Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 11 may 2017

¿Qué son, cómo actúan y cómo evitar troyanos en tu equipo?

¿Has oído hablar de los troyanos? Sin duda conocerás la historia del caballo de Troya. Igual que el mítico caballo que usaron los griegos para introducirse en Troya sin que nadie lo advirtiera, estos programas tratan de entrar en tu ordenador sin levantar sospechas, abriendo una puerta trasera para que un atacante remoto acceda al ordenador.

Lo singular de este malware es que se presenta al usuario como un programa aparentemente legítimo e inofensivo, pero que, al ejecutarlo, le brinda al atacante acceso remoto al equipo infectado.

¿Cúal es la misión de un troyano?

La misión de un troyano es crear una puerta trasera que dé acceso a tu ordenador a un atacante no autorizado. Y su objetivo no es muy diferente al de otro tipo de malware: robar información confidencial y personal.

La información más valiosa sin duda es la información financiera y, por esa razón, a los bancos les preocupan especialmente los troyanos que llegan a los ordenadores a través de mails con archivos adjuntos. Si se abren estos ficheros, el código malicioso entra en el ordenador y se pasea como Pedro por su casa, hasta que consigue robar las contraseñas de banca online almacenadas en ese equipo.

Te preguntarás cómo es posible que un troyano consiga las contraseñas de tus cuentas. Esto ocurre porque los troyanos están diseñados para que un atacante acceda a un sistema en forma remota y realice diferentes acciones sin pedir permiso. Complica la situación el hecho de que un troyano puede estar ejecutándose en un ordenador durante meses sin que el usuario perciba nada, pero si sigues nuestras recomendaciones y estás atento al comportamiento de tu equipo, podrás evitar que el troyano tome a tu ordenador de rehén.

Cómo llama a tu puerta un troyano

Un troyano puede llamar a tu puerta

  1. A través de una imagen o un enlace en una página web infectada.
  2. Mediante un archivo adjunto o un enlace incluidos en un email.

Estos troyanos entran en nuestro ordenador y esperan en silencio hasta que nos conectamos a nuestra banca online.

Otras vías de entrada son:

  • Dispositivos infectados (Móvil ,USB, DVD,…)
  • Sitios web fraudulentos (que suplantan a tiendas o bancos) o sitios web legítimos pero infectados.
  • Programas de compartición de ficheros (P2P)
  • Software gratuito.

¿Cómo saber si un troyano está acampando en tu ordenador?

Los troyanos, aunque pretendan pasar inadvertidos, pueden dejar varias señales de su estancia en nuestro ordenador .

Si tu ordenador presenta alguno de estos síntomas, puede que estés en presencia de un troyano:

  1. Pantalla o ventanas emergentes con mensajes poco usuales. No hay duda: bien existe software espía instalado en el PC, bien ha sido infectado por un falso antivirus.
  2. Comportamientos sospechosos del navegador: el navegador de internet accede por sí solo a determinados sitios que no solicitamos, se abren y cierran ventanas solas. Es un signo inequívoco de infección. Muchas de las amenazas están diseñadas para redirigir tráfico a determinados sitios que el usuario no ha elegido.
  3. Problemas con las conexiones. No puedes conectarte a internet o la conexión es mucho más lenta que la habitual; El malware podría estar estableciendo diferentes sesiones de conexión, lo que sin duda nos robará ancho de banda y hará que naveguemos muy despacio o que incluso se convierta en una tarea casi imposible.
  4. Lentitud en el Sistema Operativo, bloqueos continuos o se reinicia el sistema sin que se conozcan las causas, programas que inesperadamente comienzan su ejecución o la concluyen.
  5. El antivirus desaparece. Otra de las características de muchas amenazas informáticas es la deshabilitación del sistema de seguridad que hayas instalado.

¿Cómo complicarle la vida a un troyano?

Para ponerle las cosas mucho más difíciles a un troyano, sigue estas recomendaciones:

  • Instala un antivirus original (puede ser gratuito)  y tenlo siempre actualizado.
  • Actualiza las aplicaciones y el sistema operativo.
  • Desconfía siempre de correos electrónicos con remitentes desconocidos.
  • No sigas enlaces ni ejecutes adjuntos si no estás 100% seguro de su origen.
  • BBVA recomienda además que se “descarguen siempre las aplicaciones de los ‘markets’ oficiales, no solo las de banca móvil, ya que en amenazas como esta el troyano no se esconde en una aplicación que simula ser del banco, sino en una utilidad de software genérica, como por ejemplo aquella que permite ver vídeos en formato Flash”.

Otras historias interesantes