Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fútbol 16 may 2018

El camino de Perú hacia Rusia

La senda de Perú no fue ni mucho menos fácil. La blanquirroja anduvo un periplo repleto de piedras, y con un repechaje en el que tuvo que confirmar sobre el campo su teórica superioridad. Un viaje con Ricardo Gareca como líder de un grupo que tenía una pesada losa encima: regresar a un campeonato de este calado 36 años después de la última presencia.

La presencia de Perú en Rusia comenzó en Barranquilla. Allí, Colombia asestó un primer golpe a las ilusiones peruanas derrotando al equipo de Gareca por 2-0. Un mal inicio que se vio acrecentado con la derrota en casa ante Chile por un doloroso 3-4. La expulsión de Cueva condicionó un choque en el que Alexis y Vargas apagaban las ilusiones de Perú.

Era necesaria una rápida reacción, que llegó de la mano de Farfán. Un tanto suyo tumbaba a Paraguay y le daba a Perú los primeros tres puntos de las Eliminatorias. Un impulso que pronto se vio frenado por la todopoderosa Brasil. En Salvador de Bahía, el equipo de Neymar, Willian y compañía endosó un 3-0 a los peruanos.

El fallo del TAS, clave para Perú

El balance a estas alturas era de tres puntos de nueve posibles. Un escenario que incluso se tornó más oscuro tras empatar a dos goles frente a Venezuela, perder en Montevideo (1-0) con Uruguay y, de nuevo caer frente a Bolivia a domicilio. Un choque clave por el fallo posterior del TAS que hizo perder los puntos a los altiplánicos fruto de la mala inscripción de Nelson Cabrera. Tres puntos que serían claves para Perú.

Ecuador fue la siguiente cita para Perú en casa. Un partido que parecía encaminarse al empate a un gol hasta que Tapia surgió en el tramo final para darle la vida a los de Gareca. Un gol igual de clave que el marcado por Cueva en el 84’ ante Argentina, para salvar un punto en la visita de la albiceleste a Perú.

Suerte opuesta y totalmente esquiva justo en el siguiente choque, ante Chile. Un doblete de Vidal, el último anotado en el 85’, dejó a Perú sin puntos y con solo ocho unidades en la clasificación de las Eliminatorias.

Remontada y credenciales en Asunción

Este fue un partido que sirvió de punto de inflexión para los de Gareca. Tras iniciar perdiendo el partido, Perú remontó y goleó a Paraguay mostrando un buen juego y siendo contundente. Una buena línea que se volvió a frenar ante Brasil, que se llevó la victoria de Lima con goles de Gabriel Jesús y Renato Augusto.

Esa fue la última derrota de Perú en esta fase. De hecho, el descanso ante Venezuela supuso un antes y un después. Algo que se evidencia en el 2-0 en contra que mostraba el electrónico en ese intermedio. 15 minutos de metamorfosis que sirvieron para empatar el choque e incluso gozar de una clara ocasión para lograr la victoria.

Una remontada frustrada que tuvo su venganza particular ante Uruguay. De nuevo Perú comenzaba por debajo en el marcador pero Guerrero y Flores, en el descuento, dieron los tres puntos a Perú. La suerte sonreía a los de Gareca que en la siguiente parada recibían a Bolivia, el rival más débil sobre el papel pero ante el que más sufrieron.

Hay jugadas que pueden resultar decisivas, momentos en los que se toca el abismo. Eso pasó cuando Justiano, jugador boliviano, tuvo una chance clarísima que erró. Perú se impuso con goles de Flores y Cueva, ambos de bella factura desde fuera del área. Sufrimiento que de nuevo se acrecentó en Quito ante Ecuador. Valencia descontaba los dos goles iniciales de una Perú que jugó con 10 cuando restaban otros tantos minutos para el final.

A Rusia ‘de la mano’ de Ospina

El penúltimo duelo en este camino citaba a Perú con Argentina, esta vez en La Bombonera. Un duelo que acabó sin goles, gracias en buena medida a una gran actuación de Gallese. Todo quedaba a expensas del último duelo frente a Colombia. Marcó primero James y empató Guerrero, que marcó de tiro libre y gracias al toque del portero Ospina. Un lanzamiento que era indirecto y que el propio delantero peruano reconoció no saberlo.

Muchos hablan de ‘ayuda divina’ o de una ‘mano’ como la de Maradona. Lejos de los mitos, Perú alcanza el repechaje tras una serie de partidos repletos de sinsabores y momentos muy tensos. Nueva Zelanda era el rival que medía las esperanzas de un conjunto de Gareca que se sabía superior, aunque había que ponerlo sobre el tapete.

La ausencia de Guerrero se notó y Perú solo pudo empatar sin goles en la ida. Un resultado bueno y malo, a la par. Solamente valía ganar y los de Gareca respondieron. Farfán y Ramos dieron el pase a la banquirroja que ahora sí plasmó su superioridad. Una clasificación merecida para la mejor cita futbolera a nivel de selecciones.

La preparación para Rusia

Ya una vez clasificado, Perú comenzó a preparar la cita en el país más extenso del viejo continente. Disputó dos partidos, uno frente a Croacia (2-0) y otro ante Islandia (3-1), ambos con victorias. Resultados que hicieron que la Perú de Gareca sumara su duodécimo partido invicto, igualando así la mejor marca de Perú, que había conseguido entre 1937 y 1941.

Ya en este mes de mayo, Gareca ha recibido la peor de las noticias: el TAS ha ampliado la sanción a Guerrero, que se pierde el Mundial. Sustituir al capitán será ahora una prioridad para una Perú que jugará el partido de despedida en el Estadio Nacional de Lima. Un choque fechado el 29 de mayo ante Escocia. Justo unos días más tarde viajarán a Europa, para jugar dos amistosos: uno frente a Arabia Saudita el día 3 de junio y el otro el día 9 de junio ante Suecia en Estocolmo.

Una vez finalizados los duelos preparatorios, Perú viajará a Moscú, lugar destinado a ser el cuartel general del conjunto peruano en Rusia. El conjunto de Gareca está encuadrado en el grupo C y jugará, por orden, con Dinamarca, Francia y Australia.

¿Cómo ir al entrenamiento y al partido de despedida de la selección?

El próximo 29 de mayo, en el Estadio Nacional, Perú sostendrá un amistoso contra Escocia, el que significará el partido de despedida de la selección antes de partir a la gira mundialista. Asimismo, tres días antes se llevará a cabo el último entrenamiento público al que podrán asistir miles de hinchas peruanos para darle el apoyo merecido al conjunto nacional. BBVA Continental, el banco de la selección, brinda la oportunidad a sus clientes de participar por entradas a ambos eventos.

Para asistir al entrenamiento de despedida, que será el sábado 26 de mayo, los clientes de BBVA Continental solo tienen que realizar transacciones por montos mínimos de S/ 30 con cualquiera de las tarjetas de débito o crédito. Eso sí, la Tarjeta del Hincha da doble opción. La inscripción para el sorteo, se puede realizar desde aquí.

En el caso del partido de despedida contra Escocia del 29 de mayo, los clientes que hayan acumulado desde 31 goles (1 gol es S/ 30) con la Tarjeta del Hincha participarán del sorteo para la preventa de 4,000 entradas para el partido. Además, todos los clientes que soliciten una tarjeta de crédito por los canales digitales del banco estarán participando en el sorteo de un palco en el Estadio Nacional para ocho personas para ver el partido a todo dar.

Otras historias interesantes