Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 27 dic 2021

BBVA cierra el año con 20 pruebas piloto ejecutadas entre ‘startups’ y el banco

pruebas-piloto-BBVA-startups-open-innovation

En 2021, BBVA se ha reunido con 200 diferentes ‘startups’ de todo el mundo con el fin de buscar nuevas colaboraciones con el ecosistema de innovación que le ayuden a resolver distintos retos de negocio. De todas las propuestas analizadas, 20 se han acabado traduciendo en pruebas de concepto y proyectos pilotos. Además, tres han pasado a fase de integración en los productos o servicios del banco.

Estos pilotos son el resultado de la apuesta de BBVA por la innovación abierta como una de sus palancas para impulsar la innovación en los servicios financieros y la búsqueda de propuestas de valor para mejorar sus productos y servicios. Los datos de 2021 reflejan una estrategia muy pegada a las necesidades reales de las áreas de negocio del banco, que se traducen en un aumento significativo de las pruebas desarrolladas.

En 2021, el banco ha promovido 200 interacciones entre sus áreas de negocio y ‘startups’, ha ejecutado 20 pruebas de concepto y pilotos. Además, tres han pasado a fase de integración en sus productos o servicios. En total se han celebrado 12 ediciones de Fast Tracks, reuniones donde emprendedores dialogan directamente con los expertos de BBVA, en cuatro países (España, Perú, México y Chile) en los que han participado 27 proyectos de empresas y más de 60 especialistas de BBVA. Las propuestas de este año se han centrado en pagos, financiación al consumo, Open Market, soluciones digitales y banca internacional.

Desde 2016, BBVA ha llevado a cabo en total 819 colisiones y ha ejecutado 103 pilotos, un 35% de los cuales han llegado a escalar.

“En un año lleno de dificultades, nuestro mayor logro ha sido conservar nuestra relevancia para el banco, alinéandonos más que nunca con el negocio para impulsar y consolidar su capacidad de innovación”, afirma Ainhoa Campo, directora global de BBVA Open Innovation.

Uno de los grandes retos de la estrategia de innovación abierta es lograr que estas pruebas lleguen a convertirse en productos y servicios o desplegarse dentro de BBVA. En este año, tres proyectos han culminado con éxito.

open-innovation-BBVA-startups-pruebas-piloto

Tres proyectos en funcionamiento

Una de las iniciativas consiste en la incorporación de la tecnología de inteligencia artificial de Sentimer Technologies para mejorar el embudo de conversión de los canales digitales del banco. La plataforma de Sentimer identifica los puntos en los que el cliente del banco encuentra dificultades y es más probable que abandone la compra o contratación de un producto dentro de los canales digitales. En ese momento, se activa un ‘chatbot’ o asistente virtual que le ayuda a resolver el problema. Mediante procesamiento de lenguaje natural y aprendizaje automático, estos asistentes virtuales son capaces de adaptarse a diferentes situaciones (atención de usuarios, adquisición de clientes, venta cruzada…) y determinar el perfil del interlocutor para personalizar la conversación.

En paralelo, el rastreo de la tecnología de Sentimer permite a BBVA analizar los puntos críticos y subsanar las dificultades para agilizar los procesos de compra de sus canales digitales y hacer que la experiencia de los usuarios sea cada vez más fluida. La puesta en marcha Sentimer en España, unida a otras herramientas de mejora, han permitido mejorar la tasa conversión de un 41% a un 61%.

Por otro lado, BBVA México ha incorporado a la ‘startup’ Glassbox como ‘partner’, tras un proyecto piloto en el que ha analizado y mejorado las tasas de conversión de sus canales digitales. El banco implantó las herramientas de Glassbox en siete servicios de consulta y transacción y monitorizó más de 700.000 sesiones de usuarios. Esta monitorización permitió identificar, por ejemplo, que el servicio de compraventa de divisas FX tenía un bajo uso de transacción entre divisas, en comparación con otros de la misma categoría: por la baja usabilidad del canal, más del 99% de los clientes que consultaban el servicio no veían el tipo de cambio preferencial y abandonaban la transacción. Tras unos ajustes de la experiencia de usuario, se ha logrado aumentar los ingresos en un 53%. Tras su incorporación como ‘partner’ del banco en México, las soluciones de Glassbox ya se han implantado dentro de BBVA Empresas y BBVA Net Cash.

“Los emprendedores son las palancas de cambio hacia una ‘nueva normalidad’ sostenible y digital”

El tercer despliegue, realizado con la empresa de comercio global Usyncro (antes eCustoms), se enmarca dentro de los esfuerzos de BBVA por impulsar soluciones de comercio exterior y la internacionalización de sus empresas clientes.

Los envíos internacionales de mercancías implican un gran número de trámites, ineficiencias en los costes de transporte y falta de coordinación entre los sistemas informáticos de las distintas partes de la operación (exportadores, aduanas, almacenes, línea marítima y aérea...). Usyncro utiliza tecnología ‘blockchain’ para coordinar, trazar y asegurar los envíos y digitalizar su documentación. Con el uso de ‘blockchain’ e inteligencia artificial, aumenta la eficiencia y la transparencia de las operaciones internacionales de las empresas clientes de BBVA, y se reducen el tiempo empleado en cada expediente, la posibilidad de errores y el impacto ambiental de su actividad comercial

En 2022, BBVA seguirá diversificando sus conversaciones con los agentes del ecosistema emprendedor, para detectar el mejor conocimiento disponible y las soluciones más innovadoras con las que hacer evolucionar sus productos y servicios. “Los emprendedores son las palancas de cambio hacia una ‘nueva normalidad’ sostenible y digital, y el sector financiero estará siempre a su lado para apostar por sus propuestas”, afirma Campo.

Otras historias interesantes