Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Blockchain 11 abr 2019

BBVA aboga por la regulación de la tecnología DLT, incluido el ‘blockchain’

José Manuel González-Páramo, responsable de economía y relaciones institucionales de BBVA, ha aprovechado la reunión del IIF (Institute of International Finance) en Washington, para defender un marco regulatorio del sector financiero que fomente los beneficios potenciales de la tecnología DLT (tecnologías de registro distribuido o ‘Distributed Ledger Technology, en inglés), que incluye el ‘blockchain’.

En su opinión, iniciativas recientes muestran cómo una colaboración más estrecha entre el sector privado, incluida también la industria financiera, y los reguladores y supervisores allanará el camino para la adopción masiva, segura y fructífera de esta tecnología.

En este sentido, ha dado la bienvenida a la Asociación Internacional de las Aplicaciones Blockchain de Confianza o INATBA (su acrónimo en inglés), creada recientemente. Esta  asociación, promovida por la Comisión Europea y de la que BBVA es socio fundador, agrupa a 105 organizaciones públicas y privadas, para desarrollar un marco global transparente, predecible y de confianza que permita la adopción de ‘blockchain’ y la tecnología DLT y fomente el desarrollo de aplicaciones basadas en estas tecnologías.

Es el segundo año consecutivo en que José Manuel González-Páramo participa en esta mesa redonda sobre criptoactivos organizada por Institute of International Finance (IIF), en Washington. En 2018, el consejero ejecutivo de BBVA presentó la estrategia ‘blockchain’ de la entidad, basada en tres pilares ‘E’: ejecución, ecosistema y experiencia.

En la edición de este año, se ha centrado en el papel de reguladores y supervisores como catalizadores de la innovación, también en materia de criptoactivos.

ARAMO-BLOCKCHAIN-REGULACION-UE

José Manuel González-Páramo, responsable de economía y relaciones institucionales de BBVA en la la reunión del Institute of International Finance.

6 retos para la regulación de las tecnologías de registro distribuido

José Manuel González-Páramo ha querido hacer hincapié en  el entorno regulatorio, que actualmente es inmaduro y complejo, destacando seis retos transversales a los que se enfrenta la regulación del ‘blockchain’:

  1. Cómo reducir el anonimato inherente a los criptoactivos, que fomentan las actividades fraudulentas y criminales, mediante iniciativas como la impulsada recientemente en Europa con la entrada en vigor de la AMLD5, la quinta directiva en materia de Prevención del Blanqueo de Capitales de la UE.
  2. Los problemas asociados a la falta de localización territorial de las tecnologías de registro distribuido (DLT). ¿Cómo podemos asignar responsabilidades en caso de que algo salga mal? En el caso de los ‘contratos inteligentes’ o ‘smart contracts’, en el comercio internacional en particular, existen consideraciones adicionales, como que los firmantes del contrato están sujetos a leyes diferentes en sus respectivas jurisdicciones. Por lo tanto, cuando un contrato inteligente no funciona como se esperaba, ¿qué parte sería responsable?; ¿bajo qué jurisdicción?
  3. Cómo asignar un valor legal de una operación basada en ‘blockchain’. La inclusión en una operación con ‘blockchain’ de una escritura que declare la propiedad o la existencia de un activo representa una prueba genuina tanto de la propiedad como de la existencia real de dicho bien. En esta situación, ¿ los tribunales de un país determinado podrían aceptar la validez de este reconocimiento?
  4. La resolución de los problemas asociados a la protección de datos y del consumidor en relación con ‘blockchain’. Estas tecnologías son descentralizadas, lo que significa que existe un flujo de datos transfronterizos que puede ir contra regulaciones locales existentes, como el derecho al olvido que establece GDPR en la Unión Europea.
  5. El reconocimiento de la validez legal de los instrumentos financieros emitidos usando ‘blockchain’ por parte de los reguladores y supervisores. En este sentido, se han aprobado leyes en Francia y Luxemburgo que permiten la emisión de valores usando ‘blockchain’ y reconocen su validez legal.
  6. La calificación y clasificación de los impuestos y de la contabilidad de los criptoactivos. En este caso, el registro de estos activos en los libros de contabilidad es crucial desde el punto de vista prudencial. En este sentido, el Comité de Basilea trabaja ya para resolver estas dudas.

Según la Autoridad Bancaria Europea, por ejemplo, en algunos casos, pueden considerarse como instrumentos financieros o dinero electrónico, y por lo tanto encajarían en la regulación actual. Sin embargo, existen otros criptoactivos que no pueden equipararse a ningún tipo de activo existente. ¿Qué tipo de regulación se necesita para hacer frente a estos últimos desde el punto de vista financiero, fiscal y contable?

José Manuel González-Páramo ha recordado que, por definición, ‘blockchain’, como cualquier otra tecnología, no puede ser regulada. Pero sí las actividades que se desarrollen aplicando dicha tecnología. En el caso de la industria financiera, dependiendo del tipo de servicio que se preste, habría que adaptar la regulación para incluir los servicios y productos prestados a través de estas tecnologías.

Otras historias interesantes