Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 29 oct 2015

Cancelación anticipada de depósitos bancarios

¿Y si quiero acceder al dinero de mi dinero antes de tiempo? Bancos y cajas, ante una cancelación anticipada del depósito aplican comisiones. Por ello, en ese momento que no sabemos si nos van las van a despedir, o qué va a ocurrir, es importante conocer qué significan las condiciones de interés TAE, por ejemplo, a la que nos enfrentamos con un depósito y cuánto costaría cancelarlo antes de tiempo.

En este punto cabe destacar que el Banco de España puntualiza que la comisión no puede exceder el importe de los intereses que deberían haberse recibido desde la fecha de contratación hasta la cancelación.

Depósitos bancarios, ¿cómo se remuneran?

A la hora de contratar un depósito bancario, nos encontramoscon una serie de conceptos como tipo de interés o Tasa Anual Equivalente, que pueden desconcertarnos. Conocer el significado de esos conceptos resultará esencial a la hora de calcular el valor final de tu depósito.

El tipo de interés

El tipo de interés ofrecido por las entidades como remuneración de los depósitos es libre, y puede ser fijo o variable. El tipo de interés fijo no cambia durante el plazo del depósito, por lo que el cliente se asegura una rentabilidad determinada. Por el contrario, los depósitos a tipo de interés variable tienen una remuneración incierta, que depende de la evolución futura de los índices o tipos de interés utilizados como referencia.

La rentabilidad que puede llegar a obtener de los ahorros depositados en una entidad de crédito depende principalmente del tiempo durante el cual se comprometa a no utilizarlos. Normalmente, cuanto más largo sea el plazo, mayor será la remuneración obtenida. En todo caso, es recomendable comparar la remuneración de las distintas ofertas a la hora de elegir el depósito y la entidad. Una buena forma de hacerlo es utilizar la información sobre el rendimiento efectivo anual o T.A.E.

Tasa Anual Equivalente

La T.A.E. es un indicador que, en forma de tanto por ciento anual indica la rentabilidad efectiva de un depósito, incluyendo los intereses, las comisiones y gastos, lo que facilita la comparación entre distintas ofertas.

Una cuestión importante a tener en cuenta es la T.A.E. en los depósitos a corto plazo, por ejemplo en los depósitos a un mes. El cálculo de la T.A.E. está basado en la hipótesis de que los intereses pagados se vuelven a invertir al mismo tipo de interés del depósito. Sin embargo, la entidad no se está comprometiendo a llevar a cabo esa reinversión, por lo que en los depósitos a corto plazo la T.A.E. pierde significado.

Remuneración en especie

Algunas entidades pueden ofrecer diversos bienes y productos como compensación por su depósito (es lo que se llama remuneración en especie), en lugar de intereses en efectivo.

Esta oferta puede resultar atractiva si necesita el producto que le ofrecen, pero antes de decidirse sería recomendable que comparase lo que vale el producto recibido con los intereses en efectivo que obtendría si contratara un depósito en las mismas condiciones. Debe tener en cuenta que la remuneración en especie es un rendimiento sujeto a tributación en el Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas.

Cancelación anticipada de un depósito bancario

Algo que caracteriza a los depósitos bancarios y que los diferencia de las cuentas a la vista es que se comercializan a un plazo determinado, y por tanto, no podemos disponer del dinero en cualquier momento. Estos plazos pueden ser tanto de un mes, como de tres o de cinco años, o de cualquier otra duración.

Los más comunes son los que se distribuyen a un año de plazo, ya que los ahorradores buscan ofertas que no les comprometan durante mucho tiempo. Incluso un año puede resultar una eternidad para algunas personas y familias que necesitan por cualquier imprevisto cancelar el depósito y poder así recuperar su dinero. Esta operación no es gratuita y existen varios tipos de penalizaciones por cancelación anticipada de depósitos. Los más comunes son los siguientes:

  • Comisión de cancelación sobre los intereses pendientes: la entidad aplicará una comisión sobre los intereses pendientes de pago, teniendo en cuenta el plazo que restaba para el vencimiento.

Veámoslo con un ejemplo: A una familia le faltaban cuatro meses para que venciera su depósito de liquidación trimestral de intereses al 4%. Había invertido 50.000 euros. Por tanto, el inversor debía haber cobrado ya 1.500 euros en trimestrales al vencimiento de los tres primeros trimestres (500 euros por cada trimestre). Por el último, como faltarían cuatro meses para que finalizase el depósito, la entidad aplica una comisión de cancelación del 1%, de modo que los intereses pendientes de pago serían del 3%. Por el último trimestre, cobraría 375 euros de intereses. El inversor recibiría 1.875 euros de rentabilidad final. La comisión de cancelación equivaldría a 125 euros.

  • Rebaja de los intereses: en caso de cancelación anticipada, algunas entidades pueden optar por rebajar los intereses, con independencia del tiempo que se haya mantenido. Por lo tanto, la entidad podría establecer una cláusula en la que diga que si se reembolsa antes de tiempo el interés TAE se reducirá de X a Y.

Por ejemplo, un depósito al 4% con una comisión de cancelación del 1%, tendrá un tipo de interés final del 3%. Es decir, que un inversor que invirtió 50.000 euros a un año y decidió sacar su dinero un mes antes, recibirá 1.500 euros de rentabilidad. La comisión se elevará, en este caso, a 500 euros.

  • Depósitos sin penalización por cancelación anticipada: Son aquellos que no penalizan de ningún modo por retirar el dinero anticipadamente. Por ejemplo, si cancelamos un depósito al 4% TAE a 1 año al cabo de 4 meses, recibiremos la misma TAE del 4% (eso sí, aplicada sólo durante 4 meses). Este tipo de depósitos suelen usar la no penalización como reclamo.
  • Ventanas de liquidez: Se trata de puntos concretos en los que se permite la retirada total o parcial de la inversión sin penalización o con una penalización reducida. Por ejemplo, un depósito al 4% TAE a 12 meses que aplica un 3% de penalización por cancelación anticipada, excepto si se retira al cumplirse 6 meses, caso en el que no tendría penalización.

Por lo general, es mejor contratar un depósito en el que la comisión se aplique sobre el plazo que resta para el vencimiento y no sobre los intereses globales. En este segundo caso, la entidad no tiene en cuenta el tiempo que ha pasado desde que se contrató. Por ello, el inversor podrá cobrar los intereses pactados de manera íntegra por el dinero que haya mantenido en la entidad y recibirá penalización solo por el tiempo restante.

Otras historias interesantes