Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Big Data 29 jun 2018

El ‘big data’ juega en Rusia

España es la selección de fútbol que domina el juego en el centro del campo, Rusia es la que tiene jugadores más ofensivos, mientras que Brasil, sorprendentemente, es un equipo de corte defensivo. Estos son los estilos de juego de los combinados que rivalizan estos días por ser los mejores del mundo de acuerdo al ‘big data’.

El equipo de BBVA Data & Analytics ha realizado un nuevo estudio que ha permitido clasificar a las selecciones y a sus jugadores según su estilo de juego. Concretamente, han analizado los tres ejes cardinales de la táctica en el fútbol: ataque, centro del campo y defensa.

Para estudiar estos elementos, los científicos de BBVA han adaptado al contexto futbolístico el algoritmo client2vec, que habitualmente se usa para mejorar la experiencia de cliente en banca a partir del análisis de comportamiento individualizado. Este algoritmo ya había demostrado ser especialmente útil para identificar similitudes de comportamiento de consumo entre clientes del banco que no compartían características sociodemográficas como el nivel de ingreso o la zona de residencia. “Por este motivo decidimos usarlo para evaluar cómo de ofensivo, central o defensivo es un jugador más allá de su clasificación oficial”, explica Leonardo Baldassini, científico de datos en BBVA Data & Analytics y co-creador de client2vec.

Mediante este algoritmo –al que han renombrado player2vec al saltar al campo de juego–, se ha analizado de uno en uno a la mayoría de los 736 jugadores que juegan en Rusia, agrupando a los que tienen un estilo parecido y midiendo el rendimiento de cada partido disputado en las últimas tres temporadas.

Para ello, cada victoria, empate o derrota ha sido ponderada de modo que si el jugador marca o gana partidos en ligas de alto nivel (como la inglesa, alemana o española) obtiene un valor mayor dentro del cálculo de su competitividad que si la victoria es en una competición menor.

rusia-datos-1-bbva

Esto son todos los jugadores de los grandes equipos de la competición (la mayoría están en octavos, pero también incluimos Alemania para poder comparar). Se aprecia la progresión similar en todas las escuadras, desde la defensa hasta la delantera. El cuadrante superior izquierdo es donde se concentran las grandes estrellas (la ‘pléyade’ futbolística). En muchos casos un jugador importante tiene asociado un jugador “satélite” (normalmente su suplente), lo que demuestra la efectividad de player2vec (y el buen juicio del seleccionador).

rusia-datos-2-bbva

En esta imagen puede observarse un ‘zoom’ de la pléyade, donde se concentran los grandes jugadores.

Además, en dicho análisis se incluyen goles, regates, pases exitosos o minutos jugados, entre otras variantes. Con todos estos parámetros, a cada jugador se le ha asignado el rol en el campo más representativo de acuerdo a su forma real de juego –independientemente de qué tipo de posición oficial ocupa– (con una precisión del 70%), un nivel de competitividad y un valor en el mercado con datos extraídos de la web de referencia ‘Transfermarkt’.

La suma de esos valores individuales se aplica al conjunto de datos colectivos de cada país. Una de las primeras conclusiones extraídas es que todos los países que están compitiendo tienen una naturaleza centro-defensiva (en parte por el obvio menor peso numérico de los delanteros puros). Aunque existen diferencias llamativas. España es la selección que más predilección siente por el juego en el centro del campo (con esa componente obteniendo un ratio del 31%, por encima del 21% de Rusia o el 27% de Argentina). Y los datos indican que tiene un mayor número de jugadores que desarrollan su juego en la medular (centro del campo), como Isco, Silva, Iniesta… Además, los delanteros españoles demuestran una naturaleza polivalente en el juego, como los casos de Diego Costa (65% ofensivo y un 29% central) o Iago Aspas  (63% ofensivo y un 25% central).

Rusia, el equipo con perfil más atacante

Atendiendo al gráfico de abajo, vemos como Rusia, ubicada en la cúspide de la pirámide, es el equipo con mayor perfil ofensivo, con un 35% de preponderancia de este estilo de juego. Una cifra bastante similar a la de Bélgica, que se queda algo por debajo dentro de la gráfica. Además de la actitud más ofensiva de Rusia, ambos equipos también se diferencian por su valor en el mercado, representado por el tamaño del círculo. Los belgas tienen un valor bastante más elevado que los anfitriones.

rusia-datos-3-bbva

En esta imagen vemos a los distintos equipos distribuidos en función de si son más ofensivos, centrales o defensivos. Cuanto más próximos a cada vértice estén situados, más serán representativos de este tipo de juego.

En ese sentido, las selecciones que tienen los jugadores más caros (representadas por un círculo más grande) son Francia, Alemania, España, Brasil, Inglaterra, Bélgica y Argentina. Un hecho que no suele asegurar el éxito, ya que elementos como la cohesión del equipo o un líder en el campo suelen ser más decisivos.

El “equilibrio” entre el reparto de roles en el campo es otro elemento del que pueden extraerse conclusiones con los datos, aunque tampoco tenga una relación directa con las posibilidades de éxito, como demuestra el caso de Alemania. El conjunto teutón se sitúa en el centro de las tres variantes analizadas en el conjunto total de selecciones, lo que indica que sus jugadores tienen una actitud ofensiva (28%), central (26%) y defensiva (46%) a niveles similares.

Muy cerca se sitúa México, otra selección que tiene una versatilidad destacada. Sus roles se representan con un 26% en el ataque y un 25 % en defensa y 49% en el centro del campo. Algo muy parecido a lo que sucede con Uruguay y Francia. Eso sí, los galos destacan por ser el equipo con la plantilla con el mayor valor de mercado.

¿Brasil, una selección defensiva?

Los datos extraídos arrojan una sorpresa que llama poderosamente la atención. Brasil, selección históricamente asociada al ‘jogo bonito’ y al ataque, resulta tener un equipo de perfil defensivo. Posee un 51% en la parcela defensiva, como resultado de tener jugadores con un perfil de contención (Casemiro, Paulinho…) y solo unos pocos con un instinto netamente ofensivo. Solo Neymar, Taison (suplente) y Gabriel Jesús superan el 50% de carácter ofensivo.

Una circunstancia que se repite de forma muy similar en el caso de Francia. El ‘big data’ otorga al equipo galo un perfil centro-defensivo, también aplicable a México y Uruguay. Son conjuntos que resultan muy difíciles de atacar, siempre suelen estar bien pertrechados en defensa. Según los datos del estudio, también sería el caso de Colombia, Suiza o Portugal.

El análisis de BBVA permite además realizar comparaciones del perfil de juego de dos países que se enfrentan en un partido. Mediante la visualización de datos –creada por la narradora visual de BBVA Data & Analytics Iskra Velitchkova – el estudio permite a los usuarios navegar por estos potenciales ‘cara a cara’ para explorar cómo pueden combinarse las características de ambos perfiles a la hora de jugar. A continuación, vamos a analizar dos de los duelos más destacados pero aquí podrás comparar los perfiles de los equipos en los sucesivos partidos que se jueguen en los próximos días.

Análisis del Argentina vs. Francia

En el caso de esta gráfica, los vértices representan zonas en las que un jugador es o 100% defensivo, 100% mediocentro o 100% atacante. Además, el tamaño del círculo es el precio de mercado del jugador. Cuanto más lejos está de los vértices, más polivalente es un jugador.

rusia-datos-4-bbva

Este triángulo representa el juego de los equipos de Argentina y Francia, en función de dónde se sitúan sus jugadores: ofensiva, centro o defensa.

Las defensas se concentran en el vértice derecho, lugar en el que se ven más jugadores franceses destacados que argentinos. Por tanto, Francia es más sólida y tiene jugadores más equilibrados que su rival. En Argentina, destaca Messi por encima del resto, principal referente ofensivo del cuadro de Sampaoli. Además, el ‘10’ argentino es el jugador con más valor del partido, y del torneo (180 millones de euros). Se puede ver por el gran tamaño de su círculo.

Otros nombres propios del choque, según el estilo de juego, serán jugadores como Thauvin, Matuidi, Pogba o Kanté, para Francia. Por otro lado, Messi, Higuaín y Meza podrían ser desequilibrantes para Argentina.

Análisis del España vs. Rusia

En esta gráfica (abajo) se puede ver dónde se sitúan los jugadores españoles y rusos, atendiendo a su perfil defensivo, en el centro del campo y en la delantera. España superaría a Rusia en octavos tanto si se tiene en cuenta el ratio de competitividad (550, frente al 750 español), como si se observa el valor de los futbolistas. El tamaño de los círculos de los jugadores españoles es más grande, destacando por encima de todos Busquets (80 millones de valor), Isco y Asensio (75) y Koke y Saúl (70). Por parte de los rusos, Golovin (18 millones) y Smolov y Fernandes (ambos 16) son los más destacados.

rusia-datos-5-bbva

En este caso la gráfica muestra cómo confrontación España-Rusia, en la que puede observarse el distinto perfil de los jugadores.

Rusia, equipo al que los datos sitúan con un mayor perfil ofensivo, cuenta como referentes con Kokorin o Smolov, mientras que el español Aspas, autor del gol clave en el último partido de la fase de grupos, puede volver a ser el factor diferenciador, a juzgar por la posibilidad de que en este choque pueda realizar con comodidad su juego.

En esta ocasión, el terreno de juego ha servido al equipo de BBVA Data & Analytics para demostrar cómo funcionan algunas herramientas de la la ciencia de datos que ayudan a entender y explorar elementos de la vida cotidiana. “Esta investigación forma parte de nuestra labor de divulgación para hacer más transparentes y comprensibles los algoritmos. Además de destacar el poder de los datos para conocer mejor el mundo que nos rodea”, indica Marcelo Soria, responsable de estrategia de BBVA Data & Analytics.

Otras historias interesantes