BLOCKCHAIN 10 sep 2019

Cómo ‘blockchain’ puede cambiar la forma en que votamos

Communications 

La transformación digital es imparable. Procesos de todo tipo están migrando a ecosistemas digitales para ser más efectivos. Los procesos electorales ya se han fijado en nuevas tecnologías como el 'blockchain' para hacer más transparente la forma en la que votamos.

Las votaciones, un proceso de toma de decisiones sobre los intereses de la sociedad, ha existido durante más de 2000 años. Hace algunos siglos las decisiones las tomaban únicamente un grupo reducido de personas. Lo hacían, por ejemplo, a mano alzada. A medida que la población creció en número y los derechos se ampliaron, se pudo votar y la gente se involucró en las cuestiones que afectan a las sociedades.

BLOCKCHAIN

¿Puede ‘blockchain’ cambiar la forma en que compramos casas?

Sectores como el inmobiliario y el bancario se han abierto a la tecnología de la cadena de bloques gracias a la transparencia y la inmutabilidad que pueden aportar los ‘smart contracts’, aunque aún existen muchos retos por resolver.

La tecnología modificó la forma de votar: de procesos a mano alzada se pasó a la impresión de papeletas y el anonimato se convirtió en algo sustancial. Asimismo, los recuentos de votos se hicieron de forma más rápida y transparente. Aun así, ¿puede mejorarse la forma en la que votamos en el siglo XXI? Nuevas tecnologías como el ‘blockchain’ pueden ser la respuesta.

Gracias a la tecnología de la cadena de bloques se pueden mejorar procesos públicos en los que la intervención humana es decisiva, como las elecciones o la adjudicación de concursos públicos. Es cierto que el sector financiero sigue siendo el que más utiliza esta tecnología y concentra el 60% de la inversión. Que no es poca. Para 2023 se estima que alcanzará los 23.300 millones de dólares, según datos de Statista.com.

Al usar 'blockchain', cualquier documento queda registrado y es inmutable. Es ideal a la hora de realizar contratación pública, registro de propiedad de tierras o seguimiento de recursos públicos.  También en los procesos electorales, porque ayudaría a generar confianza entre los ciudadanos”, señala Mauricio Tovar, director de la Fundación Blockchain Colombia y responsable de un proyecto piloto de elecciones estudiantiles en Bogotá con 'blockchain'.

“El escenario ideal de un proceso electoral futuro con 'blockchain' es que todo esté registrado, desde la identidad digital del votante hasta el conteo de votos"

Esta tecnología de cadena de bloques utiliza herramientas criptográficas para asegurar la seguridad de los datos que maneja. Solo el remitente y el destinatario conocen el contenido de la operación en una red totalmente descentralizada. Algunos de los beneficios que puede traer son:

BLOCKCHAIN

Expertos colombianos analizan el potencial de 'blockchain' en el país

La tecnología 'blockchain' llegó para eliminar procesos superfluos y facilitar la ejecución de proyectos de una manera transparente. Diferentes expertos analizaron su potencial y principales desafíos en el marco del Open Talks Bogotá 2019.

“El escenario ideal de un proceso electoral futuro con 'blockchain' es que todo esté registrado, desde la identidad digital del votante hasta el conteo de votos. Este punto es importante, porque gracias a esta identidad digital se evitaría la suplantación del votante. Nadie podría reemplazarte en internet y votar por ti” señala Tovar.

El proceso comenzaría con el registro del ciudadano en una plataforma con una clave personal. En la plataforma se emitiría el voto / elección del candidato en un plazo asignado.  Al emitir el voto, éste queda registrado y es inmutable.

Una prueba en elecciones estudiantiles

En marzo de 2018, la Alta Consejería TIC de la Alcaldía Mayor de Bogotá y el ViveLab Bogotá de la Universidad Nacional realizaron una prueba piloto de votación a través de 'blockchain' en la capital colombiana. Unos 4.500 alumnos de tres colegios distritales de Bogotá eligieron a sus líderes entre los estudiantes a través de una votación realizada con tecnología.

Los chicos y chicas se sentaron delante de un ordenador e introdujeron un código único que les identificaba. A la hora de votar eligieron su voto entre cinco fotografías de los candidatos que se presentaban. El proceso se pudo llevar a cabo gracias a un contrato inteligente que ejecuta un software siempre que los participantes en la votación cumplan una serie de requisitos establecidos previamente.

“Fue un proceso rápido y los propios colegios nos han dicho que les gustaría repetirlo porque significó un gran ahorro de papel y de tiempo”, señala Tovar, uno de los responsables encargados de la votación.

Configuración de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web, ofrecer una mejor funcionalidad y personalización así como para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Consulta la Política de Cookies aquí para más información. Al pulsar en “Aceptar”, permites que todas las cookies se guarden en tu terminal.