Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 04 nov 2016

¿Coche nuevo? Reflexiones antes de comprar un coche

La compra de un coche es una decisión muy importante que implica un desembolso de dinero significativo. Muchas veces, nos lanzamos a la adquisición de un vehículo sin plantearnos que, a lo mejor, no necesitamos que sea nuevo o de nuestra propiedad. En ese caso, reflexionar con tranquilidad y sopesar las alternativas, es la mejor manera de tomar una buena decisión.

Un coche es un bien de consumo y no una inversión ya que pierde valor desde el momento en el que sale del concesionario. Conviene reflexionar previamente y tener en cuenta el presupuesto con el que se cuenta. Una persona con un presupuesto ajustado debe plantearse si le conviene endeudarse, sabiendo que nunca va a recuperar el gasto. El mercado ofrece opciones que conviene conocer para ver si se adaptan a lo que estamos buscando.

Segunda mano

El mercado de segunda mano es una buena opción para aquellos usuarios que no pueden permitirse un vehículo nuevo y van a amortizar la cantidad desembolsada en él, ya que van a usarlo frecuentemente.

En este sector nos encontramos con que el precio del automóvil es inferior, pero los costes de mantenimiento son más altos que en un coche nuevo. Por ejemplo, un vehículo con una antigüedad de entre 4 y 8 años y que no tenga un exceso de kilometraje, puede tener unos gastos en mantenimiento razonables. En este rango de antigüedad, el precio puede reducirse entre un 50% y un 75%.

En nuestro presupuesto debemos tener en cuenta el pago del impuesto de transmisiones patrimoniales, que grava la compra de coches con tipos que varían en función de la comunidad autónoma. Para hacer el cálculo, el Ministerio de Hacienda publica las tablas con los valores de referencia de cada modelo. Además, hay que hacer frente a las tasas por el cambio de titular.

Alquiler

El alquiler o renting es una opción muy utilizada por empresas y autónomos, que también se oferta para particulares. De cara a nuestro bolsillo, la mayor ventaja es que nos permite tener un coche pagando una cuota mensual, trimestral o anual, sin incurrir en los gastos que conlleva la propiedad, como impuestos, y eliminando los trámites burocráticos. Además, en muchos casos, incluye revisiones, arreglo de posibles averías, posibilidad de nuevo contrato con renovación del coche y vehículo de sustitución.

Si se necesita un coche de forma ocasional, el alquiler por horas o días es una opción interesante. El precio varía según la compañía y el tipo de coche pero se trata de una alternativa cómoda ya que nos permite desplazarnos sin preocuparnos de gastos extra, tan solo del combustible que gastemos en el desplazamiento. En algunas ocasiones hay que abonar un cargo adicional en el caso de que devolvamos el coche en un lugar distinto al de origen. El mercado ha evolucionado notablemente en los últimos años y ya se puede alquilar un vehículo de forma inmediata a través aplicaciones de móvil, que nos permiten contar con un coche al momento, a un precio muy ajustado por hora.

Si se necesita un coche de forma ocasional, el alquiler por horas o días es una opción interesante

Antes de realizar cualquier desembolso de dinero significativo para la adquisición o uso de un vehículo, es preciso reflexionar sobre las necesidades que se deben cubrir. Un vez valoradas, comparar las ofertas y alternativas que ofrece el mercado posibilita satisfacer las necesidades manteniendo el equilibrio financiero.

Otras historias interesantes