ‘app’. Esto posibilita que cada usuario pueda configurar todos los permisos de la aplicación e, incluso, ante un posible fraude, el cliente pueda deshabilitar la operativa de su perfil y acceder a sus cuentas únicamente en modo consulta. Asimismo, puede volver a activar la operativa desde su móvil de manera sencilla.

Otras historias interesantes