Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech Act. 08 ago 2017

Android Wear podría dominar las 'apps' para dispositivos portables

Smart Watch on woman's arm with Contactless payment and NFC technology application on screen with Electronic Reader.

El reloj inteligente Moto 360 incluye este software cuya estrecha relación con Android anima a los desarrolladores a diseñar aplicaciones para él.

Los diseñadores del próximo Moto 360 esperan haber aprobado el examen del estilo. Al contrario que los relojes inteligentes lanzados hasta la fecha, que han sido voluminosos y toscos, su dispositivo es fino y perfectamente redondo, recuerda el estilo de un reloj de pulsera analógico clásico.

Y bajo este depurado diseño hay un software aún más depurado. Una nueva versión de Android, llamada Android Wear (ver «Google quiere ponerte las manos encima con este kit para desarrollar dispositivos portables«), permite crear aplicaciones para el reloj mediante sencillas modificaciones de aplicaciones Android ya existentes.

Su elegante diseño y la facilidad para desarrollar aplicaciones, han animado a un puñado de desarrolladores y diseñadores a hacer prototipos de las primeras aplicaciones portables para Android Wear. Por ejemplo, un desarrollador de la start-up Pocket ha propuesto una aplicación que permitiría al portador del reloj archivar las notificaciones y los avisos de correos electrónicos en una carpeta especial para poder verlos después en su teléfono inteligente. Por otra parte, los diseñadores han hecho prototipos de aplicaciones portables, entre ellas planificadores de viajes y asistentes de lectura veloz de correo electrónico gracias a las guías de interfaz que se incluyen con Android Wear.

Aunque aún no está claro que exista un mercado para la computación de pulsera, Google espera conseguir ventaja de salida aprovechando los numerosos desarrolladores de Android que ya existen. Otros relojes inteligentes, entre ellos Pebble y el último Galaxy Gear de Samsung usan sus propios sistemas operativos, lo que obliga a los posibles desarrolladores a aprender código para una nueva plataforma.

Samsung ha sacado un nuevo sistema operativo llamado Tizen para la última versión de su reloj inteligente Galaxy Gear (ver «Samsung ‘rompe’ con Android en sus relojes inteligentes«), en parte, para socavar el dominio logrado por Google en el campo del software móvil. El lanzamiento de Android Wear tiene algo de ataque preventivo, dado que se espera que Apple lance su propio reloj este año.

La posición dominante de Android en el terreno del software móvil podría darle una ventaja respecto a Apple en el campo de los relojes inteligentes. La desarrolladora de la empresa de desarrollo móvil de Los Ángeles, 33Labs, Cecilia Abadie, explica que está construyendo una aplicación de entrenamiento personal y una aplicación de ayudante personal para Moto 360. «Android Wear tiene mejores oportunidades de ganar la batalla en cuanto a la cantidad de unidades vendidas», afirma.

El presidente de BrickSimple, una empresa de desarrollo de aplicaciones para Android, Det Ansinn, asegura que ya está experimentando con el nuevo kit de desarrollo de software. «Lo han hecho de tal forma que a los desarrolladores de Android les resulte muy fácil proponer experiencias para estos relojes», sostiene. «Puedes generar una notificación que genera controles con sentido usando exactamente los mismos mecanismos de notificación a los que estás acostumbrado».

El Moto 360 no saldrá a la venta hasta el verano y Google no ha revelado cuál será su precio. Aún no se han presentado aplicaciones de terceros, pero ha hecho demostraciones de algunos conceptos, entre ellos información sobre el tiempo y el tráfico, la capacidad de dictar correos cortos e indicaciones para navegación paso a paso.

«Básicamente, las aplicaciones del teléfono tienen una rampa hacia el reloj», afirma Ansinn. «Hace que los dispositivos con Android Wear se conviertan en una auténtica extensión del dispositivo que llevas en el bolsillo». Pone como ejemplo el hecho de que ignorar un aviso en el reloj también lo ignora en el teléfono, por ejemplo.

El kit de desarrollo de software permite a los desarrolladores integrar el ayudante personal gestionado por voz de Google, Google Now, en su software para teléfonos inteligentes y otros dispositivos. Al anunciar el kit de desarrollo de software la semana pasada, Google explicó que estaba trabajando con empresas como Asus, HTC, LG, Samsung, Intel, Qualcomm y Fossil Group para crear dispositivos que puedan usar aplicaciones de Android Wear.

El Moto 360 contará con control mediante acciones de barrido, pero Abadie de 33Labs cree que un buen control por voz será lo que decida si los consumidores acaban viendo el dispositivo como algo práctico. «Cuando la gente se acostumbre a hablarle a sus dispositivos, en los próximos años todo el software y el hardware tendrán que añadir una nueva capa de voz, permitiendo a la gente hablar con ellos y poder responder», afirma, añade: «Estos dispositivos volverán a poner en primera línea el uso de la voz».

Pero para llegar al público en general, los relojes inteligentes además tendrán que estar bien diseñados. En una conversación la semana pasada con el diseñador jefe de Moto 360, Jim Wicks, este afirmó que la prioridad principal era asegurarse de que los consumidores querrían llevar el reloj inteligente puesto. No todos los dispositivos portables presentados hasta ahora han pasado esa prueba: Google Glass ha recibido críticas porque es raro, de empollón, y da sensación de estar acosando a los demás. Esas reacciones, a su vez, han limitado las ganas de los desarrolladores por escribir aplicaciones para Glass.

Para que el Moto 360 «pasase la prueba del estilo», Wicks explica que su equipo escogió una carcasa de acero inoxidable cepillado, correas de cuero opcionales y una forma redonda típica por la que la mayor parte de la gente opta a la hora de comprar un reloj tradicional. Y eliminaron las cámaras. «No nos parecía esencial», afirma.

Pero Wicks reconoce que hay otras características igual de cruciales para que el dispositivo acabe siendo popular: por ejemplo, una relación fácil con las aplicaciones Android y la «posibilidad de hablarle a tu reloj y que haga cosas para ti».

Otras historias interesantes