Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Emprendimiento 11 feb 2021

Emprendimientos: ¿qué es el flujo de caja y cómo hacerlo?

Emprender es poner en acción la creatividad en un proyecto propio, pero no de cualquier manera, la planificación y la organización financiera son clave para lograrlo. Por eso, BBVA introduce una herramienta básica para el control de cada emprendimiento.

Existen herramientas que son indispensables para cualquier emprendedor. No importa qué tipo de comercio, empresa u organización se esté planificando, el flujo de caja o ‘cash flow’ permite de forma sencilla llevar un control de ingresos y egresos.

A simple vista se trata de una planilla donde se deberá registrar la diferencia entre el dinero en efectivo que entra en la caja y el que sale, como cobros y pagos, en un periodo de tiempo determinado. Se trata de un indicador muy importante para controlar la contabilidad del emprendimiento, porque da cuenta de su estado de solvencia.

Entre los ingresos que se vuelcan en el flujo de caja se encuentran los obtenidos por venta, por alquileres, por el cobro de deudas o préstamos. En el caso de las salidas, lo habitual es el pago de servicios como energía y agua, de proveedores, de impuestos o de cualquier gasto que pueda tener el emprendimiento.

¿Por qué es fundamental?

Una de las razones para utilizar esta herramienta es que permite un control riguroso de la contabilidad. Puede ser diario, mensual, bimestral o en el periodo de tiempo que el negocio necesite. Sin embargo, no es la única razón.

El ‘cash flow’ es una herramienta de análisis: contiene toda la información necesaria para actuar en caso de emergencias, inconvenientes o cambios de rumbo económico externos al emprendimiento. También para proyectar a futuro.

Conociéndola, tanto inversionistas, administradores, acreedores como otros profesionales son capaces de analizar la situación del emprendimiento y saber si genera flujos de inversión positivos o no. Esto permitirá también conocer las actividades de financiamiento e inversión que involucran o no efectivo.

¿Qué se necesita para realizar un flujo de caja?

Los 5 pasos fundamentales para elaborar una herramienta práctica y fácil de usar:

  1. Contar con toda la información contable de la empresa, balance general y estado de resultados. Esa información dará el saldo inicial, o sea, el punto de partida del flujo.
  2. Definir el periodo a analizar. Esto dependerá del tipo de emprendimiento y los objetivos a medio o largo plazo.
  3. Registrar todos los ingresos de ese periodo.
  4. Registrar los gastos o egresos en el periodo.
  5. Con esos registros ya en la planilla, se calcula la diferencia entre los ingresos totales y gastos o egresos totales, junto con el monto inicial.

Otra posibilidad es hacer un flujo de caja proyectado y es una variante que permite estimar números a futuro. Sirve para anticiparse a algún déficit futuro, evaluar una ganancia extra o una inversión para hacer crecer el emprendimiento.

Para aquellos que están empezando con el emprendimiento, BBVA en Argentina pone a disposición su blog ‘Economía para tu día a día‘ para ayudar a tomar decisiones bien informadas y conscientes, impulsando el bienestar individual y familiar de la comunidad.

Otras historias interesantes