Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Informática 10 oct 2019

Gestionar el riesgo cibernético, una de las principales preocupaciones de las empresas

Según la última encuesta sobre transformación digital publicada por la firma KPMG, la principal problemática detectada por las empresas es la gestión de la seguridad cibernética. Dentro de este panorama, BBVA en Argentina trabaja proactivamente en la prevención del fraude informático.

Según el estudio ‘Keeping pace with disruptive risk, digital transformation’ realizado por KPGM, la seguridad informática adquiere relevancia e interés principalmente en las grandes corporaciones. Como indica el informe, basado en una encuesta global realizada a 206 miembros de diferentes comités de Auditoría, una de las tres prioridades que tienen las empresas actualmente es mejorar la gestión de su seguridad cibernética (67%). Luego, se ubica maximizar la generación de valor de las auditorías internas (53%) y, por último, identificar y evaluar riesgos disruptivos (49%).

En este sentido, las compañías continuamente están intentado adoptar o desarrollar nuevas tecnologías para seguir siendo competitivas en el mercado. Esto genera que sus datos financieros y corporativos estén expuestos de manera continua. Por eso, es tan importante que definan tanto una estrategia cibernética como cuáles serán las prácticas de buen uso.

No tomar medidas necesarias para proteger la información, aumenta el riesgo cibernético y trae varias consecuencias como la pérdida de propiedad intelectual, sanciones legales o normativas, pérdida de bienes y, una de las más importantes, una baja valoración de la reputación corporativa.

La ciberseguridad en BBVA

BBVA en Argentina lleva años en un proceso de transformación digital, que constituye uno de los pilares de la estrategia de negocios. En este sentido, realiza en forma sistemática evaluaciones tempranas y análisis de los riesgos tecnológicos asociados con la operatoria con cajeros electrónicos, sistemas de pago electrónico sin tarjetas y en los diferentes circuitos de transferencias electrónicas al exterior. A partir de los resultados obtenidos, las áreas de Seguridad, Riesgos y Fraude refuerzan el nivel de protección y control en cada una de las mencionadas operatorias.

Entre otros elementos de seguridad para clientes, se expandió el alcance geográfico de las tarjetas ‘contactless’ gracias a la renovación y ampliación de la red de cajeros automáticos compatibles con dicha tecnología. Además, se agregaron dispositivos de registros de credenciales biométricas, como el ‘pad’ de firma en sucursales, para disminuir las posibilidades de casos de fraude documental.

Otras historias interesantes