Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 04 dic 2015

¿Cual es el círculo virtuoso de la economía?

Recesión, desempleo, contracción del crédito, pérdidas al por mayor. La economía está pasando por uno de sus peores momentos, solo comparable con el crack de 1929 y su Gran Depresión posterior. Los economistas y los responsables de los organismos mundiales se están quemando las cejas tratando de dilucidar una salida a esta profunda crisis, y si bien casi diariamente escuchamos las medidas que se toman, es evidente que no alcanzan para tranquilizar a los mercados.

Esto no deja de ser curioso, ya que el problema justamente comenzó en los mercados y poco a poco se ha trasladado a la economía real, esa que vivimos día a día. Pero ahora que ya sabemos que estamos en crisis y que la recesión está a la vuelta de la esquina lo que muchos ciudadanos de a pie y los propios economistas se preguntan es: ¿cambiará alguna vez la tendencia?

Quizá sea el momento de que los países desarrollados vuelvan a buscar el llamado “Círculo Virtuoso“. ¿Y de qué se trata este círculo virtuoso? Muchos economistas y expertos en ciencias sociales han concluido que los países pobres o en desarrollo que buscan un elevado crecimiento, desarrollo, riqueza y bienestar de su población deben buscar o anhelar el llamado círculo virtuoso, en el que los países centrales viven desde hace décadas.

El círculo virtuoso se puede explicar simplemente de acuerdo a este esquema:

El Estado debe promocionar bajos tipos de interés para provocar un atractivo para acceder a créditos que fomenten la producción y la reactivación de sectores deprimidos. Además un bajo interés permite tener más recursos disponibles para el consumo, el ahorro o la inversión.

– De esta manera, la inversión real se incrementa con tipos más favorables para el comienzo de actividades generadoras de recursos.

– Cuando incrementa la inversión real, sube la producción de los recursos económicos empleados por el acervo de capitales nuevos.

– Por ende tenemos más puestos de empleo generados porque se requiere de mano de obra nueva para utilizar en la nueva producción.

– Al haber más empleo el ingreso de las unidades familiares aumentará.

– Con un ingreso adecuado el consumo se estimula, y de la misma manera si existen excedentes estos serán destinados al ahorro.

Este ahorro se canalizará al sector financiero y a su vez retorna al círculo virtuoso como crédito generador de más inversión, empleo y consumo.

– Vuelta a empezar en el punto 1

Dicho de otra forma algo más gráfica:

Bajo interés -> Crédito -> + Inversión Real -> + Producción -> + Empleo -> + Ingresos per cápita -> + Consumo y + Ahorro -> + Crecimiento

De hecho, si ponemos la atención necesaria nos daremos cuenta de que las las medidas que están tomando las autoridades, sobre todo a través de sus bancos centrales, van en esta dirección: estimular el crecimiento a través de una política de dinero barato. La cuestión ahora es saber si lo lograrán. La cosa está difícil, sobre todo hasta que no estabilicen los mercados financieros y se calme un poco esta locura financiera. Entre tanto, sólo queda preparar el terreno y resistir.

Otras historias interesantes