Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cuentas 09 ago 2016

¿Cómo cancelar una cuenta bancaria o tarjeta de crédito?

Cancelar una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito es un proceso normalmente sencillo, rápido y gratuito, aunque depende, eso sí, del tipo de cuenta y la entidad bancaria. En cualquier caso, es importante cerciorarse de que se ha seguido el procedimiento correcto para evitar gastos inesperados.

¿Cómo cancelar una cuenta bancaria?

En primer lugar, es necesario asegurarse de que la cuenta puede cerrarse sin problemas. En ocasiones, especialmente cuando la entidad ha ofrecido algún beneficio financiero o regalo material, se debe respetar un periodo de permanencia que, en caso de ser incumplido, tendrá penalizaciones. Además, determinados compromisos pendientes (recibos domiciliados como el IBI, cuotas por pagar…) podrían impedir también el cierre de la cuenta. Así, es recomendable ponerse en contacto con la oficina donde se contrató el producto para saber si es viable el cierre de la cuenta y cuáles son los pasos a seguir. En algunas entidades bastará con enviar un escrito; en otras, se deberá rellenar un formulario que ellos mismos proporcionan.

Evidentemente, antes de dar de baja la cuenta, el cliente deberá eliminar todos los medios de pago asociados a la misma. Por ese motivo, muchas entidades solicitan a los interesados que acudan personalmente a la sucursal para entregar libretas, talonarios, tarjetas, etc. En el caso de que, por ejemplo, existiera algún cheque pendiente de pago, habría que esperar 30 días desde la emisión del último cheque o realizar el pago en efectivo. Aunque la entidad no penaliza por cancelar una cuenta bancaria, a veces hay que asumir gastos de gestión o una parte proporcional del coste de mantenimiento de la cuenta.

Cuando es seguro que se puede cerrar la cuenta, el titular o los titulares deben firmar la cancelación de la cuenta presentando sus respectivos DNIs. Si uno de los titulares hubiera fallecido, serán los herederos legales los que realicen este trámite, presentando el certificado de defunción, la adjudicación de la herencia y una declaración de los herederos. Para finalizar, es recomendable solicitar un comprobante donde conste la cancelación de la cuenta por si fuese necesario hacer alguna reclamación posterior.

¿Y si quiere dar de baja una tarjeta de crédito?

Si lo que quiere es deshacerse de la tarjeta de crédito, no basta con cortarla en dos con una tijera. Una vez que el cliente se encuentre totalmente decidido a prescindir de ella, es necesario comunicarlo a la entidad, ya sea por teléfono, por escrito o por cualquier otro medio que conste en el contrato.

Para llevar a cabo la cancelación no puede haber ningún cargo a favor o en contra. La operación termina cuando se entrega la tarjeta cancelada en la sucursal (salvo que se de por perdida). De esta forma y siempre y cuando no existan adeudos pendientes, el contrato se dará por finalizado al día siguiente de haber realizado el trámite.

Otras historias interesantes