Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 11 may 2017

BBVA vota por la solidaridad con la infancia

Territorios Solidarios es un programa de responsabilidad social donde los empleados de BBVA proponen proyectos de entidades sociales y son sus compañeros los que eligen, a través de una votación, cuáles apoya el banco. En la última edición, tres de cada diez proyectos están relacionados con la infancia y la juventud. Mejora de la calidad de vida de niños enfermos, apoyo a personas con discapacidad o la integración de colectivos en riesgo de exclusión, son algunas de las iniciativas que pondrán su granito de arena para mejorar la sociedad, y que la entidad financiera ha apoyado en esta edición.

Es el caso de la Fundación Cris contra el cáncer, el proyecto servirá para la creación de la Unidad de terapias avanzadas del Hospital La Paz de Madrid, “la primera unidad que existirá en España para atender a niños con cáncer infantil, que entre un 20% y un 30% no tienen posibilidad de sobrevivir”, asegura Leandro Cañadilla, director de Empresas y Fundaciones de esta entidad.

También trabajarán con niños que padecen alguna patología la entidad Menudos Corazones. En este caso, se trata de niños con cardiopatías congénitas. “Mejoraremos su calidad de vida a través de la integración y la normalización, ya que con este premio vamos a organizar campamentos donde estos niños compartirán su tiempo con otros que no tienen ningún tipo de patología”, apunta Amaya Sáez, directora de la Fundación Menudos Corazones.

Apoyo a entidades locales

Uno de los objetivos de Territorios Solidarios es apoyar a entidades pequeñas, para que puedan sacar adelante sus proyectos. En esta quinta edición, el 75% de las entidades premiadas tienen ámbito local o regional.

Es el caso del Colegio Tres Olivos, que resultó elegido por los empleados de BBVA y que, gracias al apoyo económico que ha recibido, podrán dotar a los niños con discapacidad auditiva de ayudas técnicas, “que les van a permitir oír e integrarse mejor”, indica Adoración Juárez, la directora y fundadora del centro.

Por su lado, la Fundación Yehudi Menuhin trabaja en quince colegios de Madrid a través del programa Integr-Arte, para integrar socialmente a menores en riesgo de exclusión a través del arte. En palabras de María José Domínguez, colaboradora de la entidad, “la música, la danza, etc. Hacen que desarrollen todas esas habilidades sociales que necesitan y se den cuenta de que las diferencias entre unos y otros nos hacen mejores a todos”.

Otras historias interesantes