Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Transporte 23 nov 2017

Así serán los automóviles del futuro: las tecnologías que marcan el camino

Autónomo —sin necesitar conductor—, conectado —con el entorno, otras máquinas— y eléctrico —o al menos impulsado por energías que cuiden el medio ambiente—. Tres pilares básicos para el vehículo del futuro cuya ‘gasolina’ será la tecnología. De hecho tendrá muchas innovaciones tecnológicas que ahora pueden parecer pura ciencia ficción pero que no están tan lejos de hacerse realidad.

Los fabricantes de coches siguen trabajando y dedicando muchos recursos al llamado automóvil del futuro. Desde cambiar el parabrisas actual por uno con hologramas repletos de información, pasando por avanzados sistemas que eviten las colisiones con antenas que envíen datos a grandes velocidades, sin olvidarse de sistemas de biometría para arrancar los vehículos.

Todas estas novedades de la tecnología en el automóvil del futuro han sido recogidas en esta infografía publicada por la web ‘dryve.com’. En ella se realiza un análisis de está en vías de cambio el automóvil del futuro. De hecho, se preguntan: “¿Cuál será la próxima gran característica disponible para los automóviles?

Una carrera en la que también están aumentando su velocidad de involucración e innovación empresas como Google, Apple, Intel, Microsoft… sin dejar a un lado otras que ya han recorrido muchos kilómetros en la carrera como Tesla, Uber e incluso Amazon.

Por tanto, este vehículo tecnológico, autónomo e inteligente vendrá a sustituir la forma de conducción que realiza cualquier humano. Y la idea es que las mejore llegando a la perfección. Estos nuevos coches serán capaces de interactuar con el entorno y sin la intervención del conductor. Los pasajeros simplemente se limitarán a marcar un destino.

Cámaras, radares, antenas que envíen y reciban datos, un posicionamiento global… dotará a estos vehículos de un conocimiento completo de todo lo que le rodea en 360 grados. Uno de los aspectos que destaca la infografía antes destacada es la capacidad del autopilotaje seguro.

Detener el coche por móvil si hay un robo

Detectar la velocidad de los otros vehículos, el tipo de vía, las condiciones… e incluso cambiar automáticamente de carril avisando del peligro de colisión. Un sistema con continuas actualizaciones que se podrán hacer desde un móvil u ordenador. Precisamente a través de esos dispositivos se podrá consultar el manual del coche, con vídeos en 3D, además de conocer cuándo se debe pasar por taller para las revisiones, así como los niveles de aceite, filtros del aire, caja de fusibles… Todo en una ‘app’ específica para cada modelo.

Y es que el móvil será un copiloto perfecto para estos coches. Otra funcionalidad que tendrá será detener el vehículo si se produce un robo del mismo. Incluso mandará un mensaje a la policía y facilitará su recuperación mandando su ubicación por GPS.

Además, el llavero del coche dará gran cantidad de información útil del vehículo. Una forma de tener el control, incluso aunque no se esté dentro de él. Una llave que actualmente viene siendo cambiada por otros sistemas de inicio del coche como el botón de encendido. Pues bien, quedarían eclipsados por el acceso biométrico. La huella dactilar para poner en marcha el coche. Se han hablado de escáneres de retina pero lo más probable es que esos lectores de huellas sean los primeros en aparecer.

Por último, y no menos importante, el cuidado de la salud del conductor. Unos sensores, colocados en los cinturones de seguridad o volante, al más puro estilo doctor serían los encargados de rastrear las constantes vitales. Incluso si existiera algún problema de salud, pararía inmediatamente en un lado de la calzada y llamaría a las autoridades médicas.

Otras historias interesantes