Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Por qué es importante contratar un seguro de accidentes personales?

Contar con una cobertura en caso de una eventualidad o accidente que comprometa la salud de una persona garantiza la seguridad económica de la familia.

Los seguros de accidentes personales (conocidos como AP) son un tipo de contrato que se realiza con una aseguradora para cubrir económicamente a una persona en caso de quedar inválido o fallecer a raíz de un evento inesperado. Este tipo de seguro es cada vez más solicitado, especialmente entre quienes tienen hijos o familiares a cargo porque suplanta los recursos económicos del asegurado, garantizando el mismo estándar de vida.

Según la Asociación de Defensa del Asegurado, Consumidores y Usuarios (ADACU) se considera “accidente” a cualquier acontecimiento externo al asegurado que sea repentino, imprevisto o violento (impacta con fuerza suficiente para vencer las defensas de quien lo sufre) e independiente de la voluntad de la persona que lo experimenta.

¿Qué características tienen?

Hay muchos tipos de seguros de accidentes personales, dependiendo del tipo de protección que ofrecen. El más simple protege económicamente a la familia o persona elegida por el asegurado ante su fallecimiento por accidente pero otros más completos suman la protección en caso de invalidez como consecuencia de un accidente. El plan varía en base a la cobertura: invalidez total o pérdidas parciales por eventos accidentales.

Dependiendo de la aseguradora, existen distintos niveles de cobertura por invalidez. Algunas ofrecen protección ante cualquier tipo de invalidez física derivada de un accidente, mientras que otras contemplan únicamente la invalidez producida por determinadas pérdidas físicas, indicadas al momento de contratación.

BBVA Seguros ofrece cobertura contra accidentes personales para individuos que se puede contratar a través de los productores de seguros y ‘brokers’, también en cualquiera de las sucursales de BBVA o de forma telefónica en Línea BBVA.

La cobertura funciona todos los días del año, las 24 horas en cualquier lugar del mundo. Se puede solicitar hasta los 64 años de edad y elegir libremente a los beneficiarios de la póliza. Además de poseer beneficios impositivos permite la renovación automática de la póliza.

Las sumas aseguradas pueden varían desde los $300.000, $400.000, $500.000, $600.000 y hasta $700.000 cubriendo los siguientes casos:

  •  Muerte por accidente.

  •  Incapacidad total y parcial permanente por accidente.

  •  Asistencia médica.

  •  Renta diaria por hospitalización.

  •  Gastos de sepelio.

Otras historias interesantes