Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera Act. 19 oct 2020

Acabar con la desigualdad, entre los retos de las finanzas digitales

Mónica Coca (Colaborador externo)

La pandemia del coronavirus ha generalizado el uso de las herramientas digitales para la gestión de las finanzas. Los expertos destacan los beneficios de esta tendencia que facilita el acceso a los servicios y productos financieros, apoya a las empresas y protege medios de vida. También advierte de los retos que todavía quedan por superar.

“Las finanzas digitales se han convertido en un salvavidas crítico durante la crisis para miles de millones de personas”, afirma el informe “Dinero de las personas: aprovechar la digitalización para financiar un futuro sostenible”  del Grupo de Trabajo sobre Financiamiento Digital de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Un documento que recoge el impacto que está teniendo la digitalización en las vidas de millones de personas y también en el sector financiero durante la pandemia.

El grupo de expertos de la ONU afirma que las soluciones tecnológicas financieras ya están marcando una diferencia. Aunque exponen que se puede hacer mucho más. “La disrupción digital ha creado una oportunidad histórica para remodelar las finanzas”, señalan. Para que dicha remodelación sea inclusiva hay que contar con que “las oportunidades catalizadoras puedan aprovechar la digitalización para alinear las finanzas con los ODS”.

Entre los avances logrados destacan:

  • La aceleración del uso del ahorro interno para el desarrollo a largo plazo
  • Una mejora de la rendición de cuentas de la financiación pública
  • La incorporación de los ODS en los mercados financieros mundiales
  • Financiación de pequeñas y medianas empresas
  • Promocionar el gasto del consumidor alineado con los ODS

Una época de retos

A pesar de los avances, existen desafíos por resolver. “La exclusión física es la barrera más obvia”, explica el informe. “Todavía hay 750 millones de personas que siguen sin contar con un servicio de redes de datos móviles. Además, 3.300 millones de personas carecen de los recursos y las capacidades adecuadas para aprovechar el mundo digital”. Dentro de esta población, preocupan grupos con desventaja.

Según señala el estudio, “las mujeres, los jóvenes y otros grupos desfavorecidos dependen más de los servicios financieros informales no regulados y tienen menos acceso a las oportunidades económicas”. En este contexto, incrementar la seguridad de las transacciones es prioritario para evitar “la separación de las finanzas de las necesidades de la gente”.

Los retos son numerosos y requieren soluciones eficaces que garanticen un acceso igualitario a las ventajas de la digitalización. El estudio de BBVA Research, “Digitalización latinoamericana: reto impostergable” indica que la solución a estos desafíos favorecerá tanto a los ciudadanos como a los proveedores de servicios financieros. La razón de ello es que “problemas estructurales como la brecha en el acceso a fibra de banda ancha e internet y la informalidad y precariedad económica, han limitado el efecto mitigante de innovaciones digitales en banca y finanzas, o para el desarrollo del teletrabajo”.

Desconfianza en el entorno ‘online’

El estudio advierte de que la transformación digital de las finanzas es más lenta de lo deseado. Algo que se debe a “las deficiencias de fondo que limitan el acceso o la brecha en educación digital, así como cierta desconfianza en el entorno ‘online’.

Resulta fundamental que el sector público y privado ofrezcan oportunidades que faciliten la inclusión digital financiera y laboral a largo plazo.

Para conseguirlo, es necesario que la agenda pública digital de América Latina, “se oriente a la generación inmediata de infraestructura y acceso, que permita el uso masivo de medios digitales”.

No dejar a nadie atrás

En España, la pandemia global ha tenido como consecuencia el impulso de las finanzas digitales con el uso en remoto de una mayor gama de servicios financieros. Lo que ayuda a tomar mejores decisiones. Esta es una de las conclusiones del estudio “España. Inclusión financiera y COVID-19” de BBVA Research que apunta varias ventajas de la digitalización. Entre ellas, la posibilidad de realizar con rapidez y comodidad diversas operaciones financieras (compras, transferencias, domiciliación de recibos, etc.). Además de su utilidad para evitar la economía sumergida que normalmente requiere contacto físico.

Como respuesta a estos retos, y con el objetivo de mejorar la salud financiera de la sociedad, BBVA Argentina lanzó en el mes de agosto la Plataforma Digital  de Educación Financiera, 100% ‘online’ y de acceso gratuito. Dicha herramienta ha puesto a disposición de todos aquellos que estén interesados en adquirir conocimientos y habilidades financieras.

Si se quieren aprovechar al máximo las ventajas de la digitalización es importante no dejar a nadie atrás. Para ello, según BBVA Research, “es necesario dedicar recursos a apoyar a aquellos menos familiarizados con las tecnologías digitales, como podrían ser los más mayores o las pequeñas empresas”.

La formación específica es vital para conseguir que todo el mundo se beneficie de las ventajas de las nuevas tecnologías. “La educación financiera digital constituye una pieza de intervención relevante para llegar a una mayor salud financiera y bienestar económicos”, manifestaba David Tuesta, exministro de Finanzas de Perú, durante su intervención en la segunda edición de EduFin Talks organizadas por el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA. Además, en dicho evento expresó además la auténtica importancia de la inclusión de las personas en las finanzas digitales. “El sistema financiero puede ser un espacio para la felicidad. Es importante incorporarlo en la educación porque es relevante en el desarrollo de la vida”, concluía Tuesta.

Otras historias interesantes