Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Start-ups Act. 18 ago 2017

La "burbuja" de los unicornios crece en EEUU

startup estados unidos desarrollo tecnologico tecnologia innovacion bbva

Hasta 229 ‘start-ups’ cualifican como unicornios en todo el mundo.  Suman 175.000 millones en financiación y 1.3 billones de valoración.

No parece que vaya a cesar el número de avistamientos de unicornios. El 2015 fue un año especialmente interesante en este sentido porque aunque se habló mucho de lo que podían significar este tipo de empresas originadas en EEUU, el número siguió creciendo y este modelo de financiación se ha exportado a Europa y Asia.

Un estudio de SpokeIntel nos da más información acerca de los unicornios. De media, las compañías que consiguen ese tipo de financiación y valuación tardan 6 años en hacerlo. Además, se aportan nuevos datos de localización de los unicornios del mundo. 101 de ellos –casi la mitad del planeta- habitan en California y 23 en Nueva York. Hay 5 tanto en Utah como en Massachusetts, y la lista la cierran Illinois, Texas, Florida y el Distrito de Columbia con unos cuantos representantes.

El segundo país del mundo en número de unicornios es la República PopularChina con 33 representantes, seguida de Alemania, India y Reino Unido.

¿Qué pasa cuando un unicornio no sale a bolsa?

Los peor parados son los empleadossegún señala este artículo del New York Times cubriendo la historia de la startup Good Technology. Esta compañía californiana se vendió a Blackberry por 425 millones de dólares, frente a los 1.100 millones en los que se había valorado. Esto repercutió en las acciones que los empleados tenían sobre su compañía. Si un año atrás se valoraban a 4,32 el bono, su valor se redujo a 44 centavos. El valor del capital preferente, sin embargo, no se había reducido tanto, por lo que la dirección de la empresa siguió gozando de unos bonos bien valorados mientras los empleados solo habían podido pagar impuestos por el valor inflado que se les atribuyó, sin llegar a disfrutarlos.

Una historia con una moraleja muy clara que no termina de solventar el quebradero de cabeza de quiénes intentan averigüar si todos los unicornios tienen cabida en la economía mundial.

Otras historias interesantes