Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA da a sus empleados el control de su formación con un sistema basado en ‘tokens’

BBVA acaba de poner en marcha un modelo de formación pionero que permite el intercambio de conocimiento entre profesionales gracias a un sistema de ‘tokens’.

Cuatro mil empleados de BBVA en España y Argentina ya están usando el nuevo BBVA Campus Wallet, una plataforma abierta de cursos y talleres presenciales y ‘online’ que busca  impulsar la formación continua. “Vivimos en un momento de transformación en el que la capacidad de aprendizaje se va a convertir en la principal ventaja competitiva de cualquier organización”, afirma Ricardo Forcano, director de Talento y Cultura de BBVA.

Así, esta nueva plataforma “da un valor a la formación a través de ‘tokens’ que certifican cada hora de formación cursada o impartida a compañeros, y que abren la puerta para que todos los empleados –independientemente de su rol– puedan acudir a cursos que hasta ahora eran accesibles sólo bajo convocatoria”, añade Forcano.

El funcionamiento de BBVA Campus Wallet empieza asignando a cada empleado una cantidad inicial de ‘tokens’ –que no tienen valor monetario– y que se pueden utilizar para la realización de cursos. Además, se pueden obtener nuevos ‘tokens’ realizando cursos ‘online’ o dando formación a otros empleados.

Al empleado, convertido de esta manera en profesor, se le asignan ‘tokens’ en función de los asistentes a su sesión, con una relación de un ‘token’ por cada hora de formación y alumno. Para automatizar el proceso, se generan unos códigos QR que deben ser escaneados por las personas que asisten la formación. Los ‘tokens’ acumulados se pueden usar en acceder a cursos y talleres.

De este modo, todos los profesionales de BBVA pueden ser parte activa de la formación del Grupo y quienes tengan mayor motivación tendrán más opciones para asistir a cursos, acceder a aquellos de mayor atractivo o a eventos especiales como encuentros con especialistas o con la primera línea de la dirección del Grupo.

‘Tokenomics’

El modelo de BBVA Campus Wallet es disruptivo en cuanto al uso de ‘tokens’ –concepto que se utiliza normalmente en los ecosistemas de ‘blockchain’– como herramienta que permite que los empleados perciban mejor el valor de la formación, al mismo tiempo que les da una mayor libertad a la hora de elegir las habilidades que quieren reforzar.

“Somos pioneros a nivel mundial en el uso de ‘tokens’ aplicados a la formación en el entorno corporativo. BBVA está explorando por primera vez los modelos económicos basados en ‘tokens’ (‘tokenomics’ o criptoeconomía)”, asegura Carlos Kuchkovsky, CTO (Chief Technology Officer) de Nuevos Negocios Digitales de BBVA.

El modelo de ‘tokenomics’ en el que se basa BBVA Campus Wallet ha supuesto idear un sistema para gestionar la oferta y la demanda, de modo que hay que mantener en circulación un número suficiente de ‘tokens’ para que la formación llegue a todos los equipos de BBVA, pero vigilando que no haya demasiados para que el valor de la formación no se desvirtúe.

“No sólo estamos aprendiendo a nivel tecnológico, estamos desarrollando un modelo descentralizado de acceso a la formación que conlleva el ejercicio de concebir un nuevo sistema abierto basado en estos ‘tokens’”, comenta Pilar Concejo, responsable de Formación de BBVA.

El siguiente paso de este proyecto es dar el salto a la red de Ethereum. BBVA está preparando una prueba en esta plataforma, de modo que todo el intercambio de ‘tokens’ quede registrado de manera pública y el ‘tokenomics’ definido por medio de ‘smart contracts’. Esto supondrá un paso muy importante para conocer de primera mano el potencial de las redes públicas de ‘blockchain’.

Gran aceptación

Por el momento, el piloto realizado con 4.000 empleados ha sido muy bien recibido. Desde su puesta en marcha en febrero de 2018, el 57% de las personas que tienen BBVA Campus Wallet ya ha hecho al menos un curso y se han generado 23.830 ‘tokens’ nuevos. Los cursos más demandados son los relacionados con temas legales (cumplimiento con nuevas normativas), nuevas capacidades digitales, productos financieros y valores corporativos.

En esta primera fase han participado profesionales de servicios centrales, de Argentina y de la Territorial Noroeste, que incluye la red de oficinas de esta zona de España. Y han sido precisamente estos últimos los más activos: el 75% de ellos ha realizado al menos un curso durante estos meses de pruebas.

“Ha sido un gran éxito y la demostración de que BBVA Campus Wallet es una herramienta útil para impulsar el aprendizaje continuo en nuestra organización”, resalta Concejo.

Otras historias interesantes