Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 07 sep 2018

BBVA lanza un fondo de 'asset allocation' gestionado con criterios socialmente responsables

BBVA Asset Management ha lanzado un fondo de asignación de activos global (‘asset allocation’, en ingles) gestionado con criterios de inversión socialmente responsable (ISR). BBVA Futuro Sostenible tiene un perfil de riesgo defensivo, y completa la gama de soluciones de inversión con criterios socialmente responsables de la gestora del Grupo BBVA.

BBVA Asset Management ha remodelado la política de inversión del fondo BBVA Solidario para lanzar una nueva solución de inversión socialmente responsable. El nuevo fondo, denominado BBVA Futuro Sostenible, es un fondo de ‘asset allocation’ global que invierte en renta variable, deuda pública y crédito, aplicando criterios de ISR en todas las tipologías de activo.

El fondo tiene un perfil de riesgo defensivo –invierte un máximo del 30% en renta variable– y está destinado a un inversor de perfil conservador que busque un enfoque prudente de crecimiento y la sostenibilidad de sus inversiones.

BBVA Futuro Sostenible aprovecha toda la potencia del proceso de asignación de activos de BBVA Asset Management, manteniendo la misma filosofía de gestión activa, diversificación y exhaustivo control del riesgo.

Adicionalmente, aplica criterios de sostenibilidad medioambiental, social y de gobierno corporativo para seleccionar los mejores activos de renta fija y renta variable. “Buscamos invertir en empresas y gobiernos de calidad, concienciados con prácticas sostenibles”, explica Alberto Estévez, responsable de la unidad de mixtos e inversión socialmente responsable en BBVA Asset Management y gestor con más de 10 años de experiencia gestionando productos de ISR.

“Al incorporar criterios ISR, tenemos mejores decisiones de inversión ya que son más completas”

Los pilares de la inversión socialmente responsable

BBVA Futuro Sostenible es un fondo pionero a nivel español ya que tiene una aproximación completa a la ISR en todos sus pilares :

  1. Integración en todas las clases de activo de criterios ISR con inversión en las mejores compañías y gobiernos en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo.
  2. Menor huella de carbono que el índice de referencia
  3. Inversión de impacto basada en los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas (SDGS).
  4. Reparto de una cuarta parte de la comisión de gestión en proyectos solidarios.
  5. Exclusión de compañías que no cumplen con el Pacto Mundial de Naciones Unidas, sectores controvertidos y peores compañías y gobiernos que no cumplen con nuestros criterios de mínimos estándares en gobiernos corporativo, ambiental y social.

“Al incorporar criterios ISR, tenemos mejores decisiones de inversión ya que son más completas. Por ejemplo, en renta variable, en 1970 el 17% del valor de una compañía lo representaban valores intangibles, y ahora ese porcentaje es del 87%. Los criterios ISR te ayudan a desvelar gran parte de ese valor”, comenta Alberto Estévez.

BBVA Futuro Sostenible completa la gama fondos de ISR de BBVA Asset Management, que ya cuenta con BBVA Desarrollo Sostenible, un fondo de renta variable global.

BBVA AM está comprometida y ha sido pionera en la aplicación de criterios ASG en las inversiones y tiene 20 años de experiencia en este campo.

Compromiso 2025 de BBVA

En línea con el Plan de Acción de la Comisión Europea sobre finanzas sostenibles, BBVA ha anunciado recientemente su Compromiso 2025, la estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible del Banco para avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y del Acuerdo de París sobre Cambio Climático.

Se trata de un compromiso a ocho años (2018-2025) basado en tres pilares: financiar, gestionar e involucrar. BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde y social, infraestructuras sostenibles y ‘agribusiness’, emprendimiento social e inclusión financiera.

En su compromiso de gestionar los recursos ambientales y sociales y minimizar los potenciales impactos negativos directos e indirectos, BBVA se ha fijado como objetivo que en 2025 el 70% de la energía que utilice sea renovable y reducir un 68% sus emisiones directas de CO2 con respecto a 2015.

Además, BBVA se compromete a involucrar a todos sus grupos de interés para impulsar la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

Otras historias interesantes