Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 09 feb 2018

Cómo ahorrar sin darse cuenta

Se habla mucho sobre la importancia del ahorro pero, cuando se trata de llevarlo a la práctica, resulta difícil, pues suelen imponerse ciertas situaciones no consideradas por encima del ahorro y al final resultar que aquello en lo que se gastó no era ni tan necesario, ni tan urgente, ni tan bonito. Cuando se gasta de más se imposibilita automáticamente cualquier opción de ahorro, pero ¿qué pasa si se utiliza una herramienta que ahorre mientras se gasta? Afortunadamente, la tecnología también ha cambiado las formas tradicionales del ahorro, haciéndolo más práctico, sencillo y al alcance de todos.

BBVA Plan es una aplicación de BBVA Bancomer disponible en iOs y Android que ayuda a los clientes a ahorrar de forma periódica y sin darse cuenta, permitiéndoles alcanzar sus metas de manera fácil y de forma totalmente personalizada, con la ventaja de recibir una recomendación de ahorro para llegar al objetivo que haya definido.

A pocos meses de haber sido lanzada, esta app cuenta al cierre de enero de 2018 con alrededor de 120 mil metas de ahorro en donde los clientes buscan ahorrar más de 2,000 millones de pesos y ha alcanzado cerca de 500 millones de pesos en monto ahorrado. Ahorrar sin darse cuenta, resulta ser la clave y para hacerlo solo se necesita seguir unos pocos pasos.

El cliente debe de tener una cuenta eje, es decir, una cuenta de débito (ahorro, nómina, cheques) que es de donde se tomará la cantidad que decida ahorrar.

La meta de ahorro es completamente personalizada y el cliente decide para qué, cuánto y en qué tiempo desea ahorrar. Esta app contiene algunas opciones predeterminadas como: viajar, comprar algo o solo porque sí; y con la posibilidad de que el cliente determine exactamente cuál será la meta o el destino de su ahorro.

Hay 4 reglas de ahorro disponibles:

Porcentaje: por cada compra se abona un porcentaje a la meta de ahorro (opciones de 5%, 10%, 15%). Por ejemplo, si se escoge el 10% y se compra un suéter por $500 pesos, se identifica la transacción y se apartan automáticamente $50 pesos para el ahorro.

Redondeo: las compras se redondean y la diferencia se abona a la meta de ahorro (redondeo a la decena, cincuentena, centena). Es decir, que los gastos se redondean a los siguientes $10 pesos, $50 pesos o $100 pesos. Con este método de ahorro, si se compra, por ejemplo, algo de $70 pesos, se identifica la transacción y se apartan $ 30 pesos para el ahorro a la centena.

Programado: se decide el monto a ahorrar, ya sea cada quincena o cada mes, abonándose al ahorro automáticamente.

Espontáneo: se ahorra el monto que se quiera y cuando se quiera.

Además, con BBVA Plan, se tiene la opción de editar la meta en cualquier momento; es decir, cambiar las reglas de ahorro, tarjetas y/o la meta para que se ajuste a las necesidades del ahorrador; también podrá ponerse barreras que le ayuden a evitar romper su meta antes de cumplirla.

El cliente puede disponer del ahorro cuando sea y se le abona de inmediato, no tiene comisiones y la contratación de la meta de ahorro es completamente digital.

Para ahorrar ya no se necesita “hacer magia”, ni postergarlo por tiempo indefinido, solo se requiere de tecnología, ser consistentes y tener muchas ganas de cumplir con el propósito.

bbva plan siempre disponible.

BBVA Plan también cuenta con la ventaja de recibir una recomendación de ahorro para llegar al objetivo que haya definido.

Otras historias interesantes