Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA AI Factory colabora con el primer 'hub' europeo para conectar matemáticas e industria

BBVA-HUB-europeo-matematicas-equipo-pantallas-números-gestión-empresa

Fortalecer las herramientas matemáticas de las empresas españolas puede ser clave para la resiliencia ante futuras crisis. Con este fin, la Red Española Matemática-Industria (math-in) ha creado la Plataforma Española de Tecnologías de Modelización, Simulación y Optimización en un Entorno Digital. El nuevo ‘hub’ nace con el apoyo de compañías y centros de investigación nacionales de primer nivel, entre los que se encuentra la Factoría de Inteligencia Artificial de BBVA.

En el periodo de la crisis de 2008 a 2012 se perdió de media casi un 10% de empleo anual, pero fue posible reducir este porcentaje al 2% en las empresas que se digitalizan y optimizan sus procesos incorporando herramientas matemáticas. Estas empresas, llamadas de alta intensidad matemática, acusan menos las crisis, y han sufrido una menor destrucción de empleo casi diez años después con la crisis derivada de la COVID-19, según datos de la Plataforma.

“Todas las tecnologías matemáticas se traducen a algoritmos que (...) pueden aprovechar la información que recogen herramientas de control, como los sensores; para obtener resultados digitalizados óptimos que se integren fácilmente en los sistemas que la empresa ya tiene instalados”, explica Peregrina Quintela, que ha sido elegida presidenta de la Plataforma. Detrás de un gran número de avances de actividades tan dispares como las de la banca, la medicina o la recogida de basuras existen modelización, algoritmos de inteligencia artificial, ‘machine’ y ‘deep learning’, entre otros, que se alimentan de los datos generados en un mundo cada vez más digital para lograr un salto cualitativo en un proceso.

La Plataforma Española de Tecnologías de Modelización, Simulación y Optimización en un Entorno Digital ha sido creada para fortalecer la industria española a través de la innovación y se trata del primer ‘hub’ en el ámbito de las matemáticas de España y de Europa. Cuenta con financiación de la Agencia Estatal de Investigación, del Ministerio de Ciencia e Innovación de España. BBVA AI Factory, la compañía desde la que BBVA construye sus capacidades de Inteligencia Artificial, se ha incorporado a la iniciativa junto con otras grandes compañías como Repsol, Petronor o TSK. “Para nosotros es un privilegio participar como miembro del comité gestor y tener un rol activo, especialmente en el grupo de trabajo centrado en Cambio Climático y Utilización de Recursos Naturales y Materias Primas. Creemos firmemente en la necesidad de colaboración entre la empresa y los centros de investigación”, apunta Francisco Maturana, CEO de BBVA AI Factory.

El ámbito de la investigación está representado por centros nacionales de primer nivel como el Basque Center for Applied Mathematics (BCAM), el Consorcio Público Instituto Tecnológico de Matemática Industrial (ITMATI); más de una decena de universidades públicas; y agrupaciones nacionales como la Sociedad Española de Matemática Aplicada (SEMA) y la Sociedad de Estadística e Investigación Operativa (SEIO); entre otras muchas. El fin es que industria y academia trabajen juntos para la  creación de consorcios y proyectos que opten a financiación pública y privada, con el objetivo último de “contribuir a un tejido industrial eficiente, seguro, sostenible, resiliente y competitivo”, añade Quintela.

Cinco grupos de trabajo y una ventanilla única

Para abordar este ambicioso objetivo, se han creado cinco grupos de trabajo, entre los que se cuentan Energía Segura, Eficiente y Limpia; Cambio Climático y Utilización de Recursos Naturales y Materias Primas; o Salud, Cambio Demográfico y Bienestar. Todos ellos van encaminados a aportar soluciones a algunos de los retos que marcó como estratégicos el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020.

Aunque cada equipo elegirá sus líneas de trabajo, se planea abordar aspectos como la detección del COVID-19 en aguas residuales para estimar su evolución en las siguientes dos semanas; el tratamiento de imágenes para la toma de decisiones; la modelización de los hábitos poblacionales para planificar los servicios médicos asistenciales o el flujo y monitorización de pacientes en hospitales.

Las casi treinta entidades que, de momento, integran la Plataforma “están detrás de esta especie de ‘ventanilla única’ en la que cualquier compañía puede plantear sus necesidades, sin tener que ir buscando de institución en institución”, explica Alba Márquez, traductora de tecnología en la Secretaría Técnica de la Plataforma. Esto es especialmente relevante para las PYMES, que en muchos casos no disponen de un departamento de investigación e innovación propio, y que de este modo tienen a su alcance todas las disciplinas matemáticas punteras para resolver sus problemas diarios.

Otro aspecto clave es la posterior transferencia de los resultados científicos. Se realizarán acciones de divulgación para el mundo académico, la industria, los responsables de formular políticas científicas, y el público en general. Así se consigue, además, sensibilizar del gran potencial de las matemáticas en los retos que la humanidad precisa resolver, incorporar nuevas entidades públicas y privadas en la plataforma, y hacer más visible el retorno a la sociedad de los resultados de la actividad investigadora financiada principalmente por fondos públicos.

Otras historias interesantes