Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Blockchain 02 nov 2017

'Blockchain': Cinco grandes mejoras que aportará a la industria automovilística

La revolución que la industria automovilística está viviendo no se limita a la progresiva llegada del coche autónomo. ‘Blockchain’ también tendrá un impacto en este sector, especialmente en los procesos internos de las compañías.

Dentro de poco, blockchain podrá ser una pieza más del complicado engranaje de un automóvil, tanto desde un punto de vista técnico como empresarial. Las características fundamentales de la cadena de bloques –transparencia, inmutabilidad, descentralización– afectarán fundamentalmente a los procesos internos de las compañías del motor, pero también podrían tener incidencia en la nueva movilidad que se va configurando, en la que cada vez tienen más importancia los vehículos compartidos y pierde peso la propiedad.

Estas son las cinco principales mejoras que la tecnología ‘blockchain va a suponer para la industria automovilística.

1. Fábricas más eficientes gracias a la combinación de ‘blockchain’ y el internet de las cosas

La industria automovilística es un negocio complejo. Antes de que cualquier vehículo reluzca en un concesionario, han tenido que intervenir todo tipo de empresas proveedoras y logísticas, situadas en diferentes partes del mundo, bajo la coordinación del fabricante, normalmente una enorme compañía con inercias muy fuertes y no siempre eficientes y sometida a una buena cantidad de regulaciones internacionales. En este terreno ‘blockchain’ puede ser especialmente útil.

Como explica en este artículo el experto en ‘blockchain’ de IBM Matthew Jones, la combinación de aparatos conectados al internet de las cosas con la tecnología ‘blockchain’ permite que todos los autorizados por el fabricante conozcan en todo momento y de forma precisa dónde están las diferentes piezas y su cantidad, lo que supone beneficios para todas las partes. De esta forma, el fabricante puede planificar su producción con más detalle y los proveedores reducir su inventario y evitar errores en los pedidos.

2. Vehículos que viajan sin sobresaltos de la fábrica al concesionario

La tecnología ‘blockchain’ también puede tener un papel importante cuando el vehículo ya está listo para su venta. Entonces es el momento de enviar los vehículos por barco, carretera o ferrocarril a los importadores y distribuidores de todo el mundo. Gracias a la tecnología de la cadena de bloques, y mediante sensores conectados al internet de las cosas, todos los participantes con permiso de la red podrían conocer en cada momento la ubicación y el estado del vehículo, ajustando así aún mejor los plazos, reduciendo el número de pedidos erróneos y mejorando la gestión de los inventarios.

La empresa danesa Maersk, la mayor naviera del mundo, ya está experimentado con los usos de ‘blockchain’ para una mejor gestión logística internacional, tanto para el control de los envíos –en colaboración con IBM– como para la gestión de los seguros internacionales de las mercancías que transporta, aliada en este caso con, entre otros, Microsoft.

Además, ‘blockchain’ también puede tener un impacto positivo una vez el vehículo se ha vendido, tanto para las empresas como para los propios conductores o dueños.

3. Coches sin dueño específico pero con información muy concreta.

Según el reciente informe ‘The 2017 PwC Strategy & Digital Auto Report’, el ‘car sharing’ será, junto al vehículo autónomo, la gran tendencia de la industria del automóvil en los próximos diez años. La consultora vaticina que en 2030 el 36% de los vehículos en circulación en la UE serán compartidos (sumando los conducidos por seres humanos y los autónomos), una cifra que se elevará al 46% en China. Y ‘blockchain tendrá un papel relevante en ese mercado hoy creciente pero todavía residual.

La cadena de bloques permitirá tener perfectamente controlado el uso de cada coche, sus posibles daños, los kilómetros recorridos… con toda transparencia y a la vista de todas las partes implicadas. También está sobre la mesa la posibilidad de registrar información del conductor, siempre que la protección legal de sus datos lo permita. Para las aseguradoras, por cierto, también sería muy útil saber si un usuario pisa demasiado el acelerador o es respetuoso con el vehículo y las reglas de circulación.

Más allá de la movilidad compartida (o MaaS, Mobility as a Service, como también se empieza a denominar), la trazabilidad de ‘blockchain permitirá mejorar el mercado de segunda mano, pues el hipotético comprador sabrá el origen de los recambios, cuándo se han realizado las visitas al taller, si el airbag ha saltado en alguna ocasión… Los fabricantes, por su parte, tendrán aún más mecanismos para detectar posibles fraudes en la reposición de piezas y en la aplicación de las garantías. Y las empresas de ‘leasing’ calcularán con más precisión el valor residual del vehículo al finalizar estos contratos de arrendamiento.

4. Adiós a las llamadas masivas a revisión

Las llamadas masivas a revisión son relativamente frecuentes en la industria del automóvil. El año pasado, alcanzaron su récord histórico en Estados Unidos, afectando a 51,2 millones de vehículos, es decir, 1,5 veces todo el parque automovilístico español.

Cuando el fabricante descubre algún problema que puede afectar a la seguridad de los usuarios, se ve obligado a llamar a revisión a una gran cantidad de vehículos, molestando al cliente, recargando su red oficial de postventa y dañando la reputación de su marca. Ante la imposibilidad de conocer qué vehículos llevan las piezas defectuosas, los fabricantes normalmente llaman a revisión a todos los modelos fabricados en un año concreto. Sin embargo, con un registro en ‘blockchain de todas las piezas que lleva cada vehículo, esas llamadas a revisión serían más precisas y baratas: los problemas estarían mucho más localizados.

5. Un coche compartido que te conoce

Ante un futuro en el que los coches se convertirán en una especie de ‘smartphone’ gigante, y serán en gran parte de uso compartido y conducción autónoma, la gestión del software que utilicen cobra cada vez más importancia, tanto por seguridad como por mera experiencia a bordo.

Si ese uso de software queda registrado en una red de ‘blockchain’, fabricantes y usuarios tendrán total transparencia sobre las actualizaciones realizadas. Además, ‘blockchain’ permitirá simplificar las compras a bordo de productos de software, quedando registrado quién compra qué, para qué y cuándo, desde una película hasta un ‘streaming’ de música sin anuncios. En el otro lado de la transacción, un conductor podrá llevar consigo, a través de la clave de una red de ‘blockchain’, sus preferencias respecto al uso de software a bordo. Así, cuando se suba a un vehículo compartido, que tal vez se conduzca por sí solo, el coche se configurará a su gusto. No por arte de magia, sino de ‘blockchain’.

Otras historias interesantes