Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA y Anthemis desvelan una nueva forma de innovar

¿Cómo funciona la alianza entre BBVA y Anthemis? ¿Qué se han propuesto y en qué se traducirá su éxito? Gustavo Vinacua, director global de Creación de Empresas de BBVA, y Fanhan Lalji, venture partnership lead en Anthemis, revelaron su nueva estrategia en Money 20/20.

La tecnología y los datos suelen destacarse como los principales impulsores del cambio dentro del sector bancario, y con razón. Sin embargo, existe otro elemento cada vez más importante: las relaciones entre clientes, bancos y emprendedores que quieren revolucionar el sector.

Se trata de un área que BBVA lleva años tratando de fortalecer, profundizar y hacer crecer. El anuncio del año pasado del acuerdo firmado con la ‘fintech’ Anthemis es el último hito en este camino. Pero, ¿cómo funciona esta alianza, cuál es su objetivo y en qué se traducirá su éxito?

En la edición europea de Money 20/20, dos de los principales impulsores de esta nueva iniciativa hicieron un hueco en sus agendas para explicar lo que significa y por qué supone un cambio importante en la estrategia de BBVA.

Gustavo Vinacua, director global de Creación de Empresas de BBVA, explicó que la firma del acuerdo para poner en marcha el estudio de creación de empresas con Anthemis representa un paso lógico para el banco.

Para Vinacua, a pesar de su gran historial de éxito en la creación de empresas internas (con casos espectaculares como Azlo en Estados Unidos, que ha atraído a decenas de miles de clientes en tan sólo dos años), BBVA necesitaba encontrar una forma más efectiva para interactuar con el ecosistema externo.

“Para BBVA, el estudio de creación de empresas tiene el objetivo de desarrollar las empresas digitales del futuro, un claro exponente de la apuesta del banco por la banca abierta”

“Nosotros ponemos sobre mesa nuestra experiencia en la gestión de una gran empresa global que ha fundado decenas de compañías, y usamos ese conocimiento para ayudar a empresas de reciente creación a crecer y evitar errores”. En la práctica —como explicaron tanto Vinacua como Farhan Lalji, venture partnership lead en Anthemis— fundamentalmente se trata de fortalecer la experiencia de crecimiento de las ‘fintech’, ofreciendo un apoyo directo.

Así, “la alianza consiste en buscar ideas empresariales, fundadores y líderes disruptivos, innovadores y progresivos en un ecosistema más amplio”, aseguró Vinacua. “En cuanto identificamos alguno”, añadió, “lo invitamos a charlar sobre sus ideas, y usamos la experiencia que tenemos en Anthemis y BBVA para ayudarles a entender el entorno al que se van a enfrentar”. “Al ofrecer esa evaluación inicial o temprana, podemos ayudar al emprendedor a acceder a la información o las capacidades que su negocio necesita para crecer”.

Los ponentes explicaron que esta conversación puede abarcar desde el asesoramiento legal y normativo, hasta la orientación en materia de marketing o el análisis del entorno competitivo en el que la nueva empresa se plantea lanzar sus operaciones.

Para Vinacua, “la clave de esta alianza es aprovechar todo lo que hemos aprendido creando nuestras propias empresas, para apoyar a otras empresas a alcanzar sus objetivos. Y, también, encontrar nuevos productos y servicios para ponerlos a disposición de nuestros clientes”.

Desde un punto de vista operativo, Lalji y Vinacua explicaron que las empresas en las que se plantean invertir suelen ser proyectos en etapa pre-semilla – esto es, proyectos cuyos fundadores posiblemente sigan financiando gracias al apoyo de amigos y familiares. Si tras la etapa de evaluación, se decide invertir en el proyecto, la alianza de creación de empresas invierte, normalmente, entre 300.000 y 600.000 libras esterlinas, a veces incluso más, para contribuir a ponerlo en marcha.

En palabras de Vinacua, “BBVA evalúa el éxito de estas inversiones en base a diferentes resultados finales. A veces, puede ser que el proyecto consiga desarrollar un producto que podemos ofrecer a nuestros clientes y otras, simplemente, obtener un beneficio de nuestra inversión. En otros casos, lo que buscamos es seguir formando parte de estos proyectos porque creemos que pueden llegar a transformarse en unicornios“.

Por su parte, Lalji apuntó que “para Anthemis, contar con un socio como BBVA, con la experiencia y la determinación de apoyar la innovación y la disrupción, supone un enorme beneficio y nos aporta valor cuando entablamos contactos con fundadores y emprendedores”.

“Nos interesaremos por una amplia variedad de posibilidades, desde la gestión financiera de las pymes, hasta productos de ahorro para ‘millennials’. La clave es, sobre todo, experimentar, siempre con la mirada puesta en buenas oportunidades en nichos vacíos, en los que todos tenemos algo que aprender y en los que no existe un único enfoque que valga para todo”.

Asimismo, señaló que otro elemento clave en cómo construir este tipo de relaciones es diseñar un marco de gobernanza y cumplimiento, que permita acelerar el despegue del proyecto.

En cuanto a las oportunidades a la vista, Lalji y Vinacua comentaron que existe una serie de empresas con las que las negociaciones están avanzando, y una batería de oportunidades que todavía se están analizando, tanto en Reino Unido como en Estados Unidos, donde Anthemis tiene presencia.

Para terminar, Vinacua apuntó que “al final, se trata de que BBVA se aproxime al talento externo y forme parte del ecosistema, aportando valor y no sea solo un inversor”.

Otras historias interesantes