Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Industria Automotriz 01 feb 2024

Expectativas moderadas en el mercado automotriz de la Argentina

A pesar de la contracción de la actividad en 2023, la producción de automotores exhibió un crecimiento consolidado que no se corresponde con el resto de los sectores industriales, señala el Informe Situación Automotriz elaborado por BBVA Research en Argentina.

Industria Automotríz en México

El año 2023 no fue fácil para la industria argentina ya que se profundizaron las complejidades para la producción, las ventas y las exportaciones, lo que impactó en el empleo y la inversión de las distintas ramas.

Las crecientes trabas a las importaciones que generaron falta de insumos fueron la razón principal por las que la industria no pudo desplegarse, junto a la escalada de precios y su consecuente erosión de salarios reales. Todo esto tuvo dos derivaciones financieras: el quiebre de la cadena de pagos entre las firmas industriales y la acumulación de deuda comercial por importaciones.

El estancamiento económico y las restricciones cambiarias erosionaron el crecimiento de la producción de vehículos. No obstante, la performance del sector automotriz fue mucho mejor que la de las demás ramas industriales, cuyo empuje provino desde las exportaciones.

El escenario de altísima inflación, tasas reales negativas y tipo de cambio paralelo muy elevado en términos reales mantuvo el atractivo de los automotores como refugio de valor, con una dominante ventaja de vehículos usados sobre los 0km.

Las ventas internas permanecen alicaídas debido al esfuerzo de accesibilidad a un 0km. El precio de los automóviles en el mercado doméstico está en línea con la depreciación del tipo de cambio paralelo y diverge con los salarios medidos en pesos.

Según BBVA Research las expectativas en el mercado automotriz para 2024 son moderadas, debido a que si bien prevé que las exportaciones se mantengan en buenos niveles, el saneamiento de la macroeconomía que lleva adelante el actual Gobierno nacional no arrojará resultados positivos antes, como mínimo, del segundo semestre, haciendo que las ventas domésticas de autos (nuevos y usados) queden deprimidas.