Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Blockchain 29 ene 2018

Qué es 'Blockchain as a Service' y por qué es interesante para las empresas

Grandes empresas tecnológicas ofrecen ya servicios de BaaS (‘Blockchain as a Service’), una forma de disfrutar de esta tecnología sin incurrir en grandes costes. Un proveedor externo del servicio ofrece acceso remoto a la nube a los clientes de la empresa que solicita.

Blockchain’ es una tecnología al alza, pero las empresas que realmente quieran recurrir a ella pueden tener algunos obstáculos: es nueva, es relativamente desconocida y su implantación, como todo cambio tecnológico, supone riesgos organizativos. Además, y puede que este sea el principal problema práctico para las empresas, los profesionales expertos en ‘blockchain’ son pocos y caros.

El salario medio de un desarrollador de ‘blockchain’ en Estados Unidos es de 130.000 dólares anuales (y por encima de los 150.000 dólares en Silicon Valley, Boston o Nueva York), frente a los 105.000 dólares de un desarrollador de ‘software’, según Burning Glass Technologies, una consultora especializada en analizar datos de empleo. Y si el especialista es un ‘freelance’, cobra de media 150 dólares la hora, aseguran en Upwork, portal especializado en trabajadores independientes. A pesar de esto, la demanda no para de crecer: según Financial Times, el número de ofertas en Linkedin relacionadas con ‘blockchain’ se triplicó en 2017.

En consecuencia, el interés empresarial por implantar ‘blockchain’ y las dificultades reales para hacerlo están provocando que varias compañías tecnológicas ya ofrezcan servicios de Blockchain as a Service (BaaS) para las empresas que prefieren externalizar el desarrollo de soluciones ‘blockchain’.

Este nuevo término no es otra cosa que la adaptación, con B de ‘blockchain’, de los términos que se utilizan en la jerga empresarial para designar aquellos servicios (‘as a Service’, ‘aaS’) que un proveedor ofrece por acceso remoto y mediante computación en la nube a sus clientes.

Así BaaS se une a otros términos como IaaS (Infrastructure as a Service), PaaS (Platform as a Service) o probablemente el más común, ‘Software as a Service’, SaaS. Todos ofrecen esencialmente las mismas ventajas: ahorro de costes, pues se paga por suscripción fija o consumo, y sencillez de uso. Un buen ejemplo es el acuerdo estratégico de BBVA con Red Hat, para exprimir todas las posibilidades del ‘cloud computing’ como servicio (‘as a Service’).

Un buen banco de pruebas

En el caso concreto de ‘blockchain’, el formato BaaS permite ir conociendo la tecnología de la cadena de bloques antes de tomar decisiones empresariales concluyentes sobre su uso. Varias empresas se han lanzado a desarrollar esta nueva vía de negocio.

En noviembre de 2015, y a través de su división de ‘cloud computing’, Microsoft Azure, Microsoft se convirtió en una de las primeras empresas en desarrollar este tipo de servicios. Además, los integra con los de inteligencia artificial de Cortana, en una estrategia parecida a la de IBM, que también ofrece BaaS, en su caso en combinación con Watson.

Oracle, Amazon Web Services y SAP son otros grandes nombres que también están apostando por la cadena de bloques como servicio

Una mención aparte merece la labor en este terreno del grupo de tecnología financiero R3, en el que participa, junto a otros grandes bancos mundiales, BBVA. R3 ha creado Corda, una plataforma de tecnología distribuida de registro (DLT) diseñada específicamente para responder a las necesidades de las entidades financieras en su uso de este tipo de tecnologías. No es exactamente una cadena de bloques, como sus creadores recalcan, pero toma la esencia de esta tecnología basada en la criptografía y lima sus aristas para su mejor uso en el sector financiero.

Corda es hasta ahora el mayor esfuerzo compartido de los líderes de la industria financiera por avanzar en la aplicación de ‘blockchain’ y las DLT, pero aún queda mucho camino por delante. Para muchas empresas, BaaS es la mejor forma de empezar a andar.

Otras historias interesantes