Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Monedas digitales 21 ene 2016

¿El año del despegue de la tecnología “blockchain” y de bitcoin?

El avance de esta tecnología sigue siendo una incógnita al igual que bitcoin, su moneda virtual más fuerte que, después de unos meses envuelta en estafas e irregularidades, recupera la confianza de los consumidores.

Bitcoin es la moneda virtual más famosa y la más fuerte de las cerca de 700 que circulan por Internet. Detrás de la moneda está la tecnología denominada blockchain o cadena de bloques que, como define BBVA Research, “es una contabilidad pública entre pares que se mantiene mediante una red distribuida de ordenadores y que no requiere ninguna autoridad central ni terceras partes que actúen como intermediarios”

Una tecnología que “consta de tres componentes fundamentales: una transacción, un registro de transacciones y un sistema que verifica y almacena la transacción. Los bloques se generan a través de software de código abierto y registran la información sobre cuándo y en qué secuencia ha tenido lugar la transacción. Este “bloque” almacena cronológicamente información de todas las transacciones que tienen lugar en la cadena, de ahí el nombre de cadena de bloques o ‘blockchain’. Dicho de otro modo, ‘blockchain’ es una base de datos con información horaria estampada e inmutable de cada transacción que se replica en servidores de todo el mundo. Esta tecnología es la base de bitcoin, una moneda criptográfica”.

La misteriosa desaparición de Satoshi Nakamoto

Lo que le diferencia de las transacciones “normales” es que no es necesario un intermediario o entidad centralizada y, por lo tanto, se reducen los riesgos de errores humanos. Las personas que compran bitcoin en Internet obtienen una clave alfanumérica – entre 27 y 34 caracteres- que les permite hacer pagos a otras personas que tengan la cartera electrónica. Bitcoin permite transacciones entre usuarios vía P2P, intercambio de información entre iguales, mismo sistema que se utiliza en el intercambio de archivos de música y cine. En 2008, recoge la wikipedia, Satoshi Nakamoto publica un artículo donde describe el protocolo Bitcoin. El 3 de enero de 2009 la red P2P de Bitcoin entra en funcionamiento con la publicación del primer cliente, de código, y la creación de los primeros bitcoins. Curiosamente, Satoshi Nakamoto es uno de los hombres más buscados actualmente por los periodistas. Tras escribir el artículo que impulsó el Bitcoin e intercambiar mails durante 2 años con colegas sobre la moneda virtual, desapareció en 2011. Nunca se le ha puesto cara ni voz y ni siquiera se sabe si su nombre es real o inventado. Un misterio del que se ha escrito mucho y ha llegado incluso hasta el mundo de los cómics (Bitcoin, la caza de Satoshi Nakamoto, de Alex Preukschat).

Satoshi Nakamoto fue el primero en “minar” bitcoins. Volviendo a BBVA Research: “cuando las personas compran o venden bitcoins, se envía una clave secreta o ‘token’ al sistema. Los “mineros” utilizan nodos, ordenadores o dispositivos conectados a una red para identificar y validar la transacción, utilizando copias de todo o alguna información de blockchain. Antes de que la red acepte la transacción, los mineros tienen que mostrar una “prueba de trabajo” utilizando una función de almohadilla criptográfica: un algoritmo especial que tiene por objeto proporcionar altos niveles de protección. Los mineros reciben algún tipo de remuneración por su contribución a la potencia informática, evitando así la necesidad de un sistema centralizado”.

Desde su nacimiento en 2009 la moneda virtual no ha dejado de crecer y se estima que la inversión en tecnologías basadas en Bitcoin asciende a casi mil millones de dólares en la actualidad y todo apunta a que esta cifra siga creciendo. Una inversión que  no viene solo de empresas de capital riesgo. En 2016 se prevé que algunas de las rondas de financiación superen los 100 millones de dólares, según la consultora financiera Magister Advisors.

Otras historias interesantes