Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas virtuales, grandes aliadas de las compras por internet

Cada vez son más los usuarios que optan por el comercio electrónico. Las entidades financieras ofrecen diferentes opciones para hacer estas transacciones de forma segura. Una de estas son las tarjetas virtuales, que se han convertido en uno de los métodos de pago más utilizados en las compras por internet.

Según la consultora de servicios digitales Blacksip, el comercio electrónico en Colombia ha aumentado un 64% en los últimos tres años, lo que confirma que son cada vez más los compradores que prefieren estas plataformas para adquirir productos.

En este sentido, han surgido nuevos métodos de pago como las tarjetas virtuales, que se constituyen en alternativas seguras a la hora de realizar compras por internet y que cuentan con diferentes ventajas.

Una de las más destacadas es que este tipo de tarjeta evita exponer los datos de la tarjeta débito o crédito original, ya que genera datos que solo se utilizan una única vez, como son el número de la tarjeta, la fecha de expedición y el código de seguridad CVV.

Así mismo, el usuario puede asignarle el cupo y la vigencia de la misma dependiendo de la fecha y del monto de la compra a realizar.

Para solicitar este tipo de tarjetas, el cliente debe contar con una cuenta de ahorros, corriente o tarjeta de crédito. Para utilizarla debe recargarla con los fondos de la cuenta o la tarjeta existente.

Actualmente, los clientes de BBVA pueden crear este tipo de tarjetas a través de la aplicación de BBVA Wallet.

Beneficios adicionales

Otras ventajas que ofrecen estos productos son:

  • Si la compra no cubre la totalidad del cupo, se puede generar otra adquisición con la misma tarjeta o el saldo se reintegrará al producto de origen.
  • Permite realizar compras nacionales e internacionales a través de plataformas de comercio electrónico.
  • Por cada producto bancario, podrá tener una tarjeta vigente.
  • Los costos y gastos de las compras realizadas con la tarjeta ‘online’ serán asumidos por el cliente.
  • Tiene una vigencia mínima de dos días y máximo de 90 días. La tarjeta vencerá y no podrá ser renovada. Sin embargo, usted podrá solicitar una nueva en el momento que lo requiera.
  • Para compras internacionales, las compras pagadas con tarjeta de crédito se pueden diferir a cuotas, hasta 36 meses.
  • En el caso de no utilizar más la tarjeta, se puede cancelar a través de la BBVA Net.
  • Al asignar un cupo a esta tarjeta, el usuario evita exponer la totalidad del dinero de la cuenta asociada.

Las tarjetas virtuales se constituyen en una opción segura a la hora de realizar compras por internet.

Otras historias interesantes