Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 17 ago 2015

"Ahorrar no funciona, el secreto es preahorrar", aconseja el experto en libertad financiera Luis Pita

Este es el comentario que me han hecho más de mil personas desde que publiqué el libro “Ten peor coche que tu vecino”. En el libro explicaba las grandes ventajas que tiene tener mucha libertad financiera: trabajas en lo que te gusta, vives donde quieres y puedes tomarte vacaciones cuando te apetezca.

A la gente le encantaba el concepto de ser libre financieramente, pero se topaban con una dificultad a la hora de ponerse en acción, no eran capaces de ahorrar. Ahorrar es difícil y doloroso. No nos engañemos. Ahorrar te obliga a realizar un enorme esfuerzo de voluntad durante el mes para no gastar tu dinero en cosas que necesitas o te apetece hacer en ese momento, y todo para conseguir un bien futuro lejano. Y este enorme esfuerzo de voluntad no solo lo tienes que realizar un mes, sino todos los meses. Cada mes tienes que luchar contra la tentación de gastar el dinero que tienes en el bolsillo.

Hay personas que son capaces de ahorrar de esta forma, pero la mayor parte de la población no lo consigue. Empezamos el mes con buenas intenciones, y a los pocos días estas intenciones se quedan en papel mojado.

Ahorrar no funciona, el secreto es preahorrar

Ahorrar de la forma tradicional que hemos aprendido de nuestros padres, es decir, intentar gastar menos durante el mes y ahorrar lo que nos queda al final, no funciona. No funciona porque nos obliga a realizar un esfuerzo de voluntad titánico. La gente que más ahorra no ahorra a final de mes, sino al principio, es decir, preahorra.

Preahorrar consiste en pedirle a tu banco que realice una transferencia automática cada día 1 de mes de tu cuenta normal a una cuenta de ahorro. Como el dinero no llega a tu bolsillo, no tienes que realizar un enorme esfuerzo de voluntad para no gastarlo, se ahorra de forma automática.

¿Por qué funciona tan bien el preahorro?

Porque no requiere ningún esfuerzo de voluntad. Te toma 5 minutos ir al banco y pedir la transferencia periódica, o incluso lo puedes hacer por internet. Y desde ese momento te olvidas del tema, no tienes que realizar un esfuerzo de voluntad cada mes. Ahorras de forma automática.

Es indoloro. El primer mes sí que lo notas, pero a partir del segundo mes tu nivel de gasto se adapta sin darte cuenta al dinero que tienes disponible. Esta es la cosa que más sorprende a la gente que empieza a preahorrar, que ni se dan cuenta de que lo están haciendo. Al poco tiempo tienen la sensación de tener el mismo dinero disponible cada mes. Tomas la decisión una vez, y preahorras el resto de tu vida. Es más, si quieres dejar de ahorrar tienes que tomar la decisión consciente de parar las transferencias automáticas. En mi experiencia de muchos años ayudando a la gente a preahorrar, una vez que la gente empieza, no para.

Y lo más importante de todo, funciona. La gente que preahorra, ahorra típicamente diez veces más que el resto de personas de su misma edad y salario. Tiene unos resultados visibles desde el mes uno. Preahorrar te ayuda a construir una enorme libertad financiera en muy poco tiempo.

¿Cuánto debes preahorrar cada mes?

Empieza por una cantidad pequeña, por ejemplo el 5% de tus ingresos mensuales. Dentro de dos meses verás que ni lo notas, así que podrás aumentar un poco más, al 10 o 15%, que ya está muy bien. Para las personas que quieren construir su libertad financiera muy rápidamente, yo recomiendo un nivel de preahorro entre el 15 y 30% de tus ingresos mensuales.

*FIRMA INVITADA: Luis Pita.

CEO de Asesora.com, socio de la empresa de formación online Fidelia Group y autor del libro “Ten peor coche que tu vecino”.

Otras historias interesantes