BBVA analiza las claves de la innovación en el 'Open Talk' de San Francisco

Ante una nutrida audiencia de inversores, ‘startups’ e importantes ‘influencers’, tanto del ámbito financiero como de otras áreas de la economía, BBVA celebró su primer evento ‘Open Talk’ en San Francisco, una iniciativa que busca promover el diálogo en torno a la innovación.

El encuentro contó con la participación de Derek White, responsable global de Customer Solutions, de BBVA, quien explicaba que el motor de la innovación no es otro que la curiosidad y que el impulso por descubrir, innovar y generar novedades ha sido un elemento básico del crecimiento de las sociedades, ya sea a través de la exploración o la ciencia.

Igual te interesa…

BBVA y su equipo de Open Innovation han reunido a los pensadores más importantes en el ámbito de las compañías de “rápido crecimiento” para debatir y compartir algunas de las claves sobre cómo está evolucionando el sector ‘fintech’ y cómo el estar abierto a nuevas ideas acaba rindiendo frutos.

El primer participante fue David Lang, de OpenROV, una firma con sede en California que fabrica drones para la exploración submarina.

Lang, cuyos dispositivos ‘open source’ y de bajo coste están revolucionando el negocio de la exploración submarina, explicó que el factor esencial que impulsa su negocio es contar con el mismo nivel de curiosidad sobre el medio ambiente que el que se encuentra en los diferentes ecosistemas de innovación.

El emprendedor señaló que el foco de gran parte de su trabajo está en apoyar la conservación del medio ambiente y destacó que los movimientos sociales en este sentido han pasado de la preservación al activismo y, quizás, ahora se mueven hacia una participación e involucración más activas. Y este es el origen de lo que su empresa produce y cómo funciona.

Derek White, responsable global de Customer Solutions de BBVA, abrió las sesiones de “Open Talk” en San Francisco

“OpenROV no solo fabrica productos, sino que le estamos dando a la gente las herramientas para entender el medio ambiente de una forma completamente diferente”, afirmó. Lang señaló que cuando iniciaron el negocio no sabían lo que hacían, sino que por el contrario, solo estaban buscando colaboración, pidiéndole a la gente que les ayudara. “Colaboramos con gente continuamente. No tenemos la solución a todo. Esta es una historia con un final abierto y siempre hay espacio para que venga gente nueva y nos ayude a mejorar”.

Igual te interesa…

denizen-app-bbva

Otra de las sesiones, titulada “Seed to Scale” (de semilla a crecimiento), reunió a Derek White con Pete Hartigan, inversor y gestor de capital riesgo, para explicar sus experiencias sobre cómo ayudar a crecer a las ‘startups’.

Diversidad

El debate también abordó la identificación de factores específicos que pueden ayudar al crecimiento. Hartigan explicó que para él, el ‘smartphone’ tiene tanto poder que se ha convertido en un dispositivo vital.

Una de las razones para explicar su afirmación es que el ‘smartphone’ ha otorgado al cliente un lugar en la discusión cuando se trata de definir la estrategia de negocio. ¿Por qué Uber es tan valioso?, preguntó. Y su respuesta no se hizo esperar: porque si bien existen conductores para llevar a la gente donde lo necesiten y cuentan con el apoyo del gobierno para operar, lo más importante es que los usuarios también están gestionando la forma en que reciben el servicio a través de la app.

Supervisión del usuario

Para Hartigan, en un futuro cercano todas las empresas que actualmente componen el índice Fortune 500 tendrán tres niveles de supervisión: el liderazgo del equipo gestor; la supervisión por parte del gobierno y las entidades reguladoras; y la de los consumidores a través de las apps en sus teléfonos inteligentes. “Ese es el poder del móvil”, sentenció.

Tanto White como Hartigan estuvieron de acuerdo en que este cambio está obligando a las empresas a pasar de un modelo industrial a un modelo de red, con una demanda y oferta distribuidas. Son modelos completamente diferentes en la forma en que se hacen las cosas.

Por su parte, Ian Ormerod, responsable del área de New Digital Businesses de BBVA, participó en un panel con Dave Marvit, de Fujitsu Laboratories.

Ormerod explicó que cuando se está intentando generar innovación disruptiva, uno de los problemas que surge es que a menudo se están intentando corregir otros problemas implícitos en el negocio. El elemento diferenciador en estos casos está en la cultura de innovación: el compromiso real de la organización para explorar nuevas ideas y trabajar para identificar soluciones a problemas actuales, y al mismo tiempo atender el crecimiento futuro.

Colaboración

Consultados sobre cómo las mejores ‘startups’ pueden trabajar con grandes empresas como BBVA, Ormerod explicó: “Lo más importante a la hora de trabajar con una gran compañía es entender a sus clientes y los problemas que resolverá la solución (tecnológica) que están presentando. Otra cosa en la que me gustaría insistir es en estar seguros de que han hecho los deberes y conocen bien la empresa antes de verles en persona. No se puede confiar solo en el factor sorpresa que pueda aportar la innovación que presentan”.

Igual te interesa…

BBVA-Derek-White-Open-Talent-2018-1

Los asistentes también escucharon los testimonios de una serie de empresas que han llegado a BBVA a través de programas para socios externos, como por ejemplo, Change, la ‘startup’ ganadora de Open Talent 2017. Sus representantes explicaron que su firma está trabajando cada vez más cerca del Banco y buscando nuevas formas de colaboración más estrechas.

Open Talent, la competición ‘fintech’ más importante del mundo, tiene abiertas las inscripciones para su edición 2018. Se puede consultar más información aquí.

BBVA Open Talent, que celebra este año su décima edición, ha servido de plataforma para ‘startups’ de más de 80 países. Una vez más, la competición busca las ideas ‘fintech’ con más posibilidades de transformar los servicios financieros del futuro, tanto para particulares como para empresas.

Comunicación corporativa