Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 10 mar 2015

Código de buenas prácticas bancarias: dación en pago y quita en deudas morosas

El Consejo de Ministros ha aprobado un código de buenas prácticas bancarias, cuyos puntos más llamativos están relacionados con las hipotecas.

Este código será voluntario, además existirá un registro de las entidades adheridas, que seguramente será utilizado como garantía adicional a los nuevos y actuales clientes interesados en productos financieros (ya sean de financiación o de inversión).

Estas medidas solo afectarán a hipotecas de primeras viviendas que sean vivienda habitual y para personas que no tengan una segunda vivienda. Las medidas que afectan a las deudas hipotecarias son las siguientes (de menos a más):

  • Reestructuración de la deuda
  • Quita en la hipoteca
  • Dación en pago

Reestructuración de la deuda

Cuando una persona tenga problemas para pagar su hipoteca, se podrá reestructurar la deuda, facilitando el pago de los plazos. Esta restructuración de la deuda hipotecaria se basará en dos pilares:

  • Periodo de carencia, en el que sólo se pagarán los intereses de la deuda, dejando de amortizar el capital.
  • Tipos de interés más favorable durante el periodo de carencia, pasándose a pagar EURIBOR+0,25, que es una tasa de interés muy inferior a la mayoría de las hipotecas.

Esta sería la primera barrera defensiva, poner unas condiciones mucho más fáciles de cumplir para una persona que se pueda encontrar en una mala racha temporal. Pero si aún así esta medida no fuera suficiente se pasa al siguiente escalón.

Quita en la hipoteca

Cuando la cuota de la hipoteca suponga el 60% de los ingresos del deudor, este podrá solicitar una quita de la deuda, es decir, una reducción de la misma. Las entidades financieras por tanto empiezan a asumir pérdidas, la idea es asumir una pérdida en un momento para facilitar al deudor que siga pudiendo pagar su hipoteca.

Dación en pago

Este es el último recurso, se aplicaría única y exclusivamente cuando los pasos anteriores han fracasado. En este caso, la entidad financiera se convierte en la propietaria del inmueble a cambio de condonar la deuda. Además, el antiguo propietario podrá permanecer por un plazo de dos años en la misma; pagando un alquiler por el servicio.

La dación de pago afectará única y exclusivamente a las viviendas de los segmentos más bajos, ya que para que se nos perdone la hipoteca a cambio de pagar el piso, el valor de la misma no deberá de ser superior a:

  • 200.000 euros en localidades de más de un millón de habitantes.
  • 180.000 euros para ciudades de más de medio millón de habitantes o integradas en áreas metropolitanas de más de un millón
  • 150.000 euros, para ciudades de más de cien mil habitantes
  • 120.000 euros en localidades de menos de cien mil habitantes

Además se añaden limitaciones a los intereses de demora, que no podrán ser superiores al 2,5%. Es decir, se limita al banco lo que puede hacer y se estructura un proceso para limitar el drama que supone no poder pagar la hipoteca.

Más información | BOE

Otras historias interesantes