Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Innovación 07 ago 2019

De Colombia a las Islas Canarias gracias a la innovación social

Una estudiante colombiana hace parte de Ruta Siete, un programa que apoya BBVA, en el que participan 45 universitarios de varios países que recorrerán durante 35 días las Islas Canarias. La iniciativa busca empoderar a estos jóvenes a través de experiencias reales que generen impacto emocional y les aporten habilidades y competencias.

María José Porras es estudiante de Artes en la Universidad del Quindío y es una colombiana que está participando en Ruta Siete ULPGC (Universidad Las Palmas de Gran Canaria), un programa que cuenta con el apoyo de BBVA y que el pasado 27 de julio inició su recorrido por las Islas Canarias.

“Me enteré de Ruta Siete buscando una iniciativa de expedición y aprendizaje que tuviera parecido con la Ruta BBVA. Lo que más me llamó la atención de Ruta Siete fue su filosofía de voluntariado (social, ecológico y cultural)”, dice María José, a propósito de su llegada a este programa.

Durante las primeras jornadas, los ruteros han tenido la oportunidad de conocer un programa que les ha abierto las puertas a las metodologías ágiles y, en concreto, a las técnicas de ‘design thinking’, por medio de un taller que comenzó planteando los problemas y deseos de posibles usuarios y terminó con la presentación de prototipos, creados a modo de solución por parte de los participantes.

María José Porras, Colombia-Ruta Siete

Una estudiante colombiana hace parte de Ruta Siete, una iniciativa que busca empoderar a estos jóvenes a través de experiencias reales que generen impacto emocional.

“Considero que este viaje es una oportunidad total para ponerme a prueba en situaciones donde se potencie la disciplina, la convivencia, la resistencia, la resolución de problemas, la iniciativa y, lo más importante, la adaptación a escenarios que se salen de nuestra zona de confort”, agrega la joven al referirse a las expectativas, antes del viaje.

Ruta Siete ULPGC, de la que ya se han realizado ocho versiones, es una formación de alto rendimiento en emprendimiento social (enseña a afrontar con ideas los retos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas), ‘soft skills’ (competencias profesionales de alta demanda) y desarrollo personal (iniciativa, decisiones, motivación).

Acerca de cómo fue su proceso de inscripción, María José Porras, dice: “En principio, Ruta Siete evalúa que se tenga un compromiso real con el programa. Ya las otras pruebas tuvieron que ver con ámbitos más enfocados a nuestros campos profesionales; en mi caso, el audiovisual y el artístico, y se debía mostrar una evidencia de nuestra experiencia en cada ámbito”.

FotoRutaSiete

Entre las actividades que ha realizado Ruta Siete 2019 a su paso por Canarias, se destaca la recuperación del Pinzón Azul, una zona repoblada tras el incendio de Tejeda de 2017.

Además de evaluar la disciplina de los participantes para enfrentar rutinas diarias de esfuerzo, en Ruta Siete se deben resolver situaciones problema que permitan medir la capacidad creativa que cada aspirante tiene para enfrentar crisis, comenta Porras, acerca de su proceso de inscripción y participación en el programa.

Entre las actividades que ha realizado Ruta Siete 2019 a su paso por Canarias están la colaboración con el Proyecto Life Pinzón, que trabaja por la recuperación del Pinzón Azul, con un riego de agua en una zona repoblada tras el incendio de Tejeda de 2017, además de realizar actividades en favor del medio ambiente, como la recolección de basuras y reciclaje de plásticos en diferentes playas de la isla.

Otras historias interesantes