Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Internet 30 mar 2017

Cómo aumentar la seguridad en una cuenta de correo electrónico de Gmail

El correo electrónico se ha convertido en una pieza esencial a día de hoy. Personas, empresas, instituciones… usan una cuenta para cualquier actividad que vayan a realizar ya que se trata de una forma casi directa de estar siempre en contacto. Una interacción posible gracias a internet, por el que circula todo tipo de información personal. Algo muy valioso y que merece ser protegido de forma muy cuidadosa.

Es imposible imaginarse un mundo sin el correo electrónico. Del primero enviado en 1971 con el mensaje «QWERTYUIOP», a cómo se usa actualmente ha cambiado tanto como años separan de una fecha a otra. El mail se ha convertido en una herramienta de gran calado, cuyo uso se ha extendido a prácticamente todos los rincones del mundo, gracias a la llegada de internet.

Millones de personas en todo el planeta ponen en circulación todo tipo de archivos, documentos, imágenes, contraseñas… Un constante ir y venir de información importante que puede verse comprometida por la aparición de virus o malware a nuestros ordenadores, los cuales son capaces de poner en peligro los datos personales.

Por este motivo, la Oficina de Seguridad del Internauta, en España, ha realizado un informe en el que expone consejos para mejorar la seguridad de los correos electrónicos de Gmail, el más usado a nivel mundial. Y no exento de ser hackeado como así se ha demostrado con los últimos ataques vividos en fechas recientes.

La importancia de la contraseña

Antes de profundizar en aspectos más importante conviene recalcar, de nuevo, la importancia de tener una contraseña segura. Y no es típicamente una frase hecha: en 2016 todavía un 17% de los usuarios tenían la secuencia ‘123456’ como contraseña.

Esta guía establece una serie de consejos para tener un password indescifrable:

– La clave debe tener 8 caracteres que incluyan mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales.

– Del mismo modo, aconseja que no sea anotada, ni enviada por correo electrónico. Además, recuerda que Google “nunca enviará un mensaje solicitándola”.

– Por último, recomienda que no se haga clic “en algún enlace incluido en un mensaje de correo electrónico procedente de un sitio no fiable o fuente desconocida”. Siempre se debe acceder desde de https://mail.google.com, o bien desde https://accounts.google.com/Login.

Verificación en dos pasos

Un sistema de seguridad usado por redes sociales como WhatsApp o Instagram y que Google también integra en sus correos electrónicos. Básicamente es un sistema que establece otro paso más de seguridad. Y es que, junto a la contraseña, solicitará un código que se envía al móvil asignado a la cuenta o que se puede generar a través de la aplicación “Google Authenticator”. Para activar esta opción solamente hay que seguir las instrucciones del siguiente enlace que Google facilita.

Cifrado del correo

Es dar un paso más en la seguridad, en este caso de los correos enviados. El cifrado consiste en transformar cualquier mensaje en letras, números y caracteres a la hora de enviarlo. Un sistema por el cual únicamente será descifrable por medio de una contraseña, que si no la tiene destinatario será imposible que pueda leerlo. En caso contrario verá un mail completamente ilegible.

Para conseguirlo, se puede instalar una extensión como ‘Mailvelope‘ (disponible también para Firefox), o ‘Secure Mail for Gmail‘, que cifrarán el contenido de la forma anteriormente expuesta.

Notificaciones de seguridad

Dentro de ‘Mi cuenta’, haciendo clic en el perfil situado en la parte superior derecha, existen un conjunto de herramientas que facilitarán el uso y gestión de la cuenta. Una de ellas es ‘Notificaciones y actividad en tus dispositivos’. En la misma se puede configurar unas alertas de seguridad, en caso de que Google detecte riesgo para la cuenta.

Revisar las aplicaciones conectadas a la cuenta

Es importante comprobar el listado de sitios web y aplicaciones a los que se les ha concedido acceso a la cuenta correspondiente. A cada app se le puede dar un nivel distinto de acceso: completo, solo perfil y foto… Existe la opción de eliminar directamente cualquiera que pueda generar problemas.

Comprobación de seguridad

Un punto esencial para evitar complicaciones. De nuevo desde ‘Mi cuenta’ se accede al apartado ‘Revisión de seguridad’, lugar en el que se comprueba el nivel de seguridad de la cuenta. Recuperación de cuenta, teléfono asociado, correo de recuperación, pregunta de seguridad, comprobar dispositivos conectados y los permisos de tu cuenta.

Por último, existen además otra serie de consideraciones que no hay que despreciar:

– El uso de un antivirus que mantenga los dispositivos libres de infección.
– Actualizar con cierta frecuencia el navegador y el sistema operativo.
– No usar la contraseña de tu cuenta Google en otros sitios web. Si se usa un ordenador colectivo no hay que dejar nada a la vista, es imprescindible cerrar la sesión e incluso eliminar todo tipo de información de contraseñas, caché o cookies.

Otras historias interesantes