Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciberseguridad Act. 15 dic 2020

DEBIN, el nuevo medio de pago para cobrar y pagar más rápido en Argentina

El Débito Inmediato Conformado (DEBIN) es un método de pago sencillo, rápido y seguro y sin costo, tanto en pesos o en dólares, que permite el vínculo comercial entre clientes y proveedores sin usar efectivo ni agendar cuentas.

Los pagos digitales siguen cobrando fuerza y su adopción por parte de los clientes es cada vez más rápida. Argentina acaba de estrenar un nuevo método que aporta rapidez y seguridad a las transacciones. En Argentina, BBVA cuenta con DEBIN (Débito Inmediato Conformado), una modalidad de pago que permite cobrar y pagar todo tipo de servicios tanto en pesos como en dólares.

Se trata de un débito inmediato que se realiza con previa solicitud del vendedor y autorización del comprador. Sin embargo, a diferencia de las transferencias comunes, la otra parte no necesita ser incorporada previamente en la agenda. Basta con pedirle el nombre de cuenta, o sea, el alias CBU.

DEBIN funciona todos los días durante las 24 horas ingresando a BBVA Net Cash o a través de BBVA Móvil. Desde allí, se pueden visualizar los detalles de cada operación. Otra ventaja de este método es que también se puede programar para cobros recurrentes que son aquellos cargos por consumo de productos o servicios como membresías, suscripciones, pólizas que se realizan periódicamente (diario, mensual, anual).

¿Cómo pagar con DEBIN?

El paso a paso para pagar a través de este nuevo método es muy sencillo:

  1. Se recibe una solicitud de autorización de débito.

  2. Se acepta el débito y se ejecuta en línea.

  3. Por último, se debita de la cuenta de quien paga para acreditarse en la cuenta del beneficiario.

Es importante revisar que el importe sea el correcto. En caso de no serlo, al ingresar a la opción ‘Pagar DEBIN’, se debe seleccionar el botón ‘Rechazar’. Así, el pago es cancelado sin generar ningún movimiento entre las cuentas.

Consejos de seguridad

  • No compartir ni divulgar claves por teléfono, correo o redes sociales. Son personales e intransferibles.
  • Utilizar contraseñas fuertes mezclando mayúsculas, minúsculas y números.
  • No usar la misma clave para distintas aplicaciones, cuentas, plataformas, etc.
  • Leer con cuidado los emails y solicitudes que recibes.
  • Ningún banco llama para pedir contraseñas ni datos de cuenta.
  • No usar redes de wi-fi públicas para acceder a sitios que te pidan contraseñas.

Otras historias interesantes