Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas Act. 16 mar 2021

¿Qué tener en cuenta al realizar el pago mínimo de la tarjeta de crédito?

Para conocer cuál es el pago mínimo de la tarjeta de crédito y cómo tomar ciertos recaudos a la hora de utilizarlo, BBVA comparte los conceptos clave que todo cliente debe tener en cuenta.

La tarjeta de crédito es una herramienta que facilita la organización financiera del día a día, permite la financiación en el corto y mediano plazo y ofrece, según la entidad emisora, diferentes beneficios y descuentos a sus clientes. Sin embargo, una mala gestión del crédito que otorga puede resultar en un endeudamiento innecesario.

Esta negativa situación, si bien puede estar vinculada con el nivel de gastos o la falta de previsión en los ingresos futuros, muchas veces está relacionada con el pago mínimo. ¿De qué se trata?

El pago mínimo es la cantidad más pequeña requerida por el banco para mantener el crédito vigente en la tarjeta de crédito, sin reportar mora. Se trata de un porcentaje del total de la deuda a pagar por el uso de la tarjeta y las cuotas pendientes del mes. Depende de la entidad bancaria y del gasto realizado. La cifra se puede encontrar en el estado de la cuenta.

Usado de forma correcta, se pueden señalar dos ventajas del pago mínimo. Por un lado, el cliente queda al día con la tarjeta de crédito y se evita que quede inhabilitada. Por otro, no se afecta el estatus crediticio. En este sentido, ante una situación financiera delicada, optar por el pago mínimo antes que el cese del pago resulta la acción adecuada.

Sin embargo, utilizar este recurso de forma periódica puede devenir en un problema financiero a largo plazo. El pago mínimo de la tarjeta de crédito representa aproximadamente el 10% de la deuda total. Esto quiere decir que, al hacerlo mes a mes, la deuda con la entidad bancaria no sólo se extenderá en el tiempo, sino que además acumulará intereses.

Entrar un un ciclo de endeudamiento hará que afrontar los pagos futuros sea exponencialmente más difícil. El ciclo del pago mínimo cierra cuando se llega al límite de la línea de crédito, pero la deuda original y la acumulación de intereses continúa.

En caso de necesitar hacer pagos mínimos de forma reiterada, BBVA en Argentina recomienda, cada vez que se pueda, abonar más del mínimo. Esta acción, aunque pequeña, disminuye directamente el monto de intereses extra. Es una forma de cancelar el crédito en menos tiempo y de tener cupo disponible en la tarjeta.

BBVA-Argentina-ProgramaEducaciónFinanciera-2020-a

Conoce la plataforma de Educación Financiera 100% ‘online’ y de acceso gratuito de BBVA

Educación Financiera en BBVA

Hace ya algunos años, BBVA en Argentina se puso como objetivo ser motor de oportunidades y generar un impacto positivo en la vida de las personas. Una forma de hacerlo es a través de los Talleres de Educación Financiera, que buscan promover la formación en habilidades que permitan a las personas tomar decisiones financieras informadas. Entre otras cosas, se trabaja sobre el uso correcto de las tarjetas de crédito.

BBVA apuesta por la educación financiera porque cree que es un pilar fundamental en la construcción y desarrollo de sociedades más igualitarias y equitativas. Entiende, además, que el desarrollo de estas habilidades promueve el bienestar.

En este compromiso, el banco impulsó acciones dirigidas a niños y jóvenes, adultos y pequeñas y medianas empresas. Una de esas acciones fue distinguida a principios de este año como ‘Mejor iniciativa de educación financiera destinada a jóvenes’ en la primera edición de los Premios a la Excelencia en Educación Financiera. Se trata del Programa de Educación Financiera de BBVA que, a diferencias de los años anteriores, en 2020 se realizó totalmente en modalidad digital.

El Programa de Educación Financiera de BBVA está destinado a estudiantes secundarios de entre 12 y 19 años pertenecientes a familias en situación de vulnerabilidad. Tiene como objetivos contribuir a que los jóvenes beneficiarios concluyan la educación secundaria; lograr que adquieran conocimientos y habilidades financieras y administrativas a través de un producto bancario que facilite su inclusión en el sistema financiero; y fortalecer la integración y la permanencia en el sistema educativo de los jóvenes de familias de bajos ingresos.

Desde sus inicios en 2007, el Programa de Educación Financiera BBVA benefició a 14.561 jóvenes de forma directa y a más de 58.24 personas de forma indirecta.

Otras historias interesantes