Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 11 feb 2019

Banca + 'fintech': la fórmula de la innovación en las finanzas

La relación entre banca y ‘fintech’ es cada vez más estrecha. Este nuevo fenómeno ha ampliado los horizontes de las entidades tradicionales, que ahora ofrecen productos y servicios más centrados en el usuario.

“Somos un mosquito que ha despertado a la banca tradicional, pero en vez de aplastarnos, como se hace con los mosquitos, se han puesto a colaborar con nosotros”. Ejerciendo de portavoz improvisado de las ‘fintech’, Grégorie de Lestapis, CEO de October, resumía así el nuevo escenario de colaboración entre estas empresas emergentes, que llevan la capacidad tecnológica y la agilidad de las ‘startups’ al negocio financiero, y la banca tradicional.

Fue durante un coloquio, celebrado en el BBVA Open Space de Madrid, para analizar, con algunos de los protagonistas del sector, la evolución del negocio financiero desde la aparición de las ‘fintech’ y los cambios que ha provocado en la banca tradicional.

“Hemos pasado de la competición a la ‘coopetición’”, aseguró Ignacio Villoch, Ecosystem Builder en BBVA Open Innovation, en el sentido de cooperar y competir al mismo tiempo. En BBVA Open Innovation “nuestro trabajo es conectar y cooperar con las ‘startups’ para transformar la industria financiera, porque tenemos muchos más motivos para construir que para pelear”.

Esta “relación dinámica” entre la banca y las ‘fintech’ de la que habla Villoch va dando sus frutos. “Las ‘fintech’ han sido estupendas para todo el sistema financiero, porque nos han abierto los ojos sobre lo que realmente necesita un cliente”, resumió Nuria Menchaca, Project Manager Innovation Lab & Observatory en Bankia. Paula Blázquez, de Innocells, explicó que las ‘fintech’ han cambiado “cómo la banca tradicional concibe sus productos financieros, el tipo de talento que atrae y la importancia que ahora da a la experiencia de cliente (UX)”.

Este nuevo entorno tiene ya resultados palpables en la oferta que tiene a su disposición el usuario de la banca. Villoch destacó como ejemplos de esos nuevos productos influidos por la revolución ‘fintech’ que han salido de la propia banca como Bconomy –que ofrece un diagnóstico financiero digital a través del ‘big data’–, BBVA Valora View –un servicio que, entre otras funcionalidades, informa mediante la realidad aumentada de pisos a la venta solo enfocando un inmueble con la cámara del móvil– y Commerce 360, que ayuda a las pymes a conocer todas las peculiaridades de su negocio y sus clientes.

En el futuro, “vamos hacia modelos de productos y servicios híbridos, personalizados”, que aúnan lo mejor de los dos mundos, pronosticó Blázquez, que recalcó que algunos clientes todavía no se sienten cómodos y seguros operando con las ‘fintech’. Ese resquemor inicial a confiar el dinero a nuevas empresas sigue ahí, y por ello De Lestapis, de October, antes conocida como Lendix, destacó que las ‘fintech’ no deben obsesionarse con crear “productos revolucionarios”; su clave es ser capaz de popularizarse y llegar a los clientes.

Es difícil, coincidieron los ponentes, pronosticar quiénes serán los protagonistas de la banca del futuro, y especialmente el papel que puedan jugar las llamadas ‘big tech’, como Google, Amazon o Facebook. Lo indudable es que todo el sector financiero está en un constante proceso de metamorfosis, y la revolución digital no es el único desencadenante.

La banca tiene también que adaptarse a los cambios demográficos y sociológicos, como el menor apego a la propiedad (vehículos, inmuebles…) que muestran los ‘millennials’. “Todas estas transformaciones sociales son un estímulo para llevar a cabo muchos cambios que parecían imposibles en organizaciones tan grandes como un banco”, aseguró Villoch.

Otras historias interesantes