Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Big Data 20 nov 2017

'Big data' para entender la economía en tiempo real

La crisis de los refugiados, las reacciones sociales ante determinados acontecimientos políticos, los desastres naturales como Harvey o Irma, o el sentimiento de personas o Bancos Centrales… cada vez son más los acontecimientos cuyo impacto económico, en un mundo con riesgos e incertidumbre crecientes, es difícil de medir con métodos tradicionales. Aquí es donde el uso de las técnicas ‘Big Data’ y ‘Data Science’ irrumpen para ayudarnos a cuantificar estas tendencias, desde el nivel micro hasta el macro.

¿Cómo utiliza BBVA Research el Big Data? El servicio de estudios de BBVA analiza cuestiones geopolíticas, políticas, sociales y económicas utilizando bases de datos a gran escala y modelos de datos cuantitativos en lugar de introspección cualitativa. ¿Cuáles son sus bases de datos? Medios de comunicación, datos agregados y anónimos de los clientes de BBVA, y los comunicados, minutas y discursos incluidos en las webs de los bancos centrales, por ejemplo. ¿Con qué resultados? BBVA Research se sitúa en la frontera de investigación dentro del área geopolítica y económica, contribuyendo a la innovación en este campo.

Tomando el pulso a la geopolítica, los ciberataques y el comercio

Tener la capacidad de seguir los acontecimientos geopolíticos en tiempo real da a BBVA Research la capacidad de identificar los principales puntos calientes y sus posibles efectos indirectos. Así, BBVA Research puede analizar la geopolítica desde una perspectiva histórica hasta identificar los puntos de interés actuales en su localización geográfica exacta. Por ejemplo, gracias al uso del ‘big data’, se pueden identificar fácilmente y con gran precisión geográfica el origen y destino de los flujos migratorios en el contexto de la crisis de los refugiados que azota Europa desde 2015.

Asimismo, BBVA Research ha sido capaz de plasmar en un mapa los efectos de acontecimientos políticos y económicos, como el impacto de la ralentización de la economía china en el resto del mundo.

Las nuevas amenazas, como los ciberataques, también pueden ser monitoreados. Con los datos de la cobertura de los medios de comunicación de información relacionada con ciberataques, infracciones y otras cuestiones relacionadas con la seguridad informática, ha sido posible identificar las zonas del mundo más atacadas en 2015 y 2016.

Menciones en medios de comunicación sobre ciberataques entre 2015 y 2016. - BBVA Research y GDELT

Bases de datos y búsquedas en internet, fuente de información económica

BBVA Research utiliza la base de datos GDELT, (siglas en inglés de ‘Global Database on Events, Location and Time’), que permite monitorear todas las noticias publicadas en medios digitales y redes sociales a nivel mundial. GDELT usa información actualizada cada 15 minutos y distintos algoritmos que analizan el tono o sentimiento de las noticias.

Además, el uso agregado y anónimo de los datos de operaciones efectuadas por clientes de BBVA hace posible, entre otras cosas, dibujar el mapa de transacciones con tarjetas de crédito en España y México.

big-data-mapa-españa-mexico-BBVA

En España: 710.000 transacciones con tarjeta desde 1 millón de puntos de venta, hechas por 53 millones de personas por valor de 43.000 millones de euros/ En México: 1.500 millones de transacciones con tarjeta desde 1,1 millones de puntos de venta, hechas por 88 millones de personas y por valor de 41.000 millones de euros. - BBVA

Usando datos de BBVA, es posible, además, replicar tendencias de actividad bancaria  y comercio a nivel nacional o ganar granularidad a nivel regional.

BBVA Research usa también otras bases de datos. Por ejemplo, una base de datos con información agregada en Google con consultas relacionadas con España como destino turístico. Las consultas relacionadas con el turismo de Google siguen el mismo patrón estacional que las estadísticas de turismo, y dan la capacidad de anticiparse uno o dos meses. La medición de las consultas de Google, dado el uso cada vez mayor de las búsquedas en Internet, tiene un gran potencial para predecir desarrollos futuros.

La tecnología y los nuevos algoritmos hacen posible la conversión de textos a sentimiento de las noticias y trasladarlo a números, que podrán ser utilizados como fuente de información. La capacidad de usar estas noticias permite mejorar los modelos de medición económica mensual y medir la evolución en el tiempo de determinados acontecimientos, como por ejemplo, cómo los mercados financieros reaccionan ante ellas. Pero no hablamos de usar sólo la percepción del ritmo de actividad económica, sino de complementar los datos oficiales para poder, entre otras cosas, seguir y analizar los riesgos en tiempo real.

Nubes de términos, sentimiento y redes de temas

En cuanto a las fuentes externas, BBVA Research también analiza cómo hablan los organismos oficiales, como Bancos Centrales y reguladores. BBVA Research procesa el texto de los documentos oficiales, analizando los temas mencionados. Una vez identificados estos temas, se analiza su tono y relación entre ellos. Así, sabe, por ejemplo, de que “habla el Banco Central…” , con qué intensidad o sentimiento y cómo se relaciona con el resto del documento. Asimismo, conoce los cambios que se van produciendo en el tiempo, gracias al trabajo de minería de datos y técnicas de aprendizaje automático. También puede conocer cómo cambian los temas de discusión y sus interrelaciones a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, en el caso del Banco Central de Turquía, observó que entre 2006 y 2009, la inflación era el tema central de su política. Entre 2010 y 2015, se movió hacia la actividad económica, coincidiendo con el periodo de crisis financiera global. En 2016 y 2017, su discurso se ha trasladado a la estabilidad de precios. También encontró que la política monetaria ha ido ganando en complejidad desde la crisis financiera internacional.

Evolución de los temas centrales de la política monetaria del Banco Central de Turquía entre 2010 y 2017. - BBVA Research

Otras historias interesantes