América Latina será uno de las grandes protagonistas de la economía internacional, no sólo porque seguirá creciendo en términos de PIB, sino porque ahora esta riqueza está mejor distribuida. Una de las claves de este avance en la reducción de la pobreza y la mejora de los indicadores sociales durante la última década ha sido la irrupción de la transformación digital ¿Cómo? Gracias, por ejemplo, a la inclusión financiera digital.

Así lo ha explicado José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, durante la inauguración de la segunda edición del Programa de Liderazgo Público Iberoamericano. Este año el programa cuenta con participantes de 13 países latinoamericanos, además de Portugal. BBVA colabora con este programa, junto a la Fundación Carolina y CAF banco de desarrollo. En este sentido, José Manuel González-Páramo señaló que “queremos contribuir con este programa al intercambio de experiencias y buenas prácticas, al conocimiento de los sistemas administrativos, a la mejora en calidad y eficacia de las políticas públicas y en general al fortalecimiento institucional en Iberoamérica”.

Queremos contribuir con este programa al intercambio de experiencias y buenas prácticas, al conocimiento de los sistemas administrativos, a la mejora en calidad y eficacia de las políticas públicas y en general al fortalecimiento institucional en Iberoamérica”

Al comienzo de su intervención ha comentado las perspectivas económicas de la región. “En América Latina este es un año afortunadamente de inflexión, donde vemos cifras positivas después de dos años de crecimiento negativo”. BBVA Research espera un crecimiento en el conjunto de América Latina del 1,1% en 2017 y el 1,6% en 2018. El crecimiento en 2018 vendrá de la mano del empuje del sector externo, la mejora de términos de intercambio y el mayor crecimiento global, y el impulso de la inversión.

En el plano digital, ha destacado la irrupción de las nuevas tecnologías en la región, que permiten reemplazar las transacciones en dinero físico por tarjetas o móvil. Estas herramientas cumplen un rol muy relevante para la inclusión financiera. La tecnología móvil es clave para impulsar mejoras reales en el acceso a los servicios financieros y ayudar a las personas a participar en la vida económica, impulsando el crecimiento económico y reduciendo la pobreza. “El desarrollo tecnológico nos está ofreciendo una puerta abierta enorme y sin par para la inclusión de la gente, porque la tecnología nos está volviendo a igualar”.

El desarrollo tecnológico nos está ofreciendo una puerta abierta enorme y sin par para la inclusión de la gente, porque la tecnología nos está volviendo a igualar”

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, durante su discurso

Fundación Carolina

El triángulo virtuoso de la inclusión financiera

En este sentido, se ha referido al ‘triángulo virtuoso de la inclusión financiera’, que incluye tres factores: desarrollo digital en América Latina, marco regulatorio adecuado y educación financiera.

En cuanto al desarrollo digital, José Manuel González-Páramo ha hecho hincapié la necesidad de un impulso a la infraestructura tecnológica, es decir, fomentar la accesibilidad a precios moderados a las redes de banda ancha. Asimismo, ha destacado la importancia de un marco regulatorio adecuado. “Necesitamos regulaciones que faciliten que todos tengamos acceso a las finanzas”.

Necesitamos regulaciones que faciliten que todos tengamos acceso a las finanzas”

Sin embargo, para que todo funcione correctamente, es necesario contar con un entorno que fomente la educación financiera. Para BBVA, la educación financiera es una de las prioridades estratégicas del negocio responsable, y para ello trabaja en línea con las recomendaciones de la OCDE. En los últimos nueve años, BBVA ha invertido más de 80 millones de dólares en el desarrollo de programas de educación financiera para más de nueve millones de personas en los países donde el banco está presente. Solo en 2016, el banco ha beneficiado a 2 millones de niños y jóvenes.

A la inauguración del programa han asistido también Roberto Bermúdez de Castro, secretario de Estado para las Administraciones Territoriales; Gustavo Rovira, director de la Fundación Carolina;  y Guillermo Fernández de Soto, director corporativo para Europa de CAF- banco de desarrollo de América Latina.

Comunicación corporativa