Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad 04 sep 2020

BBVA firma con SK Innovation su primer préstamo de capital circulante sostenible en Asia

BBVA y la energética coreana SK Innovation han firmado un préstamo de capital circulante de 100 millones de euros para ampliar las instalaciones de fabricación de baterías para vehículos eléctricos en Europa. Esta operación es el primer préstamo de capital circulante certificado por BBVA en Asia en cumplimiento de su marco de banca transaccional sostenible.

SK Innovation ha recibido de BBVA un préstamo de capital circulante de 100 millones de euros con el que financiará la construcción y el funcionamiento de la segunda fábrica de baterías de la compañía en Hungría. De esta forma, SK Innovation aumenta su capacidad de producción con el objetivo de suministrar más células para satisfacer la creciente demanda de los fabricantes europeos de vehículos eléctricos. Además, los fondos también se destinarán al desarrollo y fabricación de baterías así como a la investigación y desarrollo (I+D) de nuevas tecnologías de baterías más eficientes y seguras para vehículos, motocicletas o bicicletas puramente eléctricos e híbridos.

El desarrollo del proyecto de fábrica de baterías es un proyecto verde y el préstamo vinculado al mismo se ha certificado como tal de acuerdo con el marco de banca transaccional sostenible de BBVA. El proyecto de SK Innovation pone el foco en la energía limpia, en el desarrollo y la fabricación de nuevas tecnologías y en las ciudades sostenibles. El desarrollo en estas áreas de actuación proporcionará grandes mejoras en la movilidad y la calidad de vida de los ciudadanos a nivel mundial.

Con esta operación, BBVA, entidad pionera en financiación sostenible, alcanza un nuevo hito con la formalización de su primer préstamo de capital circulante sostenible en Asia, y refuerza su compromiso en la lucha contra el cambio climático al apoyar al sector de la automoción en su transición ecológica. Además, el banco considera el Asia una región clave, ya que muchas de sus mejores empresas están expandiéndose en geografías donde BBVA está presente; y puede ofrecer a estos clientes soluciones de alto valor añadido en Europa, especialmente en países como España y Turquía, América del Norte y América Latina.

Francisco Javier Fernández de Trocóniz, responsable de Global Trade and International Banking, comenta: “Estamos encantados de cerrar el primer préstamo sostenible de capital circulante en Asia y apoyar a SK innovation en su proyecto verde en Europa. El marco de producto transaccional sostenible de BBVA es único en la industria y muestra el compromiso del banco con el desarrollo de productos transaccionales sostenibles globales”.

SK innovation, por su parte, es la empresa líder del sector de la energía en Corea y una referencia en la industria mundial de las baterías eléctricas. Con su segunda fábrica de baterías en Hungría, SK Innovation pretende reforzar aún más su presencia en el mercado europeo. Este impulso a la producción está en línea con los contratos de suministro a largo plazo con algunos de los mayores fabricantes de automóviles europeos, entre los que se encuentran Volkswagen y Mercedes-Benz.

BBVA, un referente en financiación sostenible

Como muestra de su firme compromiso en la lucha contra el cambio climático, BBVA aprobó en 2018 su Compromiso 2025, por el cual ya ha movilizado 40.000 millones de euros de los 100.000 millones que se había marcado como objetivo hasta 2025 en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera. El banco tiene la capacidad, el conocimiento y la experiencia para proveer a sus clientes con un asesoramiento superior de soluciones de financiación sostenible y está jugando un papel clave en el desarrollo de este mercado.

En 2018 el banco dio un paso más en su objetivo de apoyar a sus clientes corporativos en sus estrategias de financiación sostenible con la creación de un innovador marco de producto transaccional sostenible pionero en la industria. Esta metodología permite clasificar las operaciones de banca transaccional de sus clientes como verdes, sociales o sostenibles.

Otras historias interesantes