América Latina ha mostrado su compromiso con las energías renovables con una inversión de más de 80.000 millones de dólares desde 2010. Es uno de los protagonistas más dinámicos en este sector energético. Mientras, se estima que el consumo eléctrico ascenderá un 80% hasta 2030.

Tal y como asegura el Banco Mundial, entre 2011 y 2030 el consumo de energía eléctrica en América Latina ascenderá un 80%,  provocado por el crecimiento demográfico de la región que desencadenará un incremento en el uso de aparatos electrodomésticos y eléctricos. Todo ello, sumado a una mayor actividad industrial, disparará la demanda de energía.

Igual te interesa…

energia-solar-lider-america-latina-energia-renovable-sostenibilidad-ecologismo-bbva

Como respuesta, y según la Agencia Internacional de Energías Renovables, América Latina ha invertido entre 2010 y 2015 más de 80.000 millones de dólares en energías renovables no convencionales. Un dato al que se suma que una cuarta parte total de la energía primaria de la región proviene de fuentes renovables, lo que la convierte en uno de los mercados energéticos más dinámicos del mundo.

Estas inversiones reflejan la rápida evolución que ha sufrido América Latina en el sector energético hacia una gama más diversificada de fuentes de energías renovables. Multitud de países, como Perú y Chile, ya han iniciado el cambio hacia una economía menos nociva con el medio ambiente mediante la firma de la Alianza de Energía y Clima de las Américas. El objetivo que persigue esta agrupación es aprovechar los abundantes recursos renovables de la región y aumentar la eficiencia económica mientras se reducen las necesidades de inversión en infraestructuras eléctricas.

Inversión en energías renovables por país entre 2010 y 2015.

IRENA

Un futuro lleno de retos en energía renovable

América Latina deberá afrontar una serie de retos en cuanto a la estabilización y el aumento de la inversión en energía renovable. En primer lugar, la región deberá adaptarse a la aparición constante de nuevas tecnologías disruptivas que impulsarán la rápida transformación del modelo energético actual.

Además, la región también deberá planificar el futuro aumento del impacto del cambio climático en el suministro de energía y de sus costes, lo que supondrá tener que invertir más en seguridad energética.

La energía eólica, un ejemplo del progreso en América Latina

Igual te interesa…

fotografia de Energia Eolica renovables alternativa sostenible economia bbva

La energía eólica es una muestra de la evolución y el compromiso que muestra América Latina con la energía renovable. En este tipo de energía, se ha producido una gran expansión, ya que desde 2007 se ha multiplicado por cinco la capacidad de producción eólica en la región.

Según BBVA Research, tanto las políticas de ayuda pública y privada como la transformación digital han sido puntos clave para acelerar el uso de fuentes renovables. En ese sentido, aseguran que el coste de la energía eólica ha disminuido un 66% en los últimos ocho años, además del precio de las turbinas eólicas, que también ha visto cómo su precio descendió un 26% durante el mismo periodo.

Comunicación corporativa