Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 08 feb 2019

Cinco pasos imprescindibles para crear una contraseña robusta

Robustez y privacidad absolutas son las premisas fundamentales a la hora de elegir una contraseña para el ‘homebanking’, el cajero automático, el ‘token’ digital o cuentas de las tarjetas de crédito.

La selección de una buena clave personal no es una cuestión menorSegún los expertos en ciberseguridad, un ‘hacker’ puede descubrir con facilidad una contraseña de menos de 8 caracteres que no reúna las condiciones elementales para convertirse en una auténtica barrera de acceso.

Las contraseñas deben tener un doble atributo: ser fáciles de recordar, pero a la vez difíciles de deducir.
Debemos evitar utilizar nombres, apellidos, fechas de nacimiento, o utilizar las típicas contraseñas como ‘1234’, ‘qwerty’, ‘password’,’admin’. También evitar, por ejemplo, la repetición del nombre del usuario con un número que represente una fecha.

BBVA Francés comparte aquí algunas recomendaciones básicas para que sus clientes operen sin exponerse a riesgos innecesarios y evitar ser víctima de una apropiación de llaves de acceso a cuentas.

  • Cambie la contraseña al menos una vez al año.
  • Para cada aplicación y entorno utilice una contraseña diferente.
  • No comparta sus contraseñas con nadie, ni las deje escritas en cuadernos o ‘post-it’.
  • No mantenga las contraseñas que se le han asignado por defecto, ya que en la mayoría de los casos se utiliza un algoritmo para crearlas y, por lo tanto, son más simples de descifrar.
  • No deje que el navegador las recuerde, aunque resulte práctico, porque algunos las guardan como texto, sin cifrarlas.

Trucos y atajos para la memoria

Algunos trucos pueden aplicarse en la elección de una nueva contraseña que cumpla con el mínimo de 8 caracteres en combinación de mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales.

Una manera para facilitar que sean recordadas a la vez que son inexpugnables es organizarlas a partir de frases claves, como por ejemplo: ‘La maestra de 4º tenía (3) gatos’, que se representaría como Lmd4ºt(3)g, con sólo seleccionar la primera letra de cada palabra y respetar mayúsculas y minúsculas.

Si se quiere agregar una capa de seguridad adicional se puede recurrir al uso un segundo factor de autenticación (como OTP SMS, Huella digital).

Una de las mayores dificultades de manejar muchas contraseñas es recordarlas. Por ese motivo se recomienda el uso de un Gestor de Contraseñas, ya que en general, estos servicios suelen permitirte guardar contraseñas para utilizarlas siempre que se quiera.

Otras historias interesantes