Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 12 nov 2018

Cosas que debes saber antes de abrir un correo de la carpeta 'spam'

El correo electrónico es una puerta de entrada a posibles ciberataques, por lo que se debe ser cauteloso a la hora de abrir cualquier mensaje. Sin embargo, aquellos correos alojados en la carpeta ‘spam’ son los más peligrosos.

¿Qué es exactamente el ‘spam’?

La carpeta ‘spam’ contiene mensajes que suelen enviarse de manera masiva a muchos usuarios sin que lo hayan solicitado o autorizado, lo que los convierte en especialmente molestos. De hecho, esta palabra tiene su origen en la Segunda Guerra Mundial, cuando los soviéticos y americanos enviaban un producto de jamón cocido enlatado llamado ‘Hormel’s Spiced Ham‘ a sus familiares soldados. El acrónimo ‘spam’ se popularizó gracias a un ‘sketch’ de 1970 de los cómicos Monty Python, en el que repetían “¡¡SPAM, SPAM, SPAM!!”, burlándose de que dicha comida en lata estaba por todas partes sin poder remediarlo.

Mensajes ‘spam’: puerta de entrada para los ataques ‘phishing’

Por desgracia, los correos ‘spam’ no son solamente molestos, sino que también pueden ser peligrosos, pues algunos contienen archivos adjuntos que ejecutan virus si se descargan. También pueden intentar engañar mediante ‘phishing’ o tratarse de ‘hoaxes’ o bulos.

Los ‘spammers’ suelen conseguir direcciones de correo en ataques a servicios en internet, en falsos sorteos creados específicamente para este fin o comprándolos directamente en el mercado negro.

Medidas para evitar caer en un ‘phishing’

1. No abrir ningún correo de la carpeta ‘spam’ a no ser que se esté seguro de que proviene de una fuente de confianza y ha acabado en la carpeta ‘spam’ por error.
2. Si existen dudas sobre el remitente, contactar con esa persona o entidad conocida a través de otro medio (como por ejemplo vía telefónica) para verificar si ha mandado ese mensaje.
3. No contestar mensajes ‘spam’.
4. No pulsar en enlaces ni imágenes que contenga el correo ‘spam’.
5. No descargar archivos adjuntos en correos ‘spam’.
6. Tener precaución al participar en sorteos: si no están organizados por una entidad de confianza y publicitados en sus canales oficiales es mejor no participar.
7. Si se recibe ‘spam’ de una empresa de la que se es cliente (y se ha verificado que es la empresa real la que lo envía), será necesario indicar que no se quiere seguir recibiendo ese tipo de correos. Si el envío de publicidad molesta continúa, se puede denunciar a esa empresa ya que está prohibido el envío de publicidad sin un consentimiento previo.

Tener en cuenta estos consejos a la hora de abrir correos en la carpeta ‘spam’ evitará posibles sustos.

Otras historias interesantes