Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad

Actualidad

16:21Audio

Reproducir

El teletrabajo ha logrado que diversas empresas en el Perú continúen operando en servicio de las personas durante el Estado de Emergencia. Sin embargo, para muchas organizaciones ha sido un desafío muy grande comenzar a implementar desde cero el trabajo a distancia. El presente podcast compartirá el caso de BBVA en Perú como un ejemplo que espera ser de utilidad para otras entidades.

BBVA ha realizado cerca de 70.000 gestiones con sus clientes y, superado el primer tramo de la línea ICO, considera que en breve será preciso uno nuevo que ayude a paliar los efectos negativos de la crisis actual en autónomos, pymes y empresas. Tras los dos primeros días de comercialización,  BBVA considera que las pymes y los autónomos son los que tienen en este momento una mayor necesidad y urgencia de liquidez.

BBVA ha adelantado el pago del subsidio o prestación por desempleo que tradicionalmente se abona el día 10 de cada mes, aunque en esta ocasión estaba previsto para el día 9 por coincidir el día 10 con la festividad del Viernes Santo. El objetivo es ayudar a sus clientes a mitigar el impacto económico de la crisis del coronavirus y evitar la afluencia de público a las oficinas en estos días.

“Los efectos de esta pandemia son devastadores. A la irreparable pérdida de vidas humanas, se suma la grave situación económica que la enfermedad y el confinamiento están generando en la sociedad y en sectores tan sensibles como las pymes y los autónomos. Desde BBVA, queremos estar lo más cerca posible de nuestros clientes. Resulta crítico mitigar el impacto socioeconómico del coronavirus”, ha explicado la directora de programas de inversión en la comunidad de BBVA, Lidia del Pozo. Durante el seminario web `Banca responsable en la crisis del COVID-19´, organizado por UNEP FI (Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), representantes de entidades financieras de todo el mundo han compartido sus estrategias para hacer frente al coronavirus y sus efectos en la sociedad.

El presidente de BBVA afirma que la entidad tiene que “dar un paso al frente” y usar todas sus capacidades y recursos “para salvar vidas, aliviar el impacto económico, ayudar a otros a superar este difícil bache”. Carlos Torres Vila anuncia que, como acto de responsabilidad con la sociedad, sus clientes, accionistas y empleados en el contexto actual, “las personas que dirigimos el banco a nivel global y en los distintos países hemos decidido renunciar a toda nuestra retribución variable del año 2020”. En un vídeo dirigido a los empleados del Grupo, asegura que BBVA se enfrenta desde una posición de fortaleza a la crisis del COVID-19.

Ante la evolución de la epidemia por coronavirus (COVID-19), y de acuerdo con las medidas implantadas por las autoridades sanitarias, BBVA aconseja a todos sus clientes en España, tanto particulares como empresas, operar mediante los canales digitales. No obstante, en caso de que el cliente necesite acudir a una oficina o a retirar efectivo a un cajero, BBVA recomienda una serie de medidas para garantizar los servicios esenciales y extremar la seguridad para proteger la salud de empleados y clientes.

El obligado confinamiento decretado para la protección contra el coronavirus hace los hogares sean el centro de operaciones. Videollamadas, entretener a los pequeños, realizar las gestiones bancarias… La vida está en los hogares pero fuera hay cosas que siguen su curso, como por ejemplo el cambio de hora tradicional de cada mes de marzo. Llega para dar más luz en estos días de cuarentena.