Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA potencia las operaciones con divisas gracias a la digitalización

Las nuevas facilidades desarrolladas por BBVA para operar con divisas de manera más efectiva y sencilla es uno de los ejemplos de cómo la transformación también impacta en los clientes corporativos.

La transformación de BBVA persigue crear nuevas oportunidades tanto los clientes particulares como para las empresas. En la banca minorista este cambio es evidente de muchas maneras, como por ejemplo, en el sólido crecimiento de las ventas digitales, que prácticamente se han duplicado en el último año.

En el área de negocios mayoristas también se está produciendo una aceleración importante, impulsada principalmente por los desarrollos tecnológicos y —sobre todo— por la capacidad de BBVA de ofrecer un número creciente de productos y servicios en formato autoservicio. De esta forma, se permite también a los clientes de empresas poder relacionarse con el banco cuando y desde donde quieran.

Un buen ejemplo de este cambio de paradigma se refleja en las diversas modalidades en las que los clientes pueden acceder a los servicios de FX (Foreign Exchange), u operaciones de compra y venta de divisas.

La estrategia digital del equipo de FX ha querido dar solución a tres temas importantes: en primer lugar, reducir los puntos de dolor por medio de la simplicidad; en segundo lugar, mejorar la experiencia de cliente gracias a la transparencia de los procesos; y tercero, más facilidad poniendo a disposición soluciones que funcionan las 24 horas del día.

En lo que respecta al primer tema, uno de los principales retos para los clientes es la implementación adecuada de una estrategia de riesgos en las operaciones que se trabajan con distintas divisas o  cuando se realizan pagos transfronterizos.

Si la conversión de divisas se realiza en el momento equivocado se puede traducir en pérdidas significativas para el cliente, ya que la fluctuación entre su moneda local y la de su socio en el extranjero impacta directamente la cuenta de resultados y la rentabilidad.

Por ello, los clientes a menudo destinan una gran cantidad de recursos para lograr garantías que aseguren que los pagos se realizan en el momento adecuado, o incluso realizando un análisis manual de cobertura para optimizar el momento de los pagos.

Divisas desde la ‘app’

Este año, uno de los programas destacados de mejora de BBVA ha sido precisamente la automatización de la experiencia de cliente con un mayor control y transparencia en esta actividad.

Ibai Urra, responsable global de FX Transactional Solutions, explica el cambio: “Antiguamente, cuando un cliente tenía que gestionar su dinero en diversas divisas entre sus propias cuentas o realizar transferencias internacionales, tenía que ir a una oficina de BBVA en horario laboral. Esto era poco conveniente. Además, el cliente no podía ver el tipo de cambio aplicado hasta que el movimiento aparecía en sus cuentas. En algunos países, se puede hacer ‘online’, pero nunca obtenían un tipo de cambio antes del acuerdo”.

Urra añade que “ahora los clientes pueden gestionar el dinero entre sus cuentas o con sus proveedores 24 horas al día, a través de la web o la ‘app’. Y además, conocen el tipo de cambio antes de que se realice la operación, lo que les permite saber cuánto les costará el pago en su propia divisa y también conocer lo que recibirá el proveedor en su divisa de destino”.

El impacto de este servicio es evidente. Desde el lanzamiento de esta solución en Perú, por ejemplo, más del 50% de las transacciones se realizan fuera del horario de oficina.

Y los planes para seguir ofreciendo mejoras en torno a la simplicidad, la transparencia y la facilidad no se detienen.

En los próximos meses está previsto el lanzamiento de un API de FX que permitirá conectar los sistema gestión de las empresas (ERP) a la plataforma de BBVA. De esta forma, los clientes que realizan con regularidad pagos que involucran conversión de divisas podrán controlar directamente cuándo realizar sus operaciones y automatizar el proceso.

Mejor precio

Por otra parte, la plataforma Net Cash del banco también ha automatizado el proceso de ejecución, lo que permite realizar una cobertura (‘hedging’) dinámica. Esto permite a los clientes obtener una visión general de sus necesidades de FX e integrar los datos desde sus sistemas ERP y posteriormente automatizar la operativa con normas definidas de precios, por ejemplo, para asegurarse de que siempre reciben el mejor valor.

Al respecto, Pascual Diego, responsable de Estrategia FX y Desarrollo de Negocio de BBVA, comenta que “la solución desarrollada no sólo va en línea con la transformación del banco, sino que desde su diseño, está intrínsecamente centrada en el cliente”. Diego insiste en que “para los clientes, minimizar cualquier carga de trabajo que no esté relacionada directamente con hacer crecer su negocio, añade un valor importante a su cuenta de resultados ya que se pueden asignar los recursos de manera más eficiente en otras áreas. Se trata de entender con quién trabajamos y usar esa valiosa información para ser mejores socios y ayudarles a que su negocio prospere y obtenga resultados de manera más eficiente”.

La prueba del éxito de este servicio se refleja en sus tasas de uso, donde la tendencia es clara: los volúmenes de negociación y el número de transacciones ha crecido un 48% y un 45% interanual, respectivamente.

En general, el negocio transaccional de FX ha experimentado un crecimiento de doble dígito de manera consistente en los cinco últimos años, como resultado de la estrategia de implantación de la plataforma digital de BBVA.

BBVA es también el principal actor en el negocio de compra y venta de divisas en sus mercados principales y está reconocido por muchas de las fuentes del mercado como Global Finance, Euromoney, FX Week y Bloomberg. Además, mantiene el compromiso de promover altos estándares de conducta y un desarrollo ético, transparente y sólido del mercado mayorista de FX. De hecho, fue el primer banco de la eurozona en adherirse al ‘Global FX Code of Conduct’, en septiembre de 2017.

Otras historias interesantes